TOMA NOTA

Los consejos de un gurú del MIT para ser mucho más productivos

¿Pasas demasiadas horas en el trabajo y aun así no notas que aumente tu rendimiento? Esta serie de trucos de un gurú experto te harán cambiar de inmediato

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

En el trabajo como en la vida, todo lo que cuenta es el tiempo. Pero no a un nivel cuantitativo, sino cualitativo; es decir, la forma en la que aprovechas ese tiempo. De igual forma, en el mundo laboral no cuentan tanto las horas que cumples sino cómo las aprovechas. Así, España es un país que cuenta con una productividad de las más bajas de la Unión Europea, a pesar de ser también uno de los países en que más horas hacen sus trabajadores.

¿Cómo se fomenta la productividad? Este factor tan esencial en el crecimiento económico ya sea de una compañía o de una nación acapara muchos debates por parte de empresarios y políticos. Robert Pozen, profesor del prestigioso Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés), ha desarrollado durante toda su vida una extensa carrera en el mundo financiero, público y académico.

Lo esencial es dejar de hacer tareas insignificantes que no aumentan tu rendimiento

En un artículo publicado en la 'BBC', Pozen enumera las recetas para que los trabajadores sean más productivos con el objetivo de apuntar hacia el crecimiento personal y empresarial. "Vengo de una familia de ingresos bajos", asegura. "Cuando estaba en secundaria tenía dos trabajos, practicaba deporte y hacía las cosas que hacen todos los jóvenes a mi edad, como divertirse e ir a fiestas".

"Aprendí a ser productivo porque tenía que conseguir suficiente dinero para pagar mi educación", afirma Pozen. Ahora, ha publicado un existoso libro titulado 'Productividad extrema: mejora tus resultados, reduce tus horas' en el que indaga en las claves para alcanzar la excelencia en el menor tiempo posible. El conocido como "gurú de la productividad" argumenta que no hay por qué sentirse orgulloso por trabajar mucho hasta altas horas de la madrugada o dormir menos de siete horas.

Elabora un ránking de objetivos

"Cuando tienes poco definididas tus metas, crea un ránking para la semana y otro para el año. Pocas personas lo hacen, y es muy importante". Para Lenny Rachitsky, fundador de la plataforma de Airbnb, la clave está en establecer un objetivo muy alto que te haga sentir incómodo, aunque no siempre tiene que ser así. Pozen opina que lo mejor será dividirlos en relación a la oferta y demanda.

Muchas personas revisan el correo cada cinco minutos, pero lo mejor es hacerlo cada hora

Las preguntas que deberás hacerte en este caso son las siguientes: ¿Tus metas reflejan aquello que te gusta y en lo que verdaderamente eres bueno? ¿Cuál es el propósito que hay detrás de cada objetivo y de las actividades que realizas para lograrlo?

Mide resultados, no las horas

Como decíamos al principio del artículo, no es la cantidad de tiempo que pasas, sino la forma en la que lo gastas. Por lo general, en España es algo que tenemos muy poco aprendido, ya que el que se queda más horas siempre parece ser el que más trabaja. En otros países como Japón o los del norte de Europa, la visión que tienen al respecto es completamente distinta: el que se va antes es a quien más se recompensa.

Aunque hay muchas empresas en la actualidad que siguen esta lógica y abogan por fórmulas como la del teletrabajo, algunas compañías siguen valorando la presencia física de los trabajadores en la oficina. Otros, como la empresa de recursos humanos Cornerstone, ya se han apresurado a decir que el empleo de lunes a viernes y de ocho horas diarias está condenado a desaparecer para adentrarse en otras formas de gestión del tiempo de sus trabajadores.

No prestes atención a las cosas pequeñas

En el día a día estamos acostumbrados a recibir montones de correos que muchas veces no tienen nada que ver con el desempeño a realizar en una jornada. Es por ello que lo mejor para aumentar tu productividad, sea dejar de entretenerte haciendo cosas que no van a repercutir demasiado en el rendimiento. Un buen ejemplo es la avalancha de correos electrónicos a la que te enfrentas cada vez que abres el ordenador. "Muchas personas revisan el correo cada cinco minutos, pero lo mejor es hacerlo cada hora o dos", asegura Pozen. "Pregúntate si el contenido o la persona que te lo envía son relevantes. Guardar mails para más tarde suele ser bastante improductivo".

Tómate tiempo para pensar

Bajo el influjo de una rutina continua y repetitiva, las ideas nunca aparecen o bien hay que rascar demasiado para que aparezcan. En este sentido, lo mejor será que te tomes un día de la semana relajado para poder pensar y desconectar un poco del resto de actividades. Por ejemplo, reservando un día que no haya reuniones para analizar el presente. "A veces, si miras por segunda vez puedes apreciar las cosas desde otro ángulo", incide el experto.

Vete a casa

Para un correcto y adecuado desempeño profesional es imprescindible poder conciliarlo con tu vida personal. La satisfacción que te sacude en el momento en que sabes que ya has terminado por hoy y sales por la puerta dispuesto a ver a tus seres queridos y terminar con ellos el día es, con diferencia, el mejor momento de la jornada.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios