PARA TE CURES PRONTO

Remedios caseros para el dolor de garganta que no conoces y que funcionan

Algunas soluciones solo enmascaran el dolor, pero otras pueden ayudarte a eliminar por completo esta afección tan molesta. Pon atención a cómo solucionarlo

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Los síntomas del dolor de garganta son muy claros, aunque pueden ser 'ásperos'. Tu saliva desciende como papel de lija, cada tos puede ser bastante molesta y lo único en lo que puedes pensar es que desaparezca ese nudo que hay cerca de tu nuez y que no te deja vivir en paz.

Para aliviar este sufrimiento debes comprender en primer lugar cuál es el causante: el aire acondicionado, el tabaco, el reflujo de tu estómago, alguna infección viral como la gripe o el resfriado, algunas bacterias indeseadas como el estreptococo...

"En general, un virus está acompañado de otros síntomas como dolores musculares y fatiga", explica Chester Griffiths, otorrinolaringólogo del Centro de Salud Providence Saint John en Santa Mónica, California, a 'Prevention'. Si fuera una infección bacteriana, la dolencia estaría más enfocada en la garganta y sería bastante intensa. Además, también padecerías fiebre. "La exposición al humo, la inhalación de aire seco y el reflujo se siente de forma diferentes", explica Jason Abramowitz, médico y alergólogo.

La buena noticia: beber té tibio y chupar pastillas para la tos o de zinc pueden calmar la irritación e inflamación de la garganta que tanta agonía te causa dice Brett Comer, cirujano de la Universidad de Kentuky. Aun así, algunos de tus remedios caseros favoritos pueden estar enmascarando el dolor, pero no resolviéndolo. Si realmente deseas deshacerte de él, pon atención.

Gárgaras y frío

El agua salada es un excelente remedio casero para el dolor de garganta, ya que puede reducir la hinchazón y calmar la inflamación y la irritación. "Disuelve de 1/4 a 1/2 cucharadita de sal en una taza y haz gárgaras cada hora o dos", aconseja Mia Finkelston, médico familia. Si bien es posible que hayas escuchado que hacerlas con vinagre de sidra de manzana tiene un efecto similar, probablemente deberías evitar esta táctica.

Evita los refrescos, los alimentos fritos o las naranjas y los limones. Además, deja de comer una hora antes de acostarte

"No hay duda de que este producto tiene propiedades antibacterianas y posiblemente antifúngicas en estudios de laboratorio, pero se desconoce si esto se traduce o no en ayuda para el dolor de garganta viral o bacteriano", explica. "Además, su uso prolongado con el esmalte dental presenta problemas importantes por el ácido", añade.

¿Creías que beberte algo calentito mejoraría tus dolores? Estás totalmente equivocado: debes beber cosas frías. ¿Qué haces cuando se te hincha un tobillo? Le pones hielo,¿no? Pues aquí igual. Los helados pueden adormecer la zona y calmar la inflamación. Si te cansas de tomar agua helada, puedes comerte un polo, pero evita los sabores cítricos porque podrían desencadenar en reflujo ácido y a la vez empeorar los síntomas.

Cepillo de dientes y vapor

Lo creas o no, este utensilio puede estar perpetuando o incluso causando tu dolor de garganta. Las bacterias se acumulan en las cerdas y cualquier lesión en las encías durante el cepillado inyecta estos gérmenes en su sistema. Tan pronto como empieces a sentirte mal, deséchalo. A menudo eso es suficiente para detener la enfermedad. Si te pones malo reemplázalo cuando comiences a sentirte mejor y al estar completamente bien. Eso te impedirá reinfectarte.

Un cepillo con pasta de dientes. (Pixabay)
Un cepillo con pasta de dientes. (Pixabay)

Combatir el aire seco también está en tu mano. Puedes comprar un humidificador o darte una ducha de vapor. Estos remedios devolverán la humedad al ambiente aliviando cualquier molestia. "Las membranas mucosas de la nariz y la garganta aman esta característica que ayuda a las cuerdas vocales a calmarse y disminuir la hinchazón", asegura Abramowitz.

Alimentación

Omite cualquier alimento ácido. El reflujo, que ocurre cuando los ácidos producidos por el estómago llegan a la garganta, es una causa común de dolor de garganta. Eso significa que cualquier cosa que haga para avivarlo podría empeorarlo. Por esa razón, Finkelston recomienda evitar los refrescos, los fritos o las naranjas y los limones. Además, deja de comer una hora antes de acostarte.

El agua salada es un excelente remedio casero para el dolor de garganta, ya que puede reducir la hinchazón y calmar la inflamación y la irritación

Beber tés de hierbas puede ser muy beneficioso. La cúrcuma es la especia que definitivamente deberías añadir a tu dieta. Si bien muchos estudios aseguran que tiene potencial para prevenir el cáncer o las enfermedades cerebrales (aunque se requiere investigar más), sus poderes antiinflamatorios están comprobados y pueden ayudar a eliminar el dolor. Puedes hacer gárgaras también con tu vaso de agua y sal.

También prueba otras infusiones si prefieres otro sabor. "Tienen un efecto inmune positivo y ayudan a nuestro cuerpo a combatir las infecciones", explica Abramowitz. Recomienda elegir un té con equinácea: se ha demostrado que ayuda a estimular su sistema inmunológico.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios