AMAMANTAR TIENE VENTAJAS PARA MADRES E HIJOS

Noruega incluye la leche materna en su PIB... ¿Tiene sentido que España haga lo mismo?

Los bebés alimentados durante sus primeros cuatro meses de vida con leche materna obtienen unos coeficientes intelectuales más altos que los que no la reciben

Foto: Foto: Corbis.
Foto: Corbis.

Economistas de la talla de los premios Nobel Amartya Sen y Joseph Stiglitz secundan la medida del país nórdico de incluir el valor de la leche materna en el cálculo de su Producto Interior Bruto y recomiendan al resto de países que la imiten. Pero, ¿por qué incluyen los noruegos la leche materna en el PIB, el cómputo de los bienes y servicios producidos en un país durante un año?

Como explica a la BBC Julie Smith, investigadora especializada en la importancia de la lactancia, amamantar tiene beneficios en la salud para las madres y para los bebés. Y, por tanto, este bienestar maternofilial, ahorra grandes cantidades de dinero a las arcas públicas en tratamientos sanitarios.

Una de las primeras investigaciones de Smith se desarrolló en Australia en 2002. "Y mostró que el que las madres no amamantaran le costó al sistema de salud alrededor de 100 millones de dólares al año, pues hay cuatro enfermedades infecciosas por las que son más propensos a ser hospitalizados los niños que no reciben leche materna", explica la investigadora a la cadena pública británica.

Salud, además de ahorro económico

Otro de sus estudios demostró que amamantar menos del tiempo recomendado "costaba al sistema de salud de Estados Unidos 17.000 millones al año". "Lo sorprendente de ese estudio es que la mayor parte de ese gasto se debió al alto coste de tratar a las madres que tenían cáncer de mama evitable", explica Smith a la BBC, quien añade que dar el pecho al menos 12 meses a lo largo de la vida reduce las probabilidades de padecer un cáncer mamario.

Existen varias infecciones por las que son más propensos a ser hospitalizados los niños que no reciben leche materna

Amamantar, por tanto, activa toda una rueda económica beneficiosa para el conjunto de un país. Los bebés alimentados durante sus primeros cuatro meses de vida con leche materna obtienen unos coeficientes intelectuales más altos. Además, según un estudio encabezado por el doctor y neuropsicólogo clínico Jordi Júlvez, del Institut Municipal d'Investigació Mèdica Centre for Research in Environmental Epidemiology, "la lactancia materna es beneficiosa para el desarrollo psicológico del niño, y no sólo el desarrollo de sus capacidades cognitivas, también su sociabilidad y la disminución de síntomas del Transtorno de Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH)", según explica una nota de la investigación.

Una mujer protesta para pedir que se permita a las madres amamantar a sus bebés en lugares públicos. (EFE)
Una mujer protesta para pedir que se permita a las madres amamantar a sus bebés en lugares públicos. (EFE)

Entre los factores de la lactancia beneficiosos para un correcto desarrollo mental del bebé destacan: "los ácidos grasos de cadena larga de la leche materna, que son elementos nutritivos esenciales para el desarrollo de las neuronas; o el contacto físico y psicológico frecuente que se produce por el acto de lactar y que puede beneficiar el estado emocional de la madre y su hijo".

¿Y cómo contabilizar este bienestar en términos económicos para incluirlo en el PIB de un país? Según explica Julie Smith a la BBC, este cáculo se realiza mediante el precio de mercado de productos equivalentes, atribuyendo un valor salarial al tiempo empleado para generar un producto o mediante el coste de reemplazar dicho bien si este no existiera.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios