CORTA POR LO SANO

Los alimentos que nunca deberías tomar si estás tratando de perder peso

Adelgazar no es para nada una tarea sencilla. Tendrás que decir adiós a un sinfín de tentaciones como alimentos hipercalóricos o llenos de grasas trans

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Nadie dijo que fuera fácil. A la hora de restar kilos en la báscula se necesita un gran esfuerzo y persistencia. La tentación siempre está ahí en forma de hamburguesas, patatas fritas o grasas trans. Pero hay alimentos. La clave está en reducir calorías en la medida de lo posible para ingerir menos de las que gastas cada día. Solo así podrás lograrlo.

Con tantos tipos de dieta a nuestro alcance, debemos saber cuál es la que más nos conviene para obtener los resultados deseados. Lo mejor es escoger alimentos ricos en nutrientes cargados de vitaminas, minerales y fibra. Pero estos no son los que nos ocupan en esta ocasión.

En vez de comer patatas fritas, elige otros snacks más sanos, como nueces, brotes de apio con hummus o zanahorias

Hoy trataremos de ponerte en aviso frente a aquellos que debes dejar atrás de forma inminente para adelgazar lo antes posible. La revista 'Pinkvilla' ha recopilado ocho comidas que tachar de la lista de la compra que veremos a continuación.

Pan blanco

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Un alimento altamente refinado que contiene muchos azúcares añadidos. También tiene un alto índice glucémico y puede aumentar tus niveles de azúcar en sangre. De igual forma, su contenido de calorías y carbohidratos es bastante elevado, a la par que bajo en fibra, proteínas y nutrientes. Lo mejor que puedes hacer es sustituirlo por el integral, ya que contiene mucha más fibra y sí que es saludable.

Patatas fritas

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Evidentemente, si vienen envasadas en bolsa, mejor ni te acerques. Son el producto procesado más típico. Muy altas en calorías, grasas y azúcares. Aunque son un snack bastante aceptado por la sociedad, lo mejor será que optes por otros mucho más sanos, como por ejemplo nueces, hummus con tallos de apio o, incluso, zanahorias crudas. Notarás la diferencia y será mucho más fácil adelgazar.

Zumos envasados

Foto: iStock.
Foto: iStock.

La mayoría de los zumos de fruta que encontramos en los supermercados están muy cargados de azúcares añadidos. Presta siempre atención al etiquetado y el valor nutricional para saber lo que estás comprando. Lo mejor, aun así, es contar con un exprimidor en tu cocina y hacerlo tú mismo de forma casera. Está delicioso.

Alcohol

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Mucho más calórico que los carbohidratos o las proteínas. Con moderación puede ser un excelente acompañante de comidas y cenas, pero si estás tratando de adelgazar y tomártelo en serio lo mejor será que te alejes de él. Ni una gota. El tipo de alcohol, como todo, también cuenta. El más perjudicial de cara a una pérdida de peso es la cerveza. Esta "tripa cervecera" no va a desaparecer si la sigues alimentando de su bien más preciado. En cambio, el vino en pequeñas dosis y siempre acompañado de una comida poco calórica puede ser beneficioso.

Helado

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Se acerca el calor veraniego y este dulce deja a más de uno con la boca abierta. Pero claro, si quieres ver descender los números de la báscula lo mejor será que te despidas de su sabor y textura. Si aún así sientes que no puedes renunciar a él, podrías hacerlo tú mismo de forma casera. Y sobre todo, reducir su nivel de azúcar y de calorías.

Arroz blanco

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Aunque contiene la suficiente fibra y proteínas para mantenerte saciado durante cierto tiempo, tiene un índice glucémico muy alto y puede aumentar los niveles de azúcar en sangre. En su lugar y como sucede con el pan, escoge el arroz integral como alternativa. Tampoco notarás mucho la diferencia, pero tu cuerpo sí.

Refrescos y bebidas azucaradas

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Ya no solo deberías mantenerte alejado de ellos solo por adelgazar, sino que también son uno de los alimentos menos saludables que hay. Causan un gran aumento de peso, entre otras graves complicaciones en la salud. A pesar de que tienen muchas calorías, no te hacen sentir tan lleno, por lo que terminas comiendo más. Seguir una dieta adecuada y cuidar lo que comes es muy importante si de verdad quieres bajar de peso. Aliméntate con prudencia, ya que los pasos que ya has dado son demasiado valiosos como para volver atrás.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios