HIGIENE CAPILAR

La frecuencia exacta con la que debes lavar tu pelo según su tipo

Se trata de una pregunta universal que no tiene una única respuesta. Consulta qué tipo de cabello tienes para saber con exactitud el número de veces que debes limpiarlo

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

¿Cuántas veces te duchas a la semana? ¿O al día? Para ti, ¿ ducharse también equivale a lavarse el pelo? Ahora, con la llegada del calor y el verano a la vuelta de la esquina, nada apetece más en el mundo que correr las cortinas del baño y refrescarse. Sobre todo para los que tengan que seguir yendo a trabajar y no puedan disfrutar de un día al aire libre en la piscina y su correspondiente chapuzón.

Uno de los temas más discutidos en el mundo de la salud y de la estética es la frecuencia con la que debes lavarte el pelo. Sobre todo, por las preocupaciones relativas a la calvicie y al uso de productos que pueden ser nocivos para el cuero cabelludo. A decir verdad, hay muchos factores de los que depende el número de veces que acudas a la ducha: por ejemplo, si haces ejercicio estás más inclinado a lavártelo todos los días. Incluso hay escépticos sumamente convencidos de que nunca hay que lavárselo para mantenerlo saludable y bonito.

Si haces ejercicio, lo mejor será que te lo laves antes, así absorberá el sudor a medida que surja

"¿Con qué frecuencia debes lavarte el cabello? Yo diría que no hay necesariamente una respuesta universal a la pregunta, depende del tipo de pelo que tengas", cuestiona Mara Roszak, una especialista peluquera, en la revista 'Better Home & Gardens'. Por ello, para cada persona siempre hay una solución. No es lo mismo que tengas ya poco pelo a que te lo hayas teñido recientemente. A continuación, veremos los mejores consejos de la mano de expertos.

Cabellos secos

Estos son los que pueden permanecer varios días sin lavarse, debido a que el pelo es muy grueso y apenas tiene humedad. Rozak sugiere que lo mejor para este tipo de cabello es lavárselo tres veces por semana. Una vez lo hagas, no se te olvide usar un champú adecuado para secos, es decir, escoge uno hidratante. Sin embargo, ya que solo te lo lavas tres veces, lo mejor será optar por dos tipos de champú: uno hidratante y otro que se encargue de eliminar la suciedad.

Cabellos grasos

También es probable que el tuyo sea de pelos finos, los cuales tienden más a llenarse de grasa. En este caso sí, puede ser que necesites lavártelo cada dos días o mejor, a diario, según informa Jet Rhys, un estilista de la ciudad de San Diego. "Siempre y cuando tomes las medidas necesarias para no dañarlo en el proceso", puntualiza. ¿Qué medidas? "En primer lugar, asegúrate de elegir un champú suave, sin sulfatos (que no elimine los aceites naturales del pelo)", recalca Rhys. "El exceso de champú puede secar el cuero cabelludo, lo que acaba produciendo más aceite, creando un círculo vicioso que nunca termina".

También advierte que no llega a ser tan importante el tipo de producto que escojas, sino cómo lo usas. "Asegúrate que te estás lavando el cuero cabelludo, no el cabello". Es decir, en lugar de atender solo a la parte superficial del pelo, es mejor que vayas hasta el fondo de la cabeza, a la raíz y aplica el gel con suaves movimientos circulares. Solo de esta forma conseguirás expander la sustancia por la piel donde nace el pelo y eliminar cualquier exceso de aceite, así como la suciedad.

Si eres deportista

Una sesión de ejercicio siempre provoca el molesto sudor que nos incita a ir inmediatamente a la ducha nada más llegar a casa. Si haces deporte a diario, deberás seguir los mismos consejos que si posees cabello graso. Aunque el sudor extra no tiene por qué derivar en lavados adicionales. "En lugar de usarlo solamente después de cada entrenamiento, intenta aplicarlo antes de realizar actividad física, enfocándote especialmente en la raíz", aconseja Rhys. "Así, absorberá el sudor a medida que surja, evitando que termines muy empapado.

Si estás teñido o teñida...

El agua es el peor enemigo del cabello teñido. Sobre todo la caliente, ya que abre la cutícula, su capa más externa, lo que permite que las moléculas de color se salgan. Dicho esto, "cuantas menos veces te lo laves, más protegerás el tiñe y más durará", asegura Rhys. A pesar de todo, es inevitable, así que cuando te lo limpies escoge un champú específico que proteja el color y diseñado para cabellos teñidos. ¿Otro truco útil? Humedecer el cabello con un acondicionador sin enjuagar antes de ducharte, para así recubrirlo y evitar que absorba tanta agua, minimizando los efectos del desvanecimiento del color.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios