CUIDA TU SALUD

Estos son los alimentos que los médicos siempre comen

Si alguien sabe verdaderamente qué es lo más saludable para comer son los doctores. Presta atención a cuáles son sus opciones para gozar de una vida sana

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

No necesitas una receta o una fórmula mágica para llevar una correcta alimentación, gracias a estos médicos. Dados sus años de experiencia, uno pensaría que los profesionales de la medicina saben qué comer exactamente para tener una vida feliz y saludable. Sin embargo, muchos podrían decir: "¡Son doctores, no nutricionistas!".

La mayoría de los médicos aprenden a ayudarte a solucionar problemas cuando has tomado los alimentos incorrectos, pero no a cómo funcionan en tu organismo. Afortunadamente, desde 'Eat this, not that', han elaborado una lista con algunas comidas que los especialistas en salud ingieren siempre. Si alguno te invita a comer, esto es lo que puedes encontrarte en el plato.

Si un experto rechazase consumir un alimento en particular, probablemente tú también deberías hacerlo. Una alimentación saludable es crucial para gozar de buena salud. ¿Qué debemos añadir a nuestra ingesta diaria si queremos evitar problemas a medio y largo plazo?. Pon atención.

Huevos

La yema del huevo es fuente de vitaminas A, B1 y B2. Además, contiene una gran cantidad de hierro. Las proteínas de la clara son principalmente albúminas (65% de las proteínas totales). La alergia a esta proteína y, por tanto, al huevo es la alergia infantil más común y suele desaparecer antes de los seis años de edad. Es una fuente de fósforo (25% de la cantidad diaria recomendada) esencial para almacenar y transportar energía a las células.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Aunque los huevos de gallina pueden tener diferentes tamaños y colores, sus propiedades nutricionales y sabor no varían. Sí lo hacen entre diferentes especies de aves; por ejemplo, los huevos de pato son más grasos y los de codorniz, menos energéticos. "Soy flexitariana, pero como fuente de proteínas elijo los huevos, son increíbles", asegura Rachel Goldman, psicóloga y profesora asistente clínica del Departamento de Psiquiatría de la Escuela de Medicina de la NYU.

Tofu

Es uno de los alimentos que más se conoce y que muchas personas suelen asociar con el vegetarianismo y el veganismo. Está compuesto por soja, una legumbre con un alto contenido en proteínas de alto valor biológico y fibra. Estas propiedades lo han convertido en uno de los ingredientes más recurrentes en multitud de recetas para sustituir a la carne… y por sus beneficios para la salud.

El aguacate es rico en numerosas vitaminas (entre ellas la E, la K y las del grupo B) y minerales (tiene más potasio que el plátano)

No es más que una cuajada de soja (que es lo que significa su nombre en japonés). Se prepara de una forma similar al queso, pero en su lugar se utiliza la leche de esta legumbre que se coagula, se condensa, se prensa y se mezcla con cloruro de magnesio para que acabe resultando un bloque de aspecto suave. Puede parecer que se trata de un alimento de moda, pero nada más lejos de la realidad.

En países asiáticos, el tofu se ha utilizado durante miles de años como parte de multitud de recetas y es común encontrarlo en Japón, China o Corea. Por sus características, es un alimento que por sí solo tiene sabor, pero que es capaz de absorber los sabores y aromas de otras especias e ingredientes. Esto y su suave y blanda textura similar a la de un queso fresco le dotan de una gran versatilidad para que pueda ser utilizado en multitud de recetas. Se emplea para acompañar sopas, como si fuera una carne en canelones, en postres… Sus usos son muy amplios. "Es una alternativa maravillosa a la carne basada en plantas", explica la experta.

Manzanas

Esta fruta tiene un alto contenido de pectina, una molécula que actúa como agente gelificante, lo que ayuda a controlar, aunque suene contradictorio, tanto la diarrea como el estreñimiento al añadir volumen a las heces y a la vez absorber líquido. Es rica en unos compuestos fitoquímicos (que solo se encuentran en plantas) llamados flavonoides. Estos son importantes por sus propiedades antioxidantes, antitrombóticas y se está estudiando si también anticancerígenas.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Al no tener mucho contenido nutricional o energético es un excelente saciante. "Es la mejor opción cuando tienes que elegir un snack con el que picar entre horas. Magnífico para la calmar el gusanillo", explica.

Salmón

Este pescado graso destaca por sus proteínas y sus ácidos grasos omega 3, que tan bien sientan al corazón y al cerebro. A esto se añade la vitamina D, con la que podemos fortalecer nuestros huesos. Sin embargo, esta doctora reconoce que comerlo todos los días podría ser difícil para la mayoría de personas, pero sí aconseja recurrir a él una vez a la semana para aprovechar sus beneficios.

Nueces

De ellas ensalza cualidades como los aceites, los polifenoles, las proteínas y la vitamina E. Este fruto seco es un dechado de virtudes a la luz de los resultados de numerosos estudios. En concreto, de una revisión de 26 ensayos clínicos de la Universidad de Harvard asegura que las dietas enriquecidas con nueces podrían ayudar a reducir de manera significativa el colesterol.

La mayoría de los médicos te ayudan a solucionar problemas cuando has tomado los alimentos incorrectos, pero no saben cómo funcionan

Otra investigación revela que puede disminuir los factores de riesgo del cáncer de colon. Lo cierto es que es tal el volumen de estudios que avalan sus beneficios que resulta imposible citar todos en este artículo. Joel Fuhrman, medíco famoso por la pérdida de peso, asegura que "son grasas saludables perfectas para tomar entre horas".

Aguacate

Esta fruta de moda es rica en numerosas vitaminas (entre ellas la E y las del grupo B) y minerales (tiene más potasio que el plátano), y 100 gramos de aguacate nos aportan el 27% de la fibra diaria que precisamos. A pesar de ser un alimento rico en pípidos, la mayor parte de ellos provienen del ácido oleico. Se trata de una grasa monoinsaturada que ayuda a reducir los niveles de colesterol de baja densidad (LDL), aumentar los de alta densidad (HDL) y rebajar la tensión arterial. Por estas razones, se presenta como un óptimo alimento para prevenir enfermedades cardiovasculares.

Además, provee el 25% de la cantidad diaria recomendada de vitamina K, un nutriente que juega un papel fundamental en la salud de nuestros huesos. "Aunque es muy bueno, es importante comerlo con moderación para obtener los beneficios adecuados", dice Goldman.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios