FINAL FELIZ A UNA HISTORIA DE PELÍCULA

Un perro aparece en mitad del desierto y encuentran a su dueño en un festival

Cuando lo encontraron no había nada alrededor en más de 200 kilómetros, por lo que no sabían cómo llegó hasta allí

Foto: El festival más remoto del mundo se celebra cada año en mitad del desierto (Foto: Facebook Big Red Bash)
El festival más remoto del mundo se celebra cada año en mitad del desierto (Foto: Facebook Big Red Bash)

Mal Mead y su mujer estaban de vacaciones en Australia. Se dirigía al Big Red Bash, el que se autodenomina el festival musical más remoto del mundo, que se celebra cada año en el centro del continente, en mitad del desierto. Pero la sorpresa que se llevaron fue mayúscula: cuando acamparon en mitad de la nada recibieron la visita de una perra solitaria.

Los Mead no se podían creer que ese animal pudiera estar ahí: no hay nada en más de 200 kilómetros a la redonda y, sin embargo, parecía en buen estado. Aseguran a ABC Australia que "es muy amable y está bien cuidada, pero lo que estaba haciendo allí en el desierto no lo sabemos". Decidieron ponerle Birdy en honor al lugar al que se dirigían, Birdsville.

Cuando por fin llegaron al festival, Mal Mead se encontró con Dan, un periodista que cubría el festival. Ambos estaban haciendo yoga en una de las dunas y le contó la historia de Birdy. A la hora de su programa, Dan relató la historia del perro, que se hizo famoso entre los asistentes a esta peculiar reunión musical. Y una de las personas que escuchó el programa, fue la clave.

¿Cómo llegó hasta allí?

Shannon Bell, una de las trabajadoras del festival, era la dueña del perro: "Fue un amigo mío quien me envió un mensaje: había escuchado el programa y dijeron que alguien había recogido un perro en la pista de Birdsville, y que era el perro más amigable de Australia. Estaba bastante seguro de que era Pip porque no creo que muchos perros se pierdan donde ella se perdió".

Se cayó de la camioneta de su dueña y ya no pudo dar con ella, aunque la buscó con un helicóptero

La pista de Birdsville es un camino de tierra de más de 500 kilómetros que atraviesa tres desiertos en el centro de Australia. Pip, el verdadero nombre de esta perra, había acompañado a su dueña en su camioneta, pero se debió de quedar dormida y en uno de los baches del camino se debió caer, aunque su dueña no se dio cuenta hasta que llegó a su destino“.

Aquel mismo día regresó por el mismo camino y, al día siguiente, supervisó la zona en un helicóptero, pero no dieron con Pip. Así que cuando, finalmente, su amigo le envió una foto de la mascota, supo que la había encontrado: “Me fui a la ciudad a por ella y, tras dar varias vueltas, por fin encontré a los Mead y a Pip”.

Los Mead y Shannon quedaron para entregar a Pip y fue Mal Mead quien resumió todas las coincidencias que se tuvieron que producir para que la perra volviera a reunirse con su dueña: "Ella se cayó de tu camioneta y llegó no se sabe cómo a nuestra furgoneta; si no hubiera conocido a Dan haciendo yoga en la duna... la cantidad de cosas que han tenido que pasar para que Pip volviera a casa”.

Alma, Corazón, Vida
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios