fiestas del 15 de mayo en Madrid

¿Cómo se pone el pañuelo de chulapo para San Isidro? ¿Y el de chulapa?

Como cada 15 de mayo, el parque de San Isidro, más conocido como 'la pradera' acogerá hoy a centenares de madrileños en el grueso de las fiestas más castizas de Madrid

Foto: La tradición madrileña atemporal: fiestas de requiebros, chotis y chulapos. (EFE)
La tradición madrileña atemporal: fiestas de requiebros, chotis y chulapos. (EFE)
Autor
Tiempo de lectura3 min

"Pichi, es el chulo que castiga". Suena en 'la pradera', como todos los madrileños llaman al Parque de San Isidro que acoge cada año el 15 de mayo (y los días de antes y los días de después) el grueso de las fiestas más castizas de Madrid. Suena el 'Pichi' de Lina Morgan, y suena el 'Dónde vas con mantón de Manila', y da igual que la temperatura alcance (y supere) los 30 grados al sol, porque no hay chulapo ni chulapa que en este día de fiesta deje de lado los tradicionales trajes que estos días se exige por protocolo verbenero. Los más auténticos siguen haciéndose sus trajes a medida, y gracias a ellos sobreviven los sastres que hacen los trajes de los chulapos de la capital, pero todos, sin importar la edad ni el sexo, se suman a esta tradición.

Madrid en fiestas: todos los conciertos de San Isidro

Los que llevan toda la vida siguiendo la costumbre no tienen problemas, pero los que se suman a esta tradición se encuentran en muchas ocasiones con un obstáculo en el camino: el de anudar el pañuelo como un buen chulapo. No es complicado, aunque, como todo, necesita un poco de maña. El pañuelo en cuestión debe ser de color blanco, y dadas las circunstancias meteorológicas, que sea de una tela transpirable y que no dé excesivo calor es beneficioso para el que decide llevarlo. La manera más sencilla de llevarlo es haciendo un lazo al cuello básico, para el que hay que seguir estos sencillos pasos:

  1. El pañuelo se coloca alrededor del cuello, con la caída a la misma altura en ambos lados.
  2. Tomando uno de los dos lados, se cruza por detrás del otro y se extrae hacia arriba, por el hueco creado a la altura del pecho entre los dos lados.
  3. El extremo que queda arriba se coloca caído sobre el nudo, y se tira de los dos lados hasta que queden más o menos igualados, subiendo el nudo o lazo hasta la garganta.

Si quieres verlo de manera gráfica, puedes pinchar aquí.

¿Y el de la chulapa?

Foto: Reuters
Foto: Reuters

Colocarse el pañuelo de 'chulapa' no tiene mucha complicación. Aunque el vestido más castizo de la capital puede encontrarse en una gran variedad de colores, siendo los lunares rojos o azul celeste los más típicos, el pañuelo que lucen las mujeres madrileñas siempre es blanco y nunca aparece solo: siempre va acompañado de su inseparable clavel.

Para sujetarlo sobre la cabeza solo es necesario doblarlo en pico, apoyarlo en ella y ajustarlo con un nudo en la garganta que permita que el complemento no se mueva por el movimiento del baile o el viento. Además, debajo de este, en la parte superior de la cabeza, las 'chulapas' colocan dos o tres claveles; siendo lo más tradicional seguir las siguientes normas con los colores:

  • Mujeres casadas: dos claveles rojos
  • Mujeres solteras: dos claveles blancos
  • Mujeres comprometidas o con novio: un clavel blanco y uno rojo
  • Mujeres viudas: dos claveles rojos y uno blanco

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios