EJEMPLO DE SUPERACIÓN

"Tienes que elegir una dieta que seas capaz de seguir": la mejor forma de adelgazar

Cuando Jared Sklar asumió que tenía un problema de peso fue cuando comenzó a cambiar. El ayuno intermitente y la bici le han cambiado completamente

Foto: Jared antes y después.
Jared antes y después.

Lo mejor que te puede pasar es que ames y seas correspondido, pero esto también puede ser un verdadero castigo para la medida de tu cintura. Jared Sklar bien lo sabe. Este norteamericano de 27 años fue en su niñez un amante del hockey y jugaba con asiduidad, hasta que encontró el amor y aparco los palos. Como cualquiera que comienza una nueva relación, comenzó a visitar (quizá con demasiada frecuencia) los restaurantes de noche y eligió quedarse los fines de semana viendo la televisión y cenando pizza, con su chica.

Cuando pesaba 128 kilos, comenzó a vislumbrar que quizá tenía un problema. La revelación llegó un día al abrir la nevera y encontrarse una caja de pizza entera. "Entendí que tenía que cambiar", explicó en la revista masculina 'Men's Health'. "Me estaba matando y no podía continuar de esta manera, era un viaje hacia la autodestrucción. Fue de un día para otro, pero sabía que el camino que comenzaba sería en ocasiones muy complicado".

Dos de mis tíos murieron por culpa de ataques cardíacos, no podía dejar que me pasara a mí

Atribuye el hecho de que engordara de tal manera a la pereza. "Mi novia y yo preferíamos, con mucho, sentarnos en el sofá tranquilamente y comer pizza. Comencé a avergonzarme de mi propio cuerpo, ni siquiera podía estar con una camiseta puesta, tenía que cubrirme de capas para que la gente no viera cuántos kilos había engordado. No es que la ropa encogiese, es que yo me hacía más y más grande. Y aún más preocupante y traumático era el hecho de que dos de mis tíos murieron con 30 años debido a ataques cardíacos, yo no quería pasar por lo mismo".

Así fue como comenzó el ayuno intermitente. Ya lo hemos comentado en otras ocasiones, se trata de un plan con el que puedes comer lo que quieras, pero solo durante un periodo limitado de tiempo. De todos los planes y opciones que puede ofrecer, sin duda el más famoso es el de 16:8. Según una investigación, este régimen hace que el páncreas regenere las células que regulan el azúcar en sangre. Esencialmente, este tipo de planes pueden tener el potencial para ayudar a combatir la diabetes y, además, es muy simple: propone limitar el consumo de alimentos a solo ocho horas durante todo el día, una técnica que soporta el control de peso. Todas las calorías tienen que ser ingeridas durante ese periodo. Da igual la cantidad de grasa que tomes si es dentro de ese tiempo. Eso sí, las dieciséis horas siguientes no podrás probar bocado (aunque puedes hartarte a agua).

"Me sirvió de mucho", asegura. "Especialmente para ser más consciente de lo que comía. Comencé a elegir las opciones sanas, pero sabía que no solo tenía que cambiar mi alimentación sino también debía volver a hacer ejercicio". Fue entonces cuando descubrió su amor por la bicicleta. "Me salvó la vida literalmente. Voy seis días a la semana a hacer spinning y es la mejor decisión que he tomado nunca". Y no solo eso, se le dio tan bien que empezó a impartir sus propias clases.

El ayuno intermitente y el spinning, que hago seis días a la semana, salvaron mi vida

"Comencé a ver los resultados casi de inmediato", indica. "Más allá del físico, lo que realmente me importa es que ahora tengo muchísima más energía. En lugar de sentarme en el sofá toda la noche, incluso cuando salgo del trabajo me apetece estar activo. Hay una cosa clara, empieces el régimen que empieces, lo mejor es que te decantes por uno que sepas que vas a poder seguir. Si lo dejas a la primera de cambio es que no estaba hecho para ti. Y espero que mi historia pueda inspirar a muchas otras personas que están pasando una situación parecida".

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios