UN GOLPE DE (MALA) SUERTE

Ganó la lotería con 16 y ahora afirma que los jóvenes deberían tener prohibido jugar

Era muy pequeña cuando se embolsó casi dos millones de libras. Años después aconseja a los menores que no participen en los sorteos si no quieren echar su vida a perder

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Con 16 años se convirtió en la ganadora más joven de la lotería británica. A Callie Rogers le tocaron 1,8 millones de libras (más de dos de euros), pero su vida cambió completamente tras derrocharlo y perderlo todo. "Fue lo mejor que me podía pasar. Aquella suma me dio más disgustos que alegrías", afirma a 'Mirror".

La joven está pidiendo al gobierno que aumente la edad legal de los jugadores a 18 porque con los años de ha dado cuenta de que haber añadido tantos ceros a su cuenta bancaria inesperadamente provocó que su vida fuera un completo infierno.

"Era demasiado joven para manejar la presión", asegura. Han pasado 16 años desde aquel momento. Es madre de tres hijos y afirma que "es más feliz que nunca ganando unos 13.000 euros anuales (menos de 800 euros al mes si descontamos el I.R.P.F. y la S.S.) y viviendo en una casa pequeña alquilada". "Aquella época fue horrible, la gente se aprovechó de mí, sufrí abusos y algunas mujeres celosas me pegaron", añade.

¿En qué se lo gastó?

"De un día para otro pasé de ser una niña despreocupada a una adulta. Todavía continúo arrastrando todos esos años. Incluso cuando voy a entrevistas de trabajo sigo pensando en ello. Sufro ansiedad cuando conozco a gente o parejas nuevas porque me viene a la cabeza lo que sus familias pensarán. Todavía me juzgan por lo que fui", comenta.

Estoy contenta con que mis hijos crezcan conociendo el valor de las cosas. Si quieren algo caro saben que solo puede ser en su cumpleaños

Rogers cree que muchos amigos falsos explotaron su ingenuidad pidiéndole préstamos que jamás le devolvieron. "Pensé que eran personas especiales y yo solo quise ayudar, pero nunca he vuelto a ver ni un centavo de lo que les dejé. Fui una crédula", asegura. Pero no todo fue por los demás, los caprichos y una relación tóxica fueron los verdaderos motivos de su quiebra.

A pesar de haber tenido un amplio apoyo financiero durante años con asesoramiento legal, la joven llegó a gastar unos 20.000€ en unas prótesis mamarias (porque quería ganar confianza con ella misma) o más de 260.000€ en cocaína con su expareja. Aunque ahora lo niega, en una entrevista anterior aseguró que se vio obligada a llevar una vida en la que solo reinaba la fiesta y los excesos. "De repente era una estrella local y cuando la gente se acercaba a mí como si me conociera sentía la presión de invitarles a algo", confiesa.

Menos es más

"El dinero no da la felicidad y con lo justo se puede vivir perfectamente. Hay que aprender a valorar las cosas", explica. Parece que lo ha perdido todo, pero esta mujer compró una casa hace unos años (donde vive su exnovio) como inversión para sus hijos. Además, adquirió otra para sus abuelos y en un futuro podrá disponer de ella.

La joven gastó unos 20.000€ en unas prótesis mamarias (para verse mejor) y más de 260.000€ en cocaína con su expareja

La vida le ha cambiado y ha dado muchas vueltas, pero esta mujer afirma que prefiere las cosas así. "Voy a la compra como alguien normal, vamos de vacaciones, pedimos comida para llevar... No son cosas alocadas y me permiten desarrollar la educación de mis hijos de forma normal. Ellos también se han adaptado a esta nueva situación. Si quieren algo caro saben que solo puede ser en su cumpleaños o en Navidad. Estoy contenta con que crezcan conociendo el valor de las cosas y por eso creo que el gobierno debería subir la edad para participar en el sorteo de la lotería a 18 años", concluye.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios