Gordofobia: cómo el culto al cuerpo está generando una gran discriminación
  1. Alma, Corazón, Vida
CADA UNO ES COMO ES

Gordofobia: cómo el culto al cuerpo está generando una gran discriminación

Quizá no te des cuenta, pero lo haces. El rechazo hacia las personas son sobrepeso crece, a pesar de que no siempre significa un riesgo para la salud

placeholder Foto: Fotograma del cortometraje 'Cerdita' de Carlota Pereda.
Fotograma del cortometraje 'Cerdita' de Carlota Pereda.

"Hace unos años estaba trabajando en una discoteca de moda y un cliente que venía a menudo me dijo: 'con lo guapo que eres y lo gordito que estás'. Desde entonces una voz dentro de mi me decía que debía perder peso y mejorar mi cuerpo. Nunca he tenido sobrepeso, solo estaba rellenito, pero aquel comentario me hirió tanto que me obligué a adelgazar", explica Abraham, un joven de 28 años a 'El Confidencial'.

Parece una tontería, pero pequeños gestos son solo la punta del iceberg de una sociedad que humilla, ridiculiza e invisiliza a un grupo de personas por el mero hecho de tener una determinada característica física: sobrepeso. Aunque la obesidad es un problema de salud, parte de sus inconvenientes no se limitan al malestar físico que produce. Hay uno extra, de tipo psicológico, que es producido por un sesgo discriminador contra las personas con kilos de más: la gordofobia.

Foto: Gente obesa en la piscina. (Corbis) Opinión

La historia se repite cada día. Y en los últimos años si alguien en alguna red social 'promociona' un cuerpo con michelines y flotadores se le echan encima por idealizar la obesidad. Es posible que lo hagas incoscientemente, pero este sentimiento de repulsión hacia quienes sufren exceso de peso y se apartan del canon de belleza estipulado, es más común de lo que crees.

Silenciados

"Hace unos días terminé un curso de interpretación y un compañero me mostró el perfil de Instagram del centro donde estudiamos. Me preguntó si no veía nada raro. No me di cuenta de lo que era hasta que me lo explicó, pero en ninguna de las fotografías salían compañeros con sobrepeso. Todas eran de hombres y mujeres guapos y fornidos. No tenía nada que ver con el talento, solo con la imagen, y eso me hizo reflexionar. Simplemente los escondían", comenta Juanma, otro joven de 34 años.

Puedes cumplir el papel de gordito gracioso pero tus opiniones en temas importantes no serán tan tomadas en cuenta

"Después me di cuenta de que apenas hay papeles de gente joven y gorda en las series o en la televisión. Tampoco muchos mayores, pero menos jóvenes. Los invisibilizamos y hemos llegado a un punto en el que no somos conscientes de lo que está pasando", continúa. "Cuando engordas unos kilos, la gente rápidamente te dice 'has engordado' solo por el mero hecho de que se supone que es malo y te da la enhorabuena cuando adelgazas. Es algo que debemos cambiar", añade.

"En el mundo homosexual cada vez ocurre con más frecuencia. Los hombres que dedican muchas horas a esculpir su cuerpo no quieren saber nada de los que tienen un kilo de más. No solo estamos hablando de relaciones sexuales o amorosas, la mayoría no quiere ni siquiera tener una amistad porque los consideran de un nivel más bajo, peor", confiesa Enrique, de 20 años.

Menos posibilidades

La dieta keto, la mediterránea, entrenar a diario, anuncios de gimnasios en cada calle, pastillas para la grasa del vientre, artículos en las redes sociales de cómo perder peso rápidamente conducen al mismo camino. Las marcas, la publicidad, la televisión o el cine nos educan de una forma en la que lo valioso y saludable es lo rápido y ágil asociando lo lo pesado como inferior.

Hace unos años, un sociólogo de la Universidad de la Sorbona desveló al diario 'The New York Times' los resultados de un estudio, según el cual, en Francia, un hombre con sobrepeso tiene tres veces menos de probabilidades de encontrar trabajo que otro con su mismo currículo que esté en su peso. También es cierto que desde 1980 las tasas de sobrepeso y obesidad han crecido más que en ningún otro momento de la historia y que la OMS la considera la epidemia del siglo XXI.

Es posible que lo hagas incoscientemente, pero este sentimiento de repulsión hacia quienes sufren exceso de peso es más común de lo que crees

"Soy licenciada en Derecho y he montado mi propia empresa, pero recuerdo que una entrevista no me contrataron por mis kilos de más. Vino a decir que mi apariencia física no era la que buscaban para la compañía y que les había engañado con la foto del currículum. Me sentí avergonzada y no supe qué responder en ese momento. Parece mentira que en esta época tan avanzada alguien valore sus aptitudes por cómo es tu cuerpo", recuerda Patricia, una mujer de 45 años.

Tú no puedes

Muchos vinculan la gordura con la fealdad, inmovilidad o incapacidad, y están equivocados. En 2017, Lizzy Howell, una adolescente americana demostró al mundo que un físico no supone un freno para nada. En pocos días la joven se hizo viral por enseñar al mundo cómo bailaba. Estudia danza clásica y nadie imaginaba cómo con un cuerpo así podía hacerlo tan bien como sus compañeras delgadas. "Los estereotipos están para romperse. Debes estar cómoda en tu propia piel y no dejar que nadie te haga sentir menos", aseguraba en la prensa estadounidense.

Ver esta publicación en Instagram

〰️

Una publicación compartida de Lizzy Howell (@lizzy.dances) el

"En ciertos círculos profesionales si se dan estos prejuicios. No se trata igual a ciertas personas con sobrepeso manifiesto. Especialmente en profesiones donde, a pesar de no trabajar cara al público, hay bastantes egos. Puedes cumplir el papel de gordito gracioso, pero tus opiniones en temas importantes no serán tan tomadas en cuenta. Hay gente que te hace sentir que si eres incapaz de mantener una vida y un aspecto saludable tampoco podrás ser referente en otras cosas", confiesa Mario, de 40 años.

A veces, incluso la palabra 'gordo' es tabú. La industria de la moda ha tenido que invertar eufemismos para referirse a las tallas grandes y en otros temas suavizan los términos ('curvy', 'especiales', 'rellenito'...) para acabar con su sonoridad negativa. Luchar contra eso está en la mano de todos. Defender la posibilidad de que todas las personas puedan vivir de manera saludable no pasa por estigmatizar al que es diferente.

Social Perder peso Adelgazar Obesidad Discriminación
El redactor recomienda