TÚ TAMBIÉN PUEDES ADELGAZAR

La única regla que ha seguido en su dieta para perder 45 kilos de peso

Siempre has querido ponerte en serio a hacer un régimen para perder peso y nunca has encontrado una razón para ponerlo en práctica. El ejemplo de superación de este policía puede que te ayude

Foto: Foto: Matt Galit.
Foto: Matt Galit.

¿Tienes un sueño que quieres conseguir y hay algo que te lo impide? Tranquilo, con esfuerzo y perseverancia todo puede pasar. Es lo que le pasó a Matthew Galit, un policía de 34 años de California. Desde muy pequeñito quiso formar parte del cuerpo y hasta que no lo consiguió nunca paró de intentarlo.

Viajar mucho y llevar una vida bastante sedentaria provocó que tuviera poco tiempo para concentrarse en sí mismo, en su salud o en su nutrición. Como resultado, aceptó el constante aumento de peso como una consecuencia inevitable y se conformó con su cada día peor estado de salud.

"Antes de cambiar mi estilo de vida fui estudiante en la universidad a tiempo completo mientras trabajaba. Cumplía mi jornada laboral por el día e iba a clase por la noche. Cuando llegaba a casa tarde no tenía ni un minuto para preparar las comidas, así que salía a cualquier sitio para coger algo rápido. Cerca tenía varias cadenas de hamburguesas y pizzerías que abrían 24 horas. Y en eso se basaba mi alimentación", asegura a 'Men's Health'.

Abandonarse a uno mismo

Este tipo de comportamiento le condujo a pesar hasta 136 kilos con solo 26 años. Sin embargo, en febrero de 2011, alcanzó un punto de inflexión cuando simplemente se inclinó para atarse los zapatos. "Me puse de pie y me di cuenta de que no podía respirar, estaba sin aliento. Me sentí tan terriblemente avergonzado porque una tarea tan fácil me costara tanto físicamente que supe que desde ese momento debía hacer algunos cambios serios", explica.

El ingrediente principal para cualquiera que intente ponerse en forma y estar sano es sentirse bien con uno mismo

Más allá de solo querer estar y llevar una vida saludable, Galit siempre tuvo otro objetivo en mente: ser oficial de policía, pero ese sueño no había podido cumplirse y lo había dejado en un segundo plano siempre porque jamás pasaría el examen físico. Para ponerse en el buen camino, empezó un régimen creando una regla simple que no podía romper nunca. "Me dije a mí mismo que no comería en ningún sitio en el que pusiera 'para llevar", afirma.

Eso le obligó a replantearse inmediatamente cada plano, incluso si salía a fuera con amigos. "Tenía que ser mucho más disciplinado con lo que estaba ingiriendo cuando iba con ellos. No quería volver a mis malos hábitos", comenta. Además, descargó una aplicación para tener asistencia nutricional que utilizó para rastrear calorías y permanecer en un déficit para adelgazar. También apuntó las grasas, los carbohidratos y las proteínas para asegurarse de que se mantuviera dentro de un rango saludable mientras perdía peso.

Rápidos resultados

En tan solo cuatro semanas comenzó a ver resultados. Más allá de la pérdida de peso también se dio cuenta de que tenía más energía, en el trabajo y en el resto de su vida. Algunos días después comenzó también una rutina deportiva que consistía en una sesión de cardio y otra de levantamiento de pesas durante varios días semanales.

Tuvo sus días malos (incluyendo retomar varios malos hábitos como comer cosas que no debía o renunciar a algunas sesiones de ejercicio), pero en general se mantuvo en el buen camino siendo honesto consigo mismo y recordando cuál era su objetivo de algún día alcanzar ese puesto que tanto quería. "Tuve que hacer verdaderos sacrificios para llegar allí y convertir algunas cosas en hábitos. Para superar los obstáculos debía saber que habría situaciones que me harían romper las reglas y tendría que ser fuerte", comenta.

La única regla que se puso Matt para adelgazar fue que no comería en ningún restaurante o bar en el que pusiera "para llevar"

Finalmente ha perdido 45 kilos, pero señaló que todo esto no solo se trataba de adelgazar sino de salud y bienestar general. "Alcanzar mi peso fue genial. Además, solía sufrir apnea del sueño y debía dormir con una máquina para poder respirar de noche. Cuando me deshice de esos kilos toda aquella condición desapareció y ya no necesité nada para descansar.

Cumplir sueños

Después sucedió otra cosa: Galit aprobó su examen policial. "Tengo una sensación de satisfacción cada vez que me miro en el espejo o cuando me pongo el uniforme y me queda grande. Un estilo de vida saludable me ayudó a alcanzar mis metas personales y profesionales. Mentalmente gané mucha confianza en mí mismo. Eso me hizo llegar muy lejos porque puede afectar a cada faceta de tu vida ".

La idea de sentirse bien consigo mismo es lo que él piensa que es el verdadero ingrediente clave para cualquiera que intente ponerse en forma. "Recuerda siempre la razón. Cuando decides que quieres perder peso debes darte cuenta de que tienes que hacer algunos cambios importantes en tus hábitos diarios. Acepta el hecho de que vivirás de una manera diferente y que es solo un viaje de ida", concluye.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios