Según Einstein, solo hay dos clases de personas, ¿a cuál perteneces?
  1. Alma, Corazón, Vida
DESCÚBRELO

Según Einstein, solo hay dos clases de personas, ¿a cuál perteneces?

Hay un rasgo clave que puede cambiar tu visión de la vida. Está claro que todos somos especiales, pero ¿qué nos define? ¿Crees o no en los milagros?

Foto: Según Einstein, solo hay dos clases de personas, ¿a cuál perteneces?
Según Einstein, solo hay dos clases de personas, ¿a cuál perteneces?

Cada persona tiene una personalidad que la define y la hace diferente a resto, pero Albert Einstein afirmó una vez que "solo hay dos tipos: las que creen que todo es un milagro y las que piensan que nada lo es". ¿A qué se refiere el científico con "milagro"? Una buena manera de definirlo es como algo que no puede suceder, pero que ocurre de todas formas. Es imposible e ilógico, pero ahí está.

En 'Psychology Today' proponen tres ejemplos para explicar esta teoría y así ver cuáles podemos verificar fácilmente en este momento. A lo largo de la historia de la psicología diferencial se han creado diferentes criterios con los que clasificar los diferentes tipos de personas. De hecho, no existe un solo modelo o test, sino varios, que se utilizan dependiendo de cuál sea el objetivo buscado.

Foto: Los únicos cuatro tipos de personalidad que existen, según la ciencia

La primera acepción de milagro de la Real Academia de la Lengua Española es un "hecho explicable por las leyes naturales y que se atribuye a intervención sobrenatura de origen divino", pero hay que resaltar que la palabra "hecho" se refiere a cosas improbables o medibles, por lo que no tendría sentido en esta definición y que, como consecuencia de no poder explicar este suceso a traves de las leyes naturales naturales, se le atribuye esta mágica intervención. ¿Eres de los que cree que existen o de los que no?

Enfermo del corazón

Marty Harris nació con una afección cardíaca potencialmente mortal: con bastante frecuencia, en momentos impredecibles, su presión arterial se desplomaba repentinamente y se desmayaba, lo que provocó que los primeros años de vida tuviera hasta 30 conmociones cerebrales. Cualquier caída podría matarla potencialmente. Pero ninguno de sus médicos pudo ayudarla.

Algo puede suceder cuando sientes una conexión con otra cosa que paecía increíblemente distante. ¿Es todo como realmente crees?

Entonces se enteró de un nuevo programa que usaba perros para combatir estos ataques. Estas mascotas están entrenadas para notar las alertas cardíacas. Son capaces de sentir si la persona a la que asisten ha tenido una disminución repentina de la presión arterial. Si lo ha hecho, el animal entra en acción y suavemente baja a su dueño al suelo para evitar un golpe contra el suelo.

Cuando el peligro ha pasado y la presión a ha vuelto a la normalidad, el perro lo siente y ayuda a levantarse y reanudar lo que estaba haciendo. Harris adoptó que le lleva acompañando durante los últimos diez años. Se llama Adele y su trabajo es monitorear constantemente la tensión de Marty y ayudarle si baja demasiado. ¡En todo ese tiempo, no ha tenido una sola caída o una conmoción cerebral! ¿Milagro? Que le pregunten a ella.

Apiladores de rocas

El trabajo de estos parece verdaderamente milagroso. Cogen piedras con tamaños y formas dramáticamente diferentes y las ponen unas encima de otras. A menudo, las más grandes y pesadas están en la parte superior con otras pequeñas debajo. El resultado es una pila desigual de aspecto incómodo que puede carse en cualquier momento, pero no lo hace. Algunas de estas columnas permanecen varias horas sin caerse, ¿es un milagro?

Invasores

Hace algunos años, Jaime estaba en casa a medias de hacer algo. Estaba distraído y molesto porque una mosca no paraba de zumbar por la habitación. La perseguía de un lado a otro hasta que, cuando ya estaba muy irritado, tomó una decisión. De sus trucos de toda la vida recuerda uno que perfeccionó en la escuela en clase de matemáticas.

No se le daban bien así que su atención la puso en otra cosa. Siempre había una mosca en aquella clase descubrió que si aterrizaba en una superficie plana y él posaba su mano lateralmente, podía cazarla viva. Así que hizo un uso productivo de esas clases para capturarla. Se puso manos a la obra, la atrapó y la soltó por la puerta de la calle. Minutos después volvió a escuchar un zumbido y repitió el procedimiento, aunque la soltó un poco más lejos.

Según la RAE, un milagro es un hecho explicable por las leyes naturales y que se atribuye a intervención sobrenatura de origen divino

Cerró la puerta y de nuevo aquella mosca volvía para atormentarle, pero esta tercera vez se dio cuenta de algo muy interesante. Esta fue mucho más fácil cogerla. El animal ofreció muy poca resistencia. Cada vez que la cogía, volvía a soltarla y al cazarla de nuevo, era más fácil todavia. La última vez la mosca se quedó en su mano, así que acarició su ala. No se alejó y se quedó allí junto a él. Parecía haberla domesticado.

El insecto se mantuvo carca durante las siguientes semanas y después desapareció. "He reflexionado muchas veces sobre este episodio y tuvo un pensamiento profundo en mi. Puedes pensar en 'así son las cosas': todo ocupa su lugar, categoría, las relaciones tienen sus límites y definiciones..., pero hay algo que puede suceder cuando sientes una conexión con otra que paecía increíblemente distante", asegura a 'Psychology Today' "Parecía milagroso", añade. El mismo Einstein se unió al grupo de los que creen que todo es un milagro. ¿Tiene razón? ¿Están en todas partes? ¿Proporcionan el sustento donde debemos cosechar esperanza y posibilidad?

Trastornos de la personalidad Cerebro Salud Curiosidades
El redactor recomienda