Realidades del síndrome postvacacional

Descubre qué significa el temor a la vuelta al trabajo tras las vacaciones de verano

El regreso al trabajo es uno de los momentos más duros de los empleados tras las vacaciones, puesto que, en ocasiones, entraña temores ocultos que se han de superar

Foto: Es bastante común sentirse triste al volver de vacaciones
Es bastante común sentirse triste al volver de vacaciones

En cada uno de los trabajos, durante las jornadas laborales que se realizan a lo largo del año, se generan unos días de ocio que todos los trabajadores tienen derecho a disfrutar. Sin embargo, durante el descanso es habitual que en algún momento dado todos los empleados se acaben sintiendo tristes al ver que sus vacaciones, ya sean por días libres, asuntos personales o vacaciones propiamente dichas están a punto de acabarse. No obstante, esta tristeza se traduce, en ocasiones, en un miedo intenso que deriva en preguntarse si el trabajo es realmente el problema.

Estas preguntas, que nacen a raíz de un miedo incontrolable, cuentan con diferentes respuestas posibles, en las cuales se determinará si los problemas son de transición y, por tanto, habituales o si, por la contra, podrían indicar la necesidad de un cambio de puesto de trabajo para mejorar las condiciones de salud de la persona afectada.

¿Cuánto duró el descanso?

Cuanto más tiempo se esté alejado del trabajo, más normal es sentirse molesto a la hora de regresar. Esto se debe a que todos los humanos buscan obtener la mayor comodidad dentro de lo conocido, por lo que tener una rutina de estar fuera del puesto de trabajo se convierte en una normalidad apetecible para todo el mundo, incluso en el caso de que este descanso fuese motivado por una razón desagradable, como una enfermedad o una pérdida. Sin embargo, en el caso de que los descansos sean inferiores a una semana, tener un temor importante puede indicar que realmente se necesita más tiempo libre, algo que se ve incrementado si también se muestran signos de agotamiento.

¿Cada cuánto se teme regresar?

En el caso de que los sentimientos de temor ocurran una o dos veces por año, al regreso de las vacaciones, no es alarmante, puesto que todo el mundo necesita descansos y, del mismo modo, es habitual sentirse inquieto cuando finalizan. Esta situación no es similar a la que se da si el temor ocurre cada vez que un fin de semana llega a su fin, dado que esto se debería de plantear como un cambio de ritmo, no como un escape total del trabajo, por lo que si que sería recomendable plantearse otras opciones.

¿Cuánto se tarda en desconectar?

Uno de los signos más evidentes que existen para detectar el estrés laboral pasa por saber cuanto tiempo lleva desconectarse realmente del trabajo al estar de vacaciones. En la inmensa mayoría de los casos, con uno o dos días es suficiente para desconectar del ritmo, con independencia del tipo de empleo que se desempeñe. Por la contra, si se pasa la mayor parte de las vacaciones pensando o compartiendo preocupaciones o inquietudes acerca del puesto de trabajo o consultando el correo electrónico, puede ser momento de tomar nota y buscar alternativas.

¿Cuándo empieza la infelicidad?

Sentirse melancólico en el último o últimos días de vacaciones es normal, puesto que estas jornadas están llegando a su fin y se ha de retomar la rutina del trabajo. Sin embargo, anticipar este sentimiento durante días o semanas no es ni habitual ni recomendable. En otras palabras, si una persona se está pasando la mayor parte de su fin de semana deprimido pensando en la semana laboral que le espera por delante, en lugar de disfrutar del fin de semana en sí, la realidad es que la situación es preocupante.

¿Cuál es la fuente del temor?

Existen dos categorías principales que pueden hacer que un empleado no quiera estar en su puesto de trabajo, siendo, por una banda, la falta de algo positivo como no ser lo suficientemente desafiante, significativo o no ser el trabajo deseado. Otro de los supuestos es que haya algo demasiado negativo por lo que no se quiera volver como suele ocurrir con la presión, problemas éticos, conflictos, ambiente tóxico... En ambos casos, tan solo con cambiar de puesto o de metodologías de trabajo se puede solucionar el problema, no obstante, en el caso de persistir, tal vez sea momento de explorar un cambio profesional.

¿Cuánto tarda en reincorporarse?

Una vez se haya regresado de vacaciones se ha de plantear cuanto tiempo tarda realmente en reincorporarse y dejar atrás los pensamientos negativos. Si bien es cierto que cabe reseñar que después de vivir grandes cambios en la vida, como nacimientos, fallecimientos o matrimonios, el proceso es más lento, lo normal es recuperar el hábito de trabajo en uno o dos días. Más allá de este tiempo, si el sentimiento de negatividad persiste, es hora de investigar otras opciones laborales.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios