UN GRANJERO IRLANDÉS ES EL AFORTUNADO

Gana la lotería, alquila una limusina para recoger el premio y se olvida el boleto

Su padre lo había escondido a conciencia y se olvidaron de cogerlo cuando comenzaron el viaje a reclamar el millón de euros que habían ganado

Foto: Odhran y su familia en el momento de recoger el cheque de ganador (Foto: National Lottery Ireland)
Odhran y su familia en el momento de recoger el cheque de ganador (Foto: National Lottery Ireland)

Odhran Doherty tiene 23 años y la pasada semana compró un billete de lotería. Al día siguiente fue al lugar donde lo había comprado y escaneó el boleto para ver si le había tocado: “Ponía felicidades, pero pensé que había ganado un par de miles de euros; no me di cuenta de que iba a ser esta enorme cantidad de dinero”.

Esa “enorme cantidad de dinero” es, exactamente, un millón de euros, una cifra con la que ni siquiera había soñado, así que decidió comenzar su vida como millonario a lo grande: alquiló una limusina para recorrer los casi 300 kilómetros que separan su Donegal natal de Dublín, la capital de Irlanda, donde tenía que recoger el premio.

Sin embargo, no se dio cuenta de que le faltaba lo más importante, el boleto: Odhran reconoce que su padre “lo puso en un lugar seguro, demasiado seguro para ser honesto. Menos mal que estábamos en Raphoe, cerca de donde habíamos salido, así que dimos la vuelta, lo recuperamos y todo salió bien".

Todo quedó en un susto

Odhran trabaja en una granja y ya se había enfrentado a un contratiempo antes de salir a celebrar su victoria con la limusina, como explica a LadBible: “Fui a un cajero automático y me devolvía la tarjeta. Aparentemente se trata de una tarjeta defectuosa porque tenía dinero en la cuenta, pero de todos modos, no nos preocuparemos por eso ahora".

Odhran ganó su premio jugando a la Lotto (Foto: National Lottery Ireland)
Odhran ganó su premio jugando a la Lotto (Foto: National Lottery Ireland)

El padre de Odhran, Liam Doherty, quiso explicar cómo se enteró de que su hijo era millonario: "No podía recordar el día que era, pensé que era el Día de los Inocentes. Me llamó y me dijo: 'baja aquí'. Pensé que era una broma y le dije: '¿para qué diablos quieres que baje?' Y él me dijo: "baja aquí, creo que debes saber algo. Bajé, él salió del pub y me dijo: 'gané un millón de libras'”.

De hecho, Liam fue el principal responsable de la suerte de su hijo ya que fue él quien le regaló el boleto. Lo compró en un quiosco de la localidad de Raphoe después de un largo día en la granja familiar. El padre explica que estuvo trabajando junto a su mujer todo el día “y decidí ir a Raphoe para comer algo. Compré tres boletos: uno para Margaret, otro para Odhran y otro para mí".

No dejará su trabajo

Cuando por fin pudo recoger su premio, Odhran dijo que no tenía ninguna intención de dejar de trabajar en la granja, a pesar de haber ganado un millón de euros a la lotería: "No lo voy a dejar, me gusta demasiado y es una vida que yo mismo elegí. Además, es algo familiar, así que seguiré trabajando en la granja".

No voy a dejar el trabajo en la granja, me gusta demasiado y es una vida que yo mismo elegí

Lo que sí ha cambiado es su espíritu. Odhran admite que, desde que se ha convertido en millonario, "todos los días son una fiesta" para él y su familia, pero también para su novia Jessica: “Es increíble”.

La lotería ha sido algo a lo que su padre ha jugado habitualmente y la conversación sobre qué harían con el dinero siempre había estado ahí: "Papá y yo... siempre hablábamos sobre en qué gastaríamos el dinero, pero nunca pensamos que realmente sucedería; ya sabes, siempre lo piensas pero nunca sabes el sentimiento. Es inimaginable".

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios