QUIEREN IGUALAR LAS CIFRAS

Por qué esta universidad pionera en ingeniería sólo contratará mujeres

Sólo el 16 por ciento de los catedráticos que imparten clase en la Universidad de Tecnología de Eindhoven son mujeres, una de las cifras más bajas de toda Europa

Foto: Una profesora universitaria, en plena explicación (Foto: Pixabay)
Una profesora universitaria, en plena explicación (Foto: Pixabay)

"Es claramente un paso radical, pero sentimos que era necesario ya que medidas más sutiles que hemos intentado en los últimos 10 años no han funcionado". Son palabras de Frank Baaijens, rector de la Universidad de Tecnología de Eindhoven, una de las más importantes de Europa en el campo de la ingeniería.

Desde el pasado 1 de julio, este centro universitario solo contratará a mujeres para sus puestos académicos, al menos durante los próximos 18 meses. Los hombres que quieran optar a los nuevos puestos tendrán que esperar seis meses: solamente en el caso de que en ese plazo de tiempo no aparezca ninguna mujer apta para cubrir una posición, podrán entrar en el proceso de selección.

La causa de esta drástica decisión la tiene el escaso número de mujeres que forman parte del profesorado del centro: sólo el 16 por ciento de las catedráticas son mujeres, tal y como informa la BBC, una de las cifras más bajas no sólo de Holanda, sino de toda Europa. Y eso que la universidad tiene una política por la que debe haber al menos dos mujeres entre el grupo de personas que selecciona a los candidatos.

Un sesgo inconsciente

Sin embargo, eso no es suficiente. Según el rector, el problema surge en el subconsciente: "Lo que ha quedado claro es que durante los procesos de selección y reclutamiento, todos nosotros tenemos un sesgo inconsciente que significa que gravitamos hacia candidatos masculinos. Esto hace más difícil a las mujeres empezar y desarrollar sus carreras académicas”.

La Universidad de Tecnología de Eindhoven, una de las más importantes de Europa
La Universidad de Tecnología de Eindhoven, una de las más importantes de Europa

Con esta medida, la universidad quiere aumentar la representación femenina entre el profesorado hasta alcanzar, al menos, el 20 por ciento en el año 2020 y llegar hasta el 30 por ciento en la siguiente década: "No es solo una cuestión de justicia, simplemente, no podemos permitirnos excluir a la mitad del potencial intelectual de nuestra población. Además, la ingeniería es una disciplina que es todo sobre inteligencia, sin importar el género".

No es un caso exclusivo de la Universidad de Tecnología de Eindhoven. La Universidad de Tecnología de Delft, también holandesa y que se encuentra entre las veinte mejores del mundo de su especialidad, lleva varios años dedicando 10 plazas anuales solo a mujeres.

Para medir ese 16 por ciento de profesorado femenino con las cifras globales de los países de la Unión Europea, hay que echar mano de las estadísticas de mujeres con Grado A, el que reconoce la Comisión Europea para la investigación. Así, el país con menos mujeres en esos puestos es Chipre, con solo el 13 por ciento, mientras en Rumanía alcanza el 54 por ciento.

La universidad quiere aumentar la representación femenina hasta alcanzar el 20 por ciento en 2020 y llegar hasta el 30 por ciento en la siguiente década

Además, el profesorado femenino en cualquier centro educacional supone el 41 por ciento del total, una cifra inferior a la de Estados Unidos, donde las mujeres superan el 45 por ciento del profesorado que imparte enseñanzas en la educación superior. Aunque, según la profesora de la Universidad de Maryland Bridget Turner Kelly, "cuanto más alto en el escalafón miras, menos mujeres titulares hay, lo cual muestra que persisten las desigualdades de género".

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios