EN GALES, REINO UNIDO

Gana casi 200.000 euros a la lotería y termina en la cárcel por culpa del premio

Se le olvidó pagar los impuestos derivados del premio y ha sido sentenciado a seis meses de prisión por un juzgado galés

Foto: Eric Burrows, en el momento de recibir el cheque con su premio (Foto: YouTube)
Eric Burrows, en el momento de recibir el cheque con su premio (Foto: YouTube)

La historia de Eric Borrows es comparable a una montaña rusa de emociones, sobre todo desde que en 2015 se convirtiera en ganador de la lotería. Este ciudadano galés que vive en Waunarlwydd, un barrio a las afueras de la ciudad de Swansea, ganó 166.666 libras, unos 195.000 euros al cambio, cuando tenía 58 años.

Cuando recibió su premio decidió que le iba a cambiar la vida: se permitió algunos caprichos de los que no había podido disfrutar hasta entonces y se compró un coche nuevo de 26.000 euros, una pequeña autocaravana por la que pagó otros 26.000 euros, y diversos regalos para el resto de la familia, a la que también quiso obsequiar.

Incluso se fue de vacaciones a Disney World, en Florida, para cerrar una época de su vida en la que no podía ser más feliz. Fue el punto álgido después del sorteo, aunque no le iba a durar mucho tiempo por culpa de un pequeño pero importante olvido: no incluyó el dinero que había ganado a la lotería en su declaración de la renta, por lo que no pagó impuestos.

Defraudó 20.000 libras

The Sun, que es el medio que ha contado la historia, explica que dos años después del sorteo apenas le quedaban en su cuenta corriente 7.665 libras, menos de 9.000 euros. Se lo había gastado todo en coches, regalos y viajes y no había ahorrado nada. Pero lo peor es que tampoco había pagado los impuestos derivados del premio.

El juez Keith Tomas es el que se ha encargado del caso de Eric Borrows. Presidió el juicio en el que la defensa del hombre, que ya tiene 62 años, alegó que se encontraba en malas condiciones físicas y mentales. Sin embargo, el juez Thomas pensaba de manera muy diferente: a su juicio, los actos del denunciado estaban motivados por la codicia.

El presidente del tribunal asegura que mostró "poco o ningún remordimiento" por sus acciones y que cometió “un fraude deliberado y decidido”. Y, además, se supo que Burrows tenía condenas anteriores por robo y robo con asalto, aunque su último antecedente delictivo databa de 1987.

El presidente del tribunal asegura que mostró "poco o ningún remordimiento" por sus acciones

Eso fue lo que declaró el abogado de Burrows, Frank Philips: “Mi cliente no se ha metido en problemas en los últimos 30 años”. Por eso, Phillips agregó que el demandado estaba “molesto” ya que pensaba que no se debían hacer públicos los problemas con la justicia que había tenido 30 años antes de esta juicio.

Una situación muy difícil

La vida de Burrows no había sido fácil antes de que le tocara la lotería y su abogado lo quiso dejar claro durante el juicio señalando que su cliente comenzó a pedir beneficios sociales en el año 2004 porque no encontraba trabajo, sus ingresos eran nulos y sus ahorros, muy limitados. Se encontraba en una situación cercana a la exclusión social.

Eric ganó su premio en la lotería de los códigos postales británica
Eric ganó su premio en la lotería de los códigos postales británica

Los subsidios que Eric Burrows recibió durante varios años fueron totalmente legales y la justicia no tiene nada que reclamarle por esa razón. Sin embargo, cuando este ciudadano galés ganó la lotería olvidó pagar los impuestos derivados del premio y ahí sí que cometió un delito de fraude que es lo que le ha llevado a recibir una dura sentencia.

Burrows llegó a posar con un cheque gigante para una promoción de la lotería, por lo que su abogado asegura que en ningún momento pensó en defraudar impuestos. El hombre explicó durante el juicio que no declaró el premio porque pensó que era "dinero de la familia" y no solo suyo, por lo que pensaba que no era necesario hacerlo.

Eric Burrows llegó a un acuerdo con el juzgado por el cual se declaró culpable de cinco cargos de fraude por un importe total de 20.157 libras, algo más de 23.000 euros. El juez Thomas le ha sentenciado a seis meses de prisión que ha comenzado ya a cumplir en la cárcel de Swansea. Un castigo duro para una persona que apenas disfrutó de su suerte.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios