LOS "ÍNCUBUS"

Hay una persona en tu habitación: todo sobre la parálisis del sueño

¿Alguna vez has sentido en sueños que no podías despertar ni moverte y has notado presencias extrañas en la habitación? No te preocupes, tiene explicación científica

Foto: 'La pesadilla' (1781), del pintor neoclásico Heinrich Füssl.
'La pesadilla' (1781), del pintor neoclásico Heinrich Füssl.

Un demonio aposentado sobre el vientre de una doncella dormida vestida de blanco. Detrás de ambos, un caballo con mirada lúgubre emerge de entre unas cortinas. Se trata del cuadro 'La pesadilla', del pintor neoclásico Johann Heinrich Füssl, la más común de las imágenes que se utiliza para ilustrar lo que se conoce como una parálisis del sueño.

¿Alguna vez en mitad de la noche has sentido una incapacidad para moverte, la sensación de que hay una presencia en el cuarto o la sombra de una figura que te observa desde alguna esquina? En ese caso, es posible que la hayas sufrido, aunque hasta ahora no sabías ni siquiera cómo se llamaba. Se trata de un fenómeno bastante común que seguramente pueda ocurrirte una o varias veces en la vida, y que no es nada agradable a juzgar por su descripción. Sobre todo si se cronifica y se hace habitual, lo que puede acabar deparando graves consecuencias psicológicas, ya que el miedo a que vuelva a suceder hace que los que la sufren eviten a toda costa el descanso, algo tan importante en nuestras vidas y que influye de manera determinante en nuestra salud.

Dura poco, apenas unos minutos, los cuales pasan lentos ya que sientes terror y no puedes moverte

Según un estudio publicado en la 'Sleep Medical Review' en 2017, aproximadamente el 7,6% de la población mundial experimenta un episodio de estas características en toda su vida, con tasas mucho más altas entre estudiantes y pacientes psiquiátricos, en particular aquellos con estrés postraumático o de pánico. También puede ser fruto de un síntoma de la narcolepsia, una afección que consiste en sentir somnolencia excesiva, ataques de sueño o, incluso, pérdida del control muscular, tal y como la describe la National Sleep Foundation.

Las parálisis del sueño han estado con nosotros desde tiempos inmemoriales. Y por su naturaleza, en las épocas más oscuras de la humanidad en las que la ciencia todavía no arrojaba luz a ciertas cuestiones clínicas, parece ser una fuente de leyendas o contacto con lo paranormal, lo que daría pie a múltiples interpretaciones divinas o, al contrario, siniestras. Se sabe que la primera descripción científica que data es la un médico holandés llamado Isbrand van Diemerbroek, en 1674. Entonces, adopta el nombre de "incubus", una palabra recogida de la mitología popular europea de la Edad Media que sirve para referirse a un momento en el que un demonio se posa sobre una mujer dormida para tener relaciones sexuales con ella. Afortunadamente, los tiempos han cambiado y hoy en día la ciencia comprende la parálisis del sueño como un trastorno neurológico más que como un fenómeno paranormal.

Causas

Surge de un sueño interrumpido en fase REM, aquella en la que se da el movimiento ocular rápido y en la que los sueños se manifiestan con mayor intensidad. Se trata de un periodo transitorio para el movimiento voluntario en el inicio del sueño o al despertar. Dura poco, apenas unos minutos, los cuales pasan lentos ya que aquel que la sufre no puede moverse ni abrir los ojos y está cargado de terror. Muchos expertos ven el estrés y la ansiedad como una de las causas, así como un horario del sueño alterado.

Para evitarlas, duerme lo suficiente de manera regular, evita el alcohol, la nicotina y limita la cafeína a partir de las dos de la tarde

Lo más duro de sobrellevar es la sensación de que hay presencias contigo en la habitación en la que duermes. Una publicación en la revista 'Sleep Medicine' descubrió que aproximamente el 58% de entre 185 pacientes diagnosticados de parálisis sintió presencias de algo "generalmente no humano", y otro 22% declaró haber visto a una persona desconocida, un extraño. Por ello, es muy habitual tener este tipo de sensaciones cuando sufrimos una.

"Sabemos que la amígdala está muy activa en la fase REM, lo cual activa las sensaciones de miedo y memoria emocional", asegura Daniel Denis, doctor en Psiquiatría del Centro Médico Beth Israel Deaconess en Israel, a 'Live Science'. "Tienes una parte del cerebro que responde activamente al miedo o algo emocional, pero no hay nada en el entorno que lo expique. Así que el cerebro encuentra una solución a esa paradoja". Esa es una de las muchas explicaciones que la comunidad científica ha querido dar a tales alucinaciones, pero la causa real aún sigue siendo una incógnita.

Tratamiento

Hay una serie de factores que pueden aumentar el riesgo de padecer una de estas parálisis. Otro estudio de 2018 de la 'Sleep Medicine Review' menciona la ingesta de drogas, la genética, traumas anteriores, problemas psiquiátricos o mala salud y calidad del sueño. "Esto puede explicar por qué suele venir en épocas determinadas o en forma de episodios esporádicos", explica Denis, "ya que puede coincidir con un periodo de estrés".

Actualmente, no existe un tratamiento establecido para reducir su frecuencia o los efectos de la experiencia, pero los médicos suelen recomendar a los que la sufren que mejoren sus horarios de sueño y mantengan unas rutinas a la hora de acostarse. ¿Qué más se puede hacer? Shelby Harris, especialista neoyorkina de todo lo referido al sueño, aconseja dormir lo suficiente de manera regular, evitar el alcohol, la nicotina u otro tipo de drogas, sobre todo por la noche, y limitar la cafeína desde las dos de la tarde, así como mantener los aparatos electrónicos lo más lejos posible en el dormitorio. "Si esto no ayuda y estás teniendo episodios cada vez más frecuentes, lo mejor es que consultes a un especialista del sueño para ver si hay algún trastorno médico subyacente que pueda estar causando esta parálisis", recomienda Harris.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios