PARA NO SUFRIR EN NUESTRA SALUD MENTAL

El empleo es bueno para la salud... pero no de la manera en que lo estamos haciendo

Los hombres se muestran satisfechos con su vida trabajando 8 horas a la semana, pero las mujeres necesitan trabajar 20 para sentirse igual

Foto: trabajo (istock)
trabajo (istock)

Que todas las personas necesitamos un empleo para poder sobrevivir es algo que ya sabíamos; que tener la mente ocupada es bueno para la salud, también, aunque haya casos en los que preferiríamos llevar una vida ociosa; ahora, un estudio ha demostrado científicamente que trabajar es bueno, pero no de la manera que lo estamos haciendo la mayoría de las personas.

Investigadores de las universidades británicas de Cambridge y Salford han analizado el futuro del empleo y cómo afectará a las personas la automatización de fábricas y diferentes procesos laborales. Y la conclusión, tras tener en cuenta encuestas de satisfacción y laboral y salud mental entre 71.000 personas es que trabajar es bueno… pero si lo hacemos solo 8 horas a la semana.

Es decir, la mayoría de las personas cree que trabajar un día en vez de los cinco que lo hacemos actualmente sería la “dosis más efectiva” para nuestra salud mental. Y hay datos que refuerzan esa cifra: las personas que pasaron de estar en el paro o cuidando de los hijos en casa a trabajar un máximo de 8 horas a la semana, veían reducido su riesgo de padecer problemas de salud mental en un 30 por ciento; pero si trabajaban más de esas 8 horas, no había ningún beneficio.

Diferencias entre sexos

En declaraciones que recoge la CNBC, los autores explican que "el trabajo a tiempo completo no era lo mejor, ya que no era significativamente diferente de cualquier otra categoría en términos de salud mental y bienestar". Sin embargo, no vemos igual las horas ideales que deberíamos trabajar dependiendo de si somos hombres o mujeres.

Los hombres estarían satisfechos trabajando solo ocho horas semanales
Los hombres estarían satisfechos trabajando solo ocho horas semanales

Por ejemplo, los hombres se muestran satisfechos con su vida trabajando 8 horas a la semana, pero las mujeres necesitan trabajar 20 horas, es decir media jornada, para sentirse igual de satisfechas. Eso lleva a pensar a los investigadores que para que las personas veamos los beneficios de trabajar en términos de salud mental, deberíamos reducir drásticamente nuestra jornada laboral.

Los científicos apuestan por cambiar radicalmente la sociedad y no crear salarios mínimos, sino redistribuir la jornada laboral: fines de semana de cinco días, vacaciones de dos meses y no de dos semanas, etc. Brendan Burchell, sociólogo de la Universidad de Cambridge y director de la investigación, cree que si “los pluses de productividad anuales se pagaran en reducir horas de trabajo en lugar de en aumentos salariales, la semana laboral normal podría ser de cuatro días en apenas una década”.

Los hombres se muestran satisfechos con su vida trabajando 8 horas a la semana, pero las mujeres necesitan trabajar 20 para sentirse igual

Para Paul Gionfriddo, director de Salud Mental America, las compañías han de responsabilizarse del bienestar de sus empleados: "Este estudio muestra que los beneficios óptimos del trabajo llegan en ocho horas; después, corresponde a los empresarios crear un lugar de trabajo que respalde el bienestar mental. Es difícil tener una sensación de productividad sin trabajo, pero al mismo tiempo, si dedicas todo el tiempo a trabajar y no a disfrutar, tampoco te beneficiará".

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios