¿NERVIOSO O DEMASIADO EXCITADO?

Cómo arreglar los problemas más comunes en el sexo

Son auténticos quebraderos de cabeza para muchas parejas. Los sexólogos insisten en que lo más importante es la confianza y la comunicación a la hora de abordarlos

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Por norma general, cuando sufres algún problema de índole sexual tiendes a creer que eres el único. No son pocos los prejuicios asociados a tal excitante actividad que muchos se ven en la necesidad de contactar con sexólogos y terapeutas ya que las consecuencias que depara en su autoestima pueden ser graves. Ante todo, tranquilidad: todo puede solucionarse, tan solo debes tener confianza en to mismo y una buena comunicación con tu pareja sexual.

Gracias al mundo de los foros, esta clase de problemas pueden salir de la espiral del silencio en la que están presos. El anonimato que brinda Internet sirve para este tipo de cosas, entre muchas otras. Varios terapeutas sexuales han compartido algunos de los problemas más comunes a los que se enfrentan en sus carreras en base a pacientes reales a los que han tratado. De esta forma, han formado un hilo en 'Reddit' en el que exponen los conflictos que más se repiten entre la población. Seguro que si hasta aquí te has sentido identificado, esta serie de consejos y recomendaciones te servirán de algo.

Para que exista una relación satisfactoria dentro del dormitorio, esta debe comenzar "fuera del dormitorio", es decir, en la vida diaria

Una de las ideas que más comparten los sexólogos es que el sexo no solo es un acto físico, sino también psicológico. El estado de ánimo, los niveles de estrés e incluso lo que comes afecta tanto o más que sus cualidades físicas. Por ejemplo, tener disfunción eréctil es mucho más común en jóvenes de lo que se cree, y "casi siempre es un problema psicológico", como reconocieron algunos expertos.

"Si estás muy nervioso o excitado, significa que tu cuerpo no está otorgando a los genitales la prioridad que merecen, en lugar de eso, estás enfocado en responder de forma huidiza o a la defensiva"; explica un usuario. "A esto se le añade la presión que sienten muchos hombres a la hora de consumar su primera vez con una persona. Los nervios juegan una mala pasada. Para contrarrestar todo esto, lo mejor es que trates de relajarte con tu pareja, darte todo el tiempo que necesites para sentirte cómodo con ella. No te precipites o acabarás demasiado excitado".

Muchos de mis pacientes han acabado salvando sus relaciones sexuales gracias a la comunicación con su pareja

Otros pusieron en boga que para que exista una relación sexualmente satisfactoria dentro del dormitorio, esta debe comenzar "fuera del dormitorio", haciendo especial hincapié en la comunicación. Si conoces de primera mano lo que tu pareja desea y las fantasías que quiere poner en práctica (muchas veces no pasan solo por cómo entiendes tú una relación sexual), seguro que sabrás mejor cómo hay que proceder y también te darás cuenta de que no era tan difícil como suponías en un inicio. Además, estrechará vuestra confianza, lo que hará que la experiencia sea indudablemente mejor.

"Muchos de mis pacientes han acabado salvando sus relaciones sexuales gracias a la comunicación con su pareja", explica uno de los comentaristas del foro. "Personalmente, no solo me parece beneficioso, sino necesario. Abrid los canales de comunicación sobre lo que creéis que es importante, sin duda os permitirá disfrutar de relaciones sexuales mucho más satisfactorias".

Antes de comenzar, pregúntate si de verdad quieres acostarte con la otra persona en ese mismo momento y lugar

Hay problemas que tienen su raíz en una falta de confianza o autoestima, pero los hay aún más graves. Es el caso de aquellas personas que tienen un trauma por un acontecimiento pasado muy desagradable, como puede ser un abuso sexual. "Lo primero que debes tener en cuenta cuando te enfrentas a pensamientos traumáticos es que tu cerebro y tu cuerpo están haciendo todo lo posible para protegerte", recalcó uno de los sexólogos. "Una vez que eres capaz de hacer que estas dos partes sepan de dónde viene el trauma y cómo te afecta mental y físicamente, vas a notar mejoría. El mejor consejo es ser paciente contigo mismo, no forzarte, tomarlo con calma y concentrarte en prestar atención a todos los momentos en los que crees que se puede reproducir la escena traumática. Conoce de cerca lo que lo desencadena y las experiencias típicas en la que se manifiesta".

El mayor conflicto que puede existir en las relaciones sexuales es que exista un desequilibrio en los impulsos. De hecho, según otro experto, ocurre en la mayoría de las parejas. "Pregúntate si de verdad quieres acostarte con la otra persona en ese mismo momento y lugar", asegura un usuario anónimo. "Si la respuesta es que sí, adelante. Pero si no, lo mejor será que lo hables con tu pareja para decirle lo que te de verdad te apetece hacer". A decir verdad, la libido no sube todos los días. Hay veces que es mejor no tener por qué hacerlo a que salga mal.

Pero tampoco cronifiques estos episodios, ya que la otra persona puede sentirse herida o despreciada si continuamente la estás rechazando. "Casi siempre uno de los dos tiene más ganas que el otro", concluye otro sexólogo. "Pero hay que tener cuidado con cómo gestionas esto para que el otro no sienta que ha perdido su atractivo, ya no le gustas o que lo haces solo por compasión". De nuevo, volvemos a la comunicación: sé sincero e intenta abrirte lo máximo posible y, sobre todo, di las cosas con tacto para no herir a la otra persona.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios