SOLO UNA VEZ CADA 356 DÍAS

Llega el solsticio de verano: todo lo que debes saber sobre el día más largo del año

Se acerca la noche de las hogueras. Y para aumentar las ganas de vivir una velada con familia y amigos a su calor, aquí van una serie de curiosidades sobre ella

Foto: La Noche de San Juan en Alicante, el año pasado. (Manuel Lorenzo/ EFE)
La Noche de San Juan en Alicante, el año pasado. (Manuel Lorenzo/ EFE)

Este 21 de junio será el día más largo de este año para todas las personas que viven en el hemisferio norte. Se trata de una fecha muy especial de inspiración pagana para mucha gente de todas las culturas. En España, celebramos el solsticio de verano saltando las populares hogueras en la Noche de San Juan, una fiesta anterior al cristianismo y que posteriormente fueron asimiladas por la Iglesia Católica.

Técnicamente, el solsticio de verano se produce cuando el sol está directamente sobre el Trópico de Cáncer, a 23,5 grados de latitud norte. Esto ocurrirá exactamente a las 11:54 a.m. del próximo día 21. La revista 'Vox' ha publicado un artículo explicando las curiosidades astronómicas y sociales de esta fecha tan señalada y que para la mayoría de los habitantes de nuestro país implica dar la bienvenida al verano en compañía de amigos y familiares.

¿Qué es un solsticio?

Aunque seguramente ya lo sepas, conviene recordar ciertos conceptos astronómicos. La Tierra orbita alrededor del Sol sobre un eje inclinado, debido probablemente a que el planeta chocó con un gran asteoride hace millones de años, en su período de formación. Entonces, entre marzo y septiembre el hemisferio norte de la Tierra se expone más a la luz solar directa en el transcurso de un día. El resto del año, es el hemisferio sur quien más recibe, de ahí que mientras aquí es verano allí es invierno y viceversa.

Foto: NASA.
Foto: NASA.

En el hemisferio note, el pico de luz solar normalmente ocurre entre el 20, 21 y 22 de junio de cualquier año. Por su parte, el sur lo hace entre los días 21, 22 o 23 de diciembre. Dependiendo de donde vivas respecto al Ecuador, el día tendrá más o menos horas. Lo más curioso es que si vives en regiones cercanas al Círculo Polar Ártico, el sol nunca se pone durante el solsticio y es de día todo el tiempo, debido a esa inclinación. La fecha también ofrece el crepúsculo más largo del año, por lo general tarda en hacerse completamente de noche una hora y media más que de normal.

La relación con Stonehenge

Esta construcción megalítica tan icónica localizada en las inmediaciones de Amesbury, en el condado de Wiltshire, Inglaterra, es cada año el centro de reunión escogido por cientos de personas para celebrar esta festividad. Construida hace unos 5.000 años, se cree que Stonehenge se erigió para poder marcar los solsticios y equinoccios. Esto se debe a que, durante el de verano, el sol destila sus últimos rayos por el hueco del monumento hasta llegar a la piedra localizada en el centro, en el altar.

El solsticio de verano en Stonehenge. (NASA)
El solsticio de verano en Stonehenge. (NASA)

¿El día más largo de toda la historia?

El periodista científico estadounidense Joseph Stromberg sostiene desde hace años la teoría de que la rotación de la Tierra ha ido disminuyendo gradualmente con el tiempo debido a la fricción de las mareas. Esto significa que durante periodos de tiempo muy largos, que bien podrían ser millones de años, los días se han ido haciendo más y más largos. Hace unos 4.500 millones de años, la rotación terrestre tan solo duraba seis horas. Hace unos 350 millones creció hasta las 23. Hoy, por supuesto, la Tierra completa su giro en 24 horas y los días se van alargando o decreciendo con respecto a las estaciones.

Los equinoccios en Saturno son mucho menos frecuentes que en el nuestro, ya que tarda 29 años terrestres en dar una vuelta al Sol

Pero no solo las mareas influyen en el tiempo total de rotación; también el hielo de los glaciares. El derretimiento de los polos, producido desde el final de la última Era de Hielo hace 12.000 años y que ahora está en aumento a causa del calentamiento global, está acelerando el proceso de forma muy leve pero progresiva, acortando los días en unas fracciones de tan solo un milisegundo. Del mismo modo, la actividad geológica del núcleo planetario, los terremotos, las corrientes oceánicas y los cambios estacionales del viento también son factores a tener en cuenta para medir el tiempo real que tarda la Tierra en dar una vuelta sobre sí misma.

Los científicos han acordado que el día más largo de toda la historia terrestre probablemente fue 1912, según informa 'Vox'. El solsticio de verano de aquel año fue el período más largo en el que hubo luz de día que ha visto el hemisferio norte y a la inversa: en invierno fue la noche más larga.

¿Y los otros planetas también tienen?

La respuesta es sí. Todos los planetas de nuestro Sistema Solar tienen estaciones, solsticios y equinoccios. Algunas de estas inclinaciones son menores, como Mercurio que está a 2.11 grados (teniendo en cuenta que la Tierra se inclina a 23,5 grados). Cuerpos celestes como Urano están sumamente volcados, con 98 grados.

El equinoccio de Saturno. (NASA)
El equinoccio de Saturno. (NASA)

En esta imagen tomada por la nave espacial Cassini en 2009, vemos al gigante gaseoso inclinado 27 grados respecto al Sol, un poco más aún que la Tierra. Los equinoccios en este planeta son mucho menos frecuentes que en el nuestro, ya que Saturno tarda 29 años terrestres en completar una órbita alrededor del Astro Rey, por lo que solo puede disfrutar de esta efeméride una vez cada 15 años.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios