una muerte inexplicable

El misterio del cadáver en el granero: nadie le conoce ni sabe de qué murió

Las autoridades han encontrado los restos en descomposición de una persona. Aún no se sabe quién es y tampoco pareció sufrir signos de ningún ataque. ¿Qué sucedió, entonces?

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Podría ser argumento para una novela negra sueca pero la realidad siempre supera a la ficción. El 1 de diciembre de 2017 la policía encontró un cuerpo en un granero abandonado, en Bazeley Copse Lane, Micheldever, Hampshire (Inglaterra) cuando trataba de resolver un robo. Se encontraba en descomposición, por lo que a esas alturas era muy difícil conocer de quién se trataba. Llevaba por lo menos un año ahí, sin que nadie, a priori, le hubiera echado de menos.

Junto al cuerpo, los oficiales encontraron otras pertenencias: un saco de dormir, un walkman, una novela de la escritora de crimen británica Martina Cole y un mapa de la calle Winchester. Nada verdaderamente concluyente, aunque las autoridades se atrevieron a aventurar que el cadáver llevaba mucho tiempo en aquel granero. "A pesar de los extensos exámenes forenses y de ADN los detectives no han podido identificar a este hombre, por lo que solicitamos la ayuda del público".

El muerto, un hombre blanco de entre 30 y 60 años, llevaba un saco de dormir, un walkman, una novela de Martina Cole y un mapa

La policía decidió hacer una reconstrucción facial del hombre, señalando que se trata de un varón blanco, con una edad comprendida entre los 30 y los 60 años, con el pelo castaño claro y corto, de1,70 m aproximadamente y cara estrecha. Llevaba un sombrero oscuro de lana, una chaqueta azul del mismo material, pantalones de chándal y botas de Wellington. "Nuestra prioridad es saber quién es para poder contactar con aquellos que le conocieron en vida. El problema es que aunque tenemos su ADN no coincide con el de ningún hombre desaparecido en Reino Unido" señaló el portavoz de la policía.

Inexplicable pero no sospechosa

Para colmo, el caso, que ya estaba envuelto en un halo de misterio, llamó aún más la atención de las fuerzas de seguridad cuando comprobaron con la autopsia que no se podía esclarecer la causa de la muerte. No había signos de que el hombre hubiera sido atacado. "Creemos que estaba durmiendo en el granero quizá porque seguía la línea de ferrocarril que se dirige hacia Winchester. O quizá venía de ahí", informaron. "Esta muerte es inexplicable, pero no sospechosa".

La imagen facial ha sido producida por el Centro de Anatomía e Identificación Humana de la Universidad de Dundee. Hace menos de dos meses se encontró otro cuerpo en un establo en West Street, que finalmente fue reconocido como Patrick B. Kroll, un ciudadano estadounidense que llevaba un mes desaparecido. Esperemos que con la imagen que las autoridades han sacado a la luz pueda, finalmente, resolverse este misterio y saberse a quién pertenece el cuerpo.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios