NO TE LO ESPERAS

Por qué caminas a diario y no adelgazas: la razón principal

Sí, ayuda a perder peso. Una caminata rápida puede llegar a consumir 400 calorías por hora, pero hay cosas que no estás hadiendo bien, ¿quieres saber qué?

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Ya te hemos contado en varias ocasiones que caminar todos los días es una buena forma de quemar calorías y perder peso. No lo decimos nosotros, lo confirman numerosos estudios universitarios a nivel mundial. ¿Nos has hecho caso y todavía no has conseguido adelgazar nada? Es muy posible que estés comentiendo una serie de errores imperdonables.

Según varios expertos en la materia, andar todos los días de 30 a 45 minutos solo aporta ventajas. Empezamos a deshacernos de los lípidos a partir de los 20 y contribuye a la formación de la musculatura y la aceleración del metabolismo. Pero también es bueno para el corazón, para el estado de ánimo, para los huesos, para aumentar la potencia muscular y para luchar contra la diabetes tipo 2. ¿Por qué tú no sientes esos beneficios?

Algo estás haciendo mal, eso lo tienes claro, pero ¿qué es? Muchos entrenadores personales y nutricionistas afirman que lo más importante de todo es la alimentación. Así que para que esas caminatas funcionen como deberían, lo principal es que comas bien. "Tendemos a sobrestimar la cantidad de calorías que quemamos durante un entrenamiento y las que ingerimos. Cuando consumimos más de las que quemamos, no se adelgaza", asegura Sarah Rueven, nutricionista.

¿En qué más te equivocas?

Si caminas a diario y no ves resultados lo más seguro es que no estés quemando las suficientes calorías para conseguir un déficit. Muchos expertos explican que hacerlo durante 30 minutos equivale a 3.000 a 5.000 pasos, según la velocidad que lleves. Jennifer Giamo, instructora explica que "por lo general, recomiendo que los clientes den 10.000 (alrededor de ocho kilómetros), pero si es posible, ¡siempre es mejor! Apuntar a 12.000 es perfecto".

Andar todos los días de 30 a 45 minutos solo aporta ventajas. A partir de los 20 nos deshacemos de la grasa y se acelera el metabolismo

La American Heart Association (AHA) recomienda 30 minutos de actividad cardiovascular de intensidad moderada (50 a 60% de tu frecuencia cardíaca máxima) cinco veces a la semana para tener un corazón sano. "Si no estás obteniendo un ritmo cardíaco de por lo menos hasta el 70% mientras caminas es posible que no veas que la báscula baje mucho", asegura la experta. Eso significa que debes hacerlo enérgicamente y no perder el tiempo mientras escribes en tu teléfono. Si estás en una cinta de correr, trata de andar a una velocidad de 5 km/h o más y aumenta la pendiente.

"Nuestros cuerpos también se adaptarán rápidamente al estrés al que le sometamos. Necesitamos cambiar las variables para obtener la misma cantidad de quema de calorías en nuestras caminatas", explica Giamo. "Si haces lo mismo cada día, tu organismo se ajustará y ya no quemarás tanto. Luego tendrás que aumentar la velocidad o ponerle más ganas", añade.

¿Cuánto es suficiente?

Si te estancas intenta incorporar otros tipos de ejercicio. Además de caminar entre 8.000 y 12.000 pasos, Rueven aconseja a sus clientes que incluyan de dos a tres entrenamientos de fuerza por semana. Y obtendrás mejores resultados si incluyes HIIT tres veces semanales porque implementan tanto cardiovascular como de fuerza, dice la instructora Hannah Viva. "El cuerpo está formando músculo, lo que a su vez conduce a perder grasa", comenta.

Si no ves resultados al caminar diariamente incluye otros tipos de ejercicios, puede que caminar no sea suficiente y puedas intentar añadir carreras. Comienza con dos días no consecutivos a la semana durante 20-30 minutos. Puedes aumentarlo gradualmente hasta tres veces por semana.

Más beneficios

Un par de trabajos de la Universidad de Exeter descubrieron que una caminata de 15 minutos puede reducir los antojos de chocolate e incluso evitar la cantidad que se ingiere del mismo en situaciones de estrés. Y las últimas investigaciones confirman que caminar puede disminuir los picoteos de bollería industrial.

Si caminas a diario y no ves resultados lo más seguro es que no estés quemando las suficientes calorías para conseguir el déficit necesario

"Sabemos que comer bocadillos o chocolate en el trabajo puede convertirse en un hábito sin sentido y puede llevar a un aumento de peso con el tiempo. A menudo sentimos que estos tentempiés nos dan un impulso de energía o nos ayudan a lidiar con el estrés de nuestros trabajos, incluido el aburrimiento. A las personas a menudo les resulta difícil reducir sus ‘antojos’, pero este estudio muestra que al caminar un poco pueden disminuir su consumo a la mitad”, ha declarado el investigador principal, el profesor Adrian Taylor.

Varios estudios han descubierto que caminar reduce el dolor relacionado con la artritis y que caminar entre ocho y nueve kilómetros por semana puede incluso prevenir dicha enfermedad. Caminar protege las articulaciones, especialmente las rodillas y las caderas, que son más susceptibles a la osteoartritis, al lubricarlas y fortalecer los músculos que las sostienen. De hecho, como aclara la Clínica Mayo, “hacer ejercicio en forma regular puede mejorar la fuerza y flexibilidad de aquellos que sufren artritis reumatoide".

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios