MUY FÁCILES DE HACKEAR

Las contraseñas que debes dejar de utilizar

Si creías que las tuyas eran infalibles contra un ciberataque, estás equivocado. Te contamos qué puedes hacer para evitar un susto mayor

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Tu fecha de nacimiento, la del día de tu boda, cuando tuviste a alguno de tus hijos, el nombre de tu madre... Año tras año miles de personas demuestran que no se esfuerzan mucho a la hora de asignar una contraseña para sus accesos a internet, redes sociales, maletas, cajas fuertes, taquillas, candados numéricos...

La seguridad online es muy importante, a pesar de que a más de uno le provoque un bostezo. Una encuesta realizada en Reino Unido ha revelado las más comunes y ha mostrado una imagen preocupante de los usuarios.

Si crees que utilizando mayúsculas, minúsculas y números estás a salvo, ve quitándote esa idea de la cabeza. No son más seguras así. Los últimos programas para reventar contraseñas tienen estrategias más inteligentes que simplemente ir probando combinaciones. En vez de eso, están entrenados para utilizar listados de millones de filtraciones, sacar de ellas patrones e ir probando, empezando por los más comunes.

Nada predecible

¿Por qué? Según el Insituto de Seguridad Cibernética Nacional de Reino Unido, solamente en ese país 17 millones de personas fueron víctimas de ciberdelincuencia. Sus contraseñas más comunes fueron: "123456", "123456789", "Qwerty", la palabra "contraseña" y "1111111" y los nombres que más usaron para acceder a sus cuentas fueron "Ashley", "Michael", "Daniel", Jessica" o "Charlie".

Los últimos programas para reventar contraseñas tienen estrategias más inteligentes que simplemente ir probando combinaciones

"Entendemos que estos temas puedan ser desalentadores para algunos, pero hay muchos consejos que puedes seguir para ser menos vulnerable. Reutilizar una también es un riesgo. El primer paso para asegurarse de que eliges una 'password' difícil de adivinar es combinar tres palabras aleatorias pero fáciles de recordar y ser muy creativo", aconseja Ian Levy, director técnico del centro.

Recomendaciones

Hay que tener en cuenta qué queremos proteger con cada clave. No es lo mismo un servicio de música online que uno de banca donde tenemos todo nuestro dinero. La seguridad de la contraseña puede adaptarse a cada uno de ellos para de esta forma hacerlo más llevadero y depende de los diferentes tipos de caracteres que use, de la longitud y secuencia de las letras. Debe contener como mínimo 8 caracteres, pero hay que tener en cuenta que en ocasiones la más larga no es la más fuerte.

Para evitar ser víctima de un fraude los expertos recomiendan evitar malos enlaces, no visitar sitios web dudosos o no hacer descargas desconocidas

Muchos recomiendan no utilizar nada que tenga que ver con nosotros o nos identifique. La combinación de letras, símbolos y caracteres es la estrategia más adecuada para proteger cualquier tipo de documento, archivo u ordenador. Pero no se recomienda recurrir a sucesiones de números o letras o guardar las claves en ningún navegador.

Cuantos más elementos diferentes introduzcamos más difícil será acertar casualmente con la contraseña correcta. Aunque tampoco hay que volverse locos. Si es simplemente una palabra, no importa lo rara o larga que sea, existen muchas posibilidades de que descubran nuestro código de acceso. Solo con añadir un símbolo extra ya aumentamos su complejidad. Básicamente, tienes que hacerla lo menos predecible posible.

Alma, Corazón, Vida
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios