le dieron el carnet en una tómbola

El coche no era para él: el peor examen de conducir que vas a ver en toda tu vida

Si creías que los orientales son seres superiores que ganan todas las Olimpiadas y las competiciones matemáticas, tenemos una buena noticia para ti: no son diestros al volante

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Desde luego no está en el top de experiencias agradables que alguien puede vivir. Probablemente es un poco mejor que hacerse una endodoncia en una muela, pero definitivamente peor que ganar un viaje a las Maldivas con gastos pagados. Sacarte el carnet de conducir posiblemente estará entre tus prioridades si necesitas viajar mucho de una ciudad a otra, recoger a tu hermano que estudia en la otra punta de la ciudad o irte de vacaciones a Marina d'Or (¡qué guay!) con toda la familia, pero nos guste o no, supone pasar un mal trago. Sobre todo si tu examinador no es precisamente muy amable.

Por mucho que lo pasaras mal aquel fatídico día, que no pusieras las luces, te dejaras el freno, una puerta abierta, aparcaras dándote varias veces contra el coche de delante o no avisaras que ibas a girar en una rotonda, nada de eso importa. No tendrás que volver a avergonzarte por ello nunca más, porque hay alguien en China que conduce mucho peor que tú. Estás acostumbrado a oír que los orientales son superiores a nosotros en gimnasia rítmica, matemáticas y tocando instrumentos, pero al menos nunca nos superarán al volante, a juzgar por este vídeo que se ha hecho viral y apareció en 'Digg'.

Como se observa en las imágenes, el coche parece querer dar la vuelta en un principio y dirigirse a otro lado, pero pierde el control como si de un caballo salvaje y desbocado se tratase y comienza a dar más y más vueltas sobre sí mismo. El vídeo es digno de una escena de 'The Fast and The Furious' o una persecución de Kitt, el coche fantástico.

Gira sobre sí mismo como un caballo desbocado hasta que consigue destrozar la parte delantera del coche. Un testigo huye despavorido

Un hombre con buena intención se mete en el plano para intentar ayudar al conductor a que deje de dar vueltas sobre sí mismo, pero termina huyendo despavorido al comprobar que el coche no parece dar señales de querer frenar. Cuando por fin consigue destrozar la parte delantera del auto, la persona que lo maneja parece quedar conforme y frena. Puede parecer desternillante, y quizá esté al nivel de aquel que no sabía salir de un garaje (también sucedió en China), pero no parece buena idea intentar probarlo. Si te examinas del carnet próximamente seguro que te deja mucho más tranquilo. Ánimo.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios