Organización de Consumidores y Usuarios

Cómo dar el pecho: consejos científicos para madres que deciden amamantar a sus hijos

La asociación de consumidores deja una serie de consejos con base científica sobre cuál es la mejor manera de alimentar a los bebés en época de lactancia

Foto: Consejos para amamantar a tu bebé. (Foto: Unsplash)
Consejos para amamantar a tu bebé. (Foto: Unsplash)

Alimentar a los bebés en la época de lactancia es una tarea que depende mucho de cada cual, puesto que cada madre y su pequeño son diferentes y tienen unas costumbres distintas. Sin embargo, la OCU ha publicado una serie de consejos para amamantar, ya que consideran que, aunque no hay un patrón establecido, si que existen una serie de recomendaciones con base científica que pueden ayudar a favorecer la alimentación del bebé.

Así, advierten como paso previo que, de optar por la lactancia materna, es importante saber que es una actividad que supone una dedicación casi total en lo que a tiempo se refiere, sobretodo durante las primeras semanas, por lo que es importante delegar todas las demás actividades para concentrarse exclusivamente en ello. Aparte de esto, lo recomendable es preguntar a una matrona o incluso a los grupos de apoyo específicos en la materia en caso de cualquier tipo de duda que se tenga.

Evitar el biberón y el chupete

Si finalmente la madre ha tomado la decisión de dar de mamar al bebé, es importante que no le de en primera instancia ni biberones ni chupetes, puesto que la forma de obtener el líquido de las tetinas de estos no es igual que la del pecho. En el cuerpo de la madre el pequeño o pequeña presiona con la lengua para exprimir los conductos mamarios e hincha los carrillos al salir la leche, mientras que en los biberones y los chupetes succiona con los labios y hunde los carrillos. Además es recomendable empezar a amamantarlo con el pecho lo antes posible, si pudiera ser en la primera hora desde que nace el bebé, dejando que este coma cuanto y cuando quiera, sin forzarlo a que lo haga, y siempre lo que le apetezca.

Sentarse o tumbarse

Amamantar es una tarea que puede llevar un tiempo, por lo que la toma debe hacerse de la manera más cómoda posible, ya sea tumbada o sentada, si bien, hay que tener una serie de aspectos en cuenta, tanto en la posición del bebé como de la madre.

Si se da de mamar sentada, lo ideal es usar una silla no demasiado alta y sin reposabrazos, mantener la espalda erguida y las rodillas en una posición más alta que la cintura, mientras que el bebé debe de sostenerse de cara a la madre, la organización recomienda que los ombligos estén uno enfrente del otro. Si se opta por dar la toma tumbada, ha de hacerse de lado, y la posición del bebé debe ser la misma que sentada.

El bebé es el que se debe acercar

El pequeño o la pequeña debe ser el que se acerque al pecho y no al revés, pero hay que intentar facilitarle la tarea. Para ello, lo mejor es rozar el pezón con los labios del bebé para que le resulte más sencillo encontrarlo.

En cuanto al niño, lo ideal es que abarque la areola completa o casi completamente, con la boca bien abierta y el labio de abajo doblado hacia fuera, ya que para la extracción este pondrá su lengua por debajo del pezón y hará fuerza con ella y con la mandíbula.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios