¿LEER TU MENTE SERÁ POSIBLE?

Los experimentos mentales que desarrolla el gobierno de EEUU

Estados Unidos lo tiene claro. Su camino hacia conocer los rincones más escondidos de nuestra cabeza ya está en marcha. ¿Cómo quieren hacerlo?

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Coches voladores, tecnologías emergentes, sistemas 3D, hologramas... ¿Qué nos depara el futuro? La evolución de la inteligencia artifial o la ingeniería genética están llevando al ser humano por un camino inexplorado y en el que muchos andan con pies de plomo.

¿Será posible leer la mente de otra persona? ¿Desarrollaremos un arma que sea capaz de meterse en la conciencia e indague en nuestros pensamientos profundos? Parace que ese tiempo está más cerca de lo que pensábamos. No son los extraterrestres los que tratan de saber lo que pensamos como sucede en la película 'Señales' de M. Night Shyamalan sino el gobierno estadounidense.

¿Qué pretende hacer? Según 'Live Science', la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada de Defensa (DARPA, que no DHARMA como en la serie 'Lost'), el área de investigación del Departamento de Defensa está pagando a varios equipos de científicos para que inventen formas de leer instantáneamente las mentes de los soldados usando herramientas como la ingeniería genética del cerebro humano, la nanotecnología y los rayos infrarrojos.

¿El objetivo final? Armas controladas con el pensamiento como enjambres de drones que puedas enviar por el cielo con tu cabeza o la capacidad de transmitir imágenes de un cerebro a otro. Hace unos meses, DARPA anunció que seis equipos recibirán financiación bajo el programa de Neurotecnología No Quirúrgica de Próxima Generación (N3). Los participantes tendrán la tarea de desarrollar una tecnología que proporcione un canal bidireccional para una comunicación rápida y sin interrupciones entre nuestra cabeza y las máquinas sin necesidad de cirugía.

Control mental

Las tecnologías que puedan ser controladas por nuestra mente o sin necesidad de otros utensilios no son una idea novedosa, ya que desde hace más de 5 años, el Foro Económico Mundial lleva asegurando que son las que "cambiarán el futuro". Teclear un ordenador con la mente ya es posible gracias al monitoreo de la actividad eléctrica del cerebro, pero esta tecnología podrá dar un paso más y permitir, por ejemplo, que personas con discapacidad controlen su silla de ruedas a través del pensamiento.

El equipo de Robinson planea usar virus modificados que enviarán material genético a las células para insertar el ADN en algunas neuronas

"Imagina a alguien que está operando un dron o que esté analizando una gran cantidad de datos", explica Jacob Robinson, profesor asistente de bioingeniería en la Universidad de Rice, quien está liderando uno de los equipos. "Hay una latencia en la que si quiero comunicarme con una máquina, tengo que enviar una señal desde mi cabeza para mover mis dedos o mi boca para hacer un comando verbal, y esto limita la velocidad a la que puedo interactuar con cualquier sistema cibernético o físico. Por lo tanto, la idea es que podríamos mejorar ese tiempo en la interacción", añade.

Todo esto podría ser crucial para la cantidad de datos que estamos manejando ahora mismo. Si bien existen avances en nuestra capacidad para leer o escribir información en el cerebro, estos generalmente se basan en implantes cerebrales, lo que permite a los médicos controlar enfermedades como la epilepsia. Sin embargo, la cirugía es demasiado arriesgada para justificar tales interfaces en personas sanas y los enfoques actuales de monitoreo externo como la electroencefalografía (EEG), en los cuales los electrodos están conectados directamente al cuero cabelludo, son demasiado inexactos. Como tal, DARPA está tratando de estimular un avance en las mínimamente invasivas de un cerebro-ordenador (BCI).

¿Es posible?

Para conseguirlo, el equipo de Robinson planea usar virus modificados (llamados vectores virales) que enviarán material genético a las células para insertar el ADN en neuronas específicas y que produzcan dos tipos de proteínas. El primer tipo absorbe la luz cuando una neurona se está disparando, lo que hace posible detectar la actividad neuronal. Un auricular externo enviaría un haz de luz infrarroja que podría pasar a través del cráneo y hacia el cerebro.

El objetivo final de EEUU es crear armas controladas con el pensamiento como drones que puedas enviar o transmitir imágenes de un cerebro a otro

Los detectores conectados al auricular medirían la pequeña señal que se reflejaría en el tejido cerebral para crear una imagen de nuestro cerebro. Por esta proteína, las áreas seleccionadas aparecen más oscuras cuando las neuronas se activan, generando una lectura de la actividad que se puede usar para determinar qué está viendo, escuchando o intentando hacer la persona.

La segunda proteína depende de las nanopartículas magnéticas, por lo que las neuronas pueden ser estimuladas para disparar cuando el auricular genera un campo magnético. Esto podría usarse para estimularlas a fin de inducir una imagen o sonido en la mente del paciente. Como prueba, el grupo planea usar este sistema para transmitir instantáneas desde la corteza visual de una persona a la de otra.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios