ACUMULABA ANTECEDENTES CUANDO GANÓ EL PREMIO

Ganó un millón a la lotería hace un año y ahora la detienen por tráfico de drogas

Es una de los 21 arrestados por pertenencia a una banda criminal que traficaba con drogas en el estado de Florida

Foto: La felicidad de Karlee Harbst no podía ser mayor el día que ganó un millón a la lotería (Foto: Florida Lottery)
La felicidad de Karlee Harbst no podía ser mayor el día que ganó un millón a la lotería (Foto: Florida Lottery)

Karlee Harbst no podía estar más feliz hace un año, cuando se convirtió en la ganadora de un millón de dólares a la lotería. Entonces se hizo la tradicional foto de los ganadores con un cheque gigante, posó para los medios de comunicación e, incluso, llegó a contar en televisión este tipo de detalles que siempre se hacen públicos en estos casos.

Así supimos, por ejemplo, que tenía 26 años, que la semana anterior había ganado 100 dólares con otro boleto de lotería del estilo del rasca y gana y que, cuando vio en su establecimiento habitual un boleto con el número 24 no pudo pasarlo por alto: “Tuve que comprarlo, el 24 es mi número favorito”. Aquel boleto número 24 escondía un millón de dólares.

Era el culmen de la felicidad porque la ganadora, además, estaba embarazada, por lo que se cumpliría el dicho de que el niño venía con un pan debajo del brazo. Ahora, Karlee Harbst ha vuelto a ser noticia, pero por un motivo muy diferente: la que fuera ganadora de la lotería ha sido detenida por la policía en una gran operación contra el narcotráfico.

Más de veinte detenidos

Según cuenta el Miami Herald, aquel premio de lotería era perfecto para que Karlee cambiara su estilo de vida porque los problemas llamaban constantemente a su puerta. Antes de ganar el millón de dólares acumulaba un amplio historial criminal con varios antecedentes, incluidos arrestos por posesión de drogas, robo, desacato al tribunal y conducir sin carné.

Karlee Harbst, en la foto que ha difundido la oficina del sheriff tras ser detenida (Foto: Facebook)
Karlee Harbst, en la foto que ha difundido la oficina del sheriff tras ser detenida (Foto: Facebook)

Pero en vez de aprovechar el dinero y cambiar de vida, Karlee Harbst formó parte de una red de tráfico de drogas y ha sido detenida por solicitar la entrega de heroína y por el uso ilegal de un aparato de comunicación de doble vía. El pasado viernes 17 de mayo hizo su primera comparecencia ante el tribunal, junto a otros veinte detenidos.

Las autoridades creen que este grupo es uno de los máximos responsables del aumento del tráfico de drogas en Florida. La operación ha sido denominada “Smooth Criminal” y esperan que, con ella, se reduzca la cantidad de sustancias ilegales en esta zona, que ha sufrido más de 300 muertes relacionadas con las drogas en los últimos dos años.

La investigación policial ha durado más de un año y ha terminado con el arresto de un total de 21 personas. Se les ha incautado heroína, fentanilo y cocaína, según las autoridades policiales de Florida, y el propio sheriff del condado de Volusia, Mike Chitwood, señalaba a los medios que los detenidos “no son buenas personas”.

Una organización criminal

En un video que ha publicado la oficina del fiscal del condado de Volusia en su página de Facebook, el sheriff Mike Chitwood explica que los agentes tenían como objetivo acabar con la cúpula del grupo, pero también detener a los pequeños traficantes que se colocan en las calles. Además de las drogas confiscaron armas, descubrieron escondites y se incautaron de dinero en efectivo.

Los agentes tenían como objetivo acabar con la cúpula del grupo, pero también detener a los pequeños traficantes que se colocan en las calles

El sheriff Chitwood asegura que "el mensaje es fuerte y claro para estos cabrones: si vienes a este condado e insistes en traficar con este veneno y en destruir familias, toda la fuerza del sistema federal de justicia caerá sobre ti. Si quieres pasar el resto de tu vida detrás de las rejas, tenlo en cuenta: te vamos a complacer".

Los 21 arrestos se produjeron en nueve lugares distintos, pero todos pueden terminar con el mismo futuro, al menos es lo que espera el sheriff Chitwood, que asegura que la policía ha dedicado cientos de horas a esta operación: "Estos cabezas huecas, que piensan que son tipos duros porque tienen armas de fuego y disparan en el vecindario, puede que no salgan hasta que tengan 60 años".

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios