la clave de todo

El mayor error que puedes cometer en tu carrera profesional

El escritor Ayodeji Awosika escribe sobre la falta de perspectiva en algunos momentos vitales. No debes afrontar el trabajo de manera cínica o ingrata

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

La vida da muchas vueltas y, en ocasiones, una actividad que a priori no parece gran cosa puede convertirse en una de las mejores experiencias quepuedes vivir. Pasa como con algunas personas, no podemos saber cuando las conocemos lo importantes que serán en nuestra vida. El escritor Ayodeji Awosika ha publicado un artículo en 'Medium' con el que pretende dar una lección de vida: nunca juzgues las cosas por su apariencia.

"Puedo decir con orgullo que he logrado muchos de mis sueños", comienza el artículo. "He escrito dos libros y también he hablado en un escenario frente a miles de personas, pero es poco probable que imaginaseis mis inicios". Se trata sin duda de una historia de superación que nos recuerda, en parte, a ese viejo sueño americano que hoy parece imposible, en el que cualquiera podía comenzar limpiando zapatos y acabar como director de una gran empresa.

El camino al éxito

Awosika comenzó trabajando en un videoclub, como gerente. "Antes no duraba más de seis meses en ningún sitio y lo compaginaba vendiendo hierba, este fue mi verdadero trabajo real, por así decirlo. Tenía miles de problemas que me alejaban mucho del típico trabajador modelo, por lo que no albergaba muchas esperanzas de que me contrataran en ningún sitio. Sin embargo, había algo en mí... una creencia arraigada de que algún día mi situación cambiaría, pero no esperaba que fuese a ser en un sitio así".

Si hubiera afrontado ese trabajo como gerente en un videoclub de una manera distinta, jamás habría llegado a ser escritor

En ese momento, según cuenta, solo estaba buscando cualquier empleo porque se encontraba en quiebra. El hombre que se encargaba de su contratación, según sus propias palabras, "debió ver algo en mí". Que le ofreciera convertirse en gerente de la tienda en lugar de ser un simple empleado fue suficiente para él, en ningún momento se le pasó por la cabeza que no fuera adecuado para ese cargo. "Parecerá una locura, pero el proceso que utilicé para convertirme en el mejor de los gerentes fue el que me ayudó, con el paso del tiempo, a convertirme en escritor y hacer lo que siempre había soñado hacer".

"En el proceso de aprender tanto nuevas habilidades como a ser un mejor líder comencé a compartir ideas y cosas que aprendí en mi página de Facebook. Un amigo se dio cuenta de mis frecuentes actualizaciones de estado y me pidió que escribiera algunos artículos en un sitio web en el que estaba trabajando. He estado escribiendo sin parar durante años desde entonces. El nacimiento de la carrera con la que siempre soñé provino indirectamente de una carrera que la mayoría no consideraría de primer nivel".

Una chica trabajaba en una taquería y era cortés y educada. Gracias a eso llamó la atención del jefe de una gran empresa

La lección que entonces descubrió fue que siempre hay algo que aprender de cada experiencia de trabajo, por mucho que no lo parezca, en un principio. "Si hubiera tenido una actitud distinta sobre convertirme en gerente, ya fuera por miedo o desprecio al puesto, me habría comportado de una manera diferente. Si hubiera menospreciado la posición en lugar de verla como una experiencia de aprendizaje, quizá todavía estaría trabajando allí". Asegura que no importa dónde estés empleado, porque esa experiencia actual puede ayudarte a guiar tu futuro.

"Recuerdo una historia que leí en LinkedIn", cuenta, "acerca de una chica que trabajaba en una famosa taquería. Era muy simpática, educada y cortés, mucho más de los estándares requeridos para trabajar en esa compañía que, además, no recompensa de ninguna forma ese tipo de comportamiento. Pues bien, un hombre frecuentaba la tienda a menudo y acabó preguntándole si quería hacer una entrevista en su empresa en la que, por supuesto, se ganaba mucho más".

Por tanto, su lección es que no debe desperdiciarse ninguna experiencia. Tu manera de afrontar los retos del presente dice mucho de ti y de la proyección que tendrás en el futuro. Está en tus manos ser cínico, perezoso e ingrato o, por el contrario, adoptar una actitud con la que puedas beneficiarte del trabajo que realizas.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios