EL CORTISOL ES LA CLAVE

El mejor truco para ayudarte a adelgazar: llorar por tu ex te hace perder peso

Las lágrimas que se producen por cuestiones emocionales están compuestas de prolactina, leu-encefalina y adrenocorticotropina que liberan el cortisol de nuestro cuerpo

Foto: Las lágrimas emocionales nos pueden ayudar a adelgazar (Foto: Pixabay)
Las lágrimas emocionales nos pueden ayudar a adelgazar (Foto: Pixabay)

Parece una cantidad enorme y seguro que hay personas que la sobrepasan con creces mientras otras no llegan. Pero los cálculos dicen que una persona llora, a lo largo de su vida, una media de 62 litros de lágrimas. Se trata de una ingente cantidad de lágrimas tanto si eres una persona sensible como si no, pero ahora vas a tener una razón de peso para llorar.

Un nuevo estudio ha revelado que llorar no sólo es bueno para la salud mental, tal y como ya se sabía hasta ahora, sino que también puede ayudarnos a perder peso. Sí, pasarnos el día llorando por nuestro ex puede ser una salida para perder los kilos que nos sobran y el mejor truco para adelgazar que hayamos oído últimamente. ¿O no?

Los científicos que han llevado a cabo el estudio han explicado cual es la razón que relaciona las lágrimas con la pérdida de peso: todo tiene que ver con el cortisol. Se trata de una hormona que se relaciona habitualmente con el estrés y que puede provocar obesidad y un considerable aumento de peso.

Engañar al cerebro

Quién no ha llorado por un (o una) ex, se ha pasado una semana atiborrándose de dulces y, cuando ha recuperado la compostura, se ha dado cuenta de que sus pantalones habían encogido una talla. Pues bien, ahora tenemos la solución: pasarnos esa semana llorando a moco tendido para que no sólo no engordemos, sino que, además, perdamos algún kilo.

Cuando lloramos liberamos las hormonas, lo que reduce el nivel de cortisol, y enviamos una señal a nuestro cerebro para que no reponga calorías

Hasta ahora sabíamos que el cortisol que se liberaba como respuesta a una situación de estrés está relacionado con la obesidad. Esa hormona engaña a nuestro cerebro y le envía información falsa: cuando sufrimos un episodio de estrés el cortisol hace pensar al cerebro que el cuerpo ha perdido calorías y que, por tanto, tenemos que reponerlas… aunque sea mentira.

Pero los científicos han descubierto que las lágrimas emocionales, es decir, las que producimos por ejemplo cuando perdemos a un ex, contienen hormonas que aumentan el nivel de cortisol. Y tener más cortisol en el cuerpo puede ayudarnos a combatir cualquier cosa que nos cause estrés, pero necesitamos liberarlo.

Llorar puede ser el arma definitiva para perder peso (Foto: Raj Mehta)
Llorar puede ser el arma definitiva para perder peso (Foto: Raj Mehta)

Esas lágrimas están compuestas de prolactina, leu-encefalina y adrenocorticotropina (también llamada ACTH) y lo que sucede es que cuando estamos bajo presión y no reprimimos nuestras emociones, liberamos las hormonas al llorar, lo que reduce el nivel de cortisol. Eso envía una señal a nuestro cuerpo de que no necesitamos retener grasa para reponer calorías.

Adelgazar sin querer

Por tanto, todo se reduce a que seamos capaces de liberar el cortisol o no: si las hormonas asociadas al estrés están en el interior de nuestro cuerpo, tenemos más posibilidades de ganar peso. Pero si somos capaces de liberarlas, y las lágrimas emocionales son una magnífica fórmula para hacerlo, seremos capaces de adelgazar.

Los investigadores han sido capaces, incluso, de predecir cuál es la mejor hora para llorar: entre las 7 y las 10 de la tarde. Eso significa que si llegas a casa del trabajo cargado de estrés o si has tenido una pelea con tu ex que te ha dejado hecho polvo, lo mejor es dar rienda suelta a lo que te pide el cuerpo y ponerte a llorar desconsoladamente.

Antes de que lo preguntes, ya te avisamos de que no vale hacer trampas: si estás pensando en ponerte a cortar cebolla para llorar a lágrima viva vete desechando la idea porque no tendrás ningún beneficio. Eso sucede porque sólo las lágrimas generadas por emociones reales contienen las hormonas necesarias para hacernos adelgazar.

No vale hacer trampas y cortar cebolla: sólo las lágrimas generadas por emociones contienen las hormonas necesarias para hacernos adelgazar

Nunca pensaste que llorar te ayudaría a adelgazar, pero ahora que lo sabes puede que te tomes la vida de otra manera y dejes de reprimir las lágrimas.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios