REPARTIENDO CURRICULUMS EN UN SEMÁFORO

La forma más peculiar (y efectiva) de encontrar trabajo

En paro y acuciado por su situación económica, este padre de Arizona ideó una peculiar táctica para encontrar trabajo. Y le salió bien

Foto: Patrick Hoagland, en un semáforo de Phoenix, entregando su CV. (Foto: Twitter)
Patrick Hoagland, en un semáforo de Phoenix, entregando su CV. (Foto: Twitter)

¿Cansado de navegar durante todo el día por Linkedin o Infojobs? ¿Nadie te llama a pesar de que has mandado cientos de curriculums? Pues quizás debas imitar la estrategia que ha llevado a cabo Patrick Hoagland. A él le funcionó.

Patrick Hoagland, un hombre de 30 años de Phoenix (Arizona, Estados Unidos), fue despedido el mes pasado de la compañía de reciclaje de metal en la que ejercía como operador de montacargas.

Necesitado del dinero, comenzó, como hacemos todos, a mandar curriculums a través de diversas páginas de internet e incluso hizo entrega de los mismos personalmente en las sedes de diversas empresas. No obtuvo resultados.

Historia de inspiración

Agobiado por la situación, decidió darle un nuevo enfoque a su estrategia de búsqueda de empleo y se plantó junto a un semáforo de una de las calles de Phoenix “armado” con un letrero que decía "Por favor, tome un CV. Despedido, en busca de trabajo” y una carpeta llena de curriculums.

“Al principio me reí y pensé que era una tontería, pero seguí pensando en eso y me dije ‘por qué no’; ¡Hay millones de personas en Phoenix dando vueltas, alguien podría contratarme. Así que imprimí un montón de currículums y salí a la calle”, declaró Hoagland a la radio 98Rock.

La suerte la tuvo al cruzarse con Melissa Digianfilippo, una emprendedora y presidenta de la agencia de relaciones públicas y márketing Serendipit. Ella vio el cartel mientras conducía y cogió uno de sus currículums, pero no pudo pararse a hablar con él porque el semáforo se puso en verde.

No obstante, a Digianfilippo la historia le conmovió y decidió compartirla en redes sociales para ver si podía ayudar al hombre, "Tengo una amplia red, pensé, así que publicaré la historia en las redes sociales y veré qué pasa y fue una locura. Explotó", señaló DiGianfilippo.

La ayuda de una emprendedora que compartió su historia en redes sociales, clave

Dos días después, Hoagland ya había recibido cientos de ofertas de trabajo. "Recibí ofertas de empresas que no te contratarían si no tenías experiencia, pero como vieron mi determinación, me ofrecieron un puesto sin hacerme siquiera una entrevista", afirmó.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios