HABRÍA PERDIDO MÁS DE 10 MILLONES DE DÓLARES

Una mujer que ganó 500 millones a la lotería denuncia a su hijo por malgastar la fortuna

Asegura que el asesor financiero que contrató su hijo ha cobrado más de 2 millones de dólares, aunque alcanzó menos del 1 por ciento de rendimiento, y que él lo sabía todo

Foto: El cheque gigante que se entregó a Gloria MacKenzie tras ganar la lotería en 2013
El cheque gigante que se entregó a Gloria MacKenzie tras ganar la lotería en 2013

Gloria MacKenzie tenía 84 años cuando en mayo de 2013 su vida dio un vuelco. Compró un boleto de lotería en Zephyrhills, en el estado de Florida, y resultó ser el ganador de uno de los mayores botes de la historia de los Estados Unidos. Gloria ganó la friolera de 590 millones de dólares, más de 520 millones de euros al cambio.

En Estados Unidos se puede elegir entre cobrar en el premio en metálico al instante, lo cual lleva aparejados múltiples impuestos, o hacerlo a lo largo de los años de forma prorrateada. La edad de Gloria llevó a la ganadora a elegir la primera opción, por lo que se llevó a casa un premio de 370 millones de dólares, casi 330 millones de euros.

Gloria quiso compartir ese dinero con su hijo, Scott MacKenzie, y éste decidió contratar los servicios de un asesor financiero para que se hiciera cargo de sus cuentas. Sin embargo, seis años después de aquel sorteo las cosas no han salido como esperaban y ahora la afortunada ha decidido llevar a su hijo y al asesor a los tribunales.

Demanda a su propio hijo

Gloria MacKenzie ha interpuesto una demanda contra su hijo Scott y contra el asesor financiero que contrató, llamado Harry Madden, porque, supuestamente, han perdido 10 millones de dólares con sus inversiones. La ganadora de la lotería presentó la demanda el pasado mes de septiembre, pero ha sido ahora cuando ha llegado a los juzgados.

Gloria MacKenzie ha interpuesto una demanda contra su hijo Scott y contra el asesor financiero que contrató, Harry Madden

La mujer, que ya tiene 90 años, explica en la demanda que recoge News4jax que su hijo y su agente de inversiones, Harry Madden, se encargaron de su dinero. Explica que Madden nunca había manejado una cuenta tan grande y durante un período de 3 años y medio cobró millones de dólares en comisiones por administrar la cuenta.

Gloria MacKenzie explica también que Madden trató de aislarla para que no se entrometiera entre el asesor y su hijo, de tal manera que sus tarifas desproporcionadas quedaran lejos de ella. No sólo eso, Gloria asegura en la demanda que el economista "no invirtió los fondos en una combinación adecuada de inversiones”.

La casa que compró Scott MacKenzie y donde se fue a vivir con su madre nada más cobrar el premio (Foto: Twitter)
La casa que compró Scott MacKenzie y donde se fue a vivir con su madre nada más cobrar el premio (Foto: Twitter)

Aunque la acusación más grave es para el asesor: “Realizó muy pocas transacciones e invirtió principalmente en instrumentos de deuda; una vez comprados, pasaban a formar parte de las cuentas y utilizaba su valor para calcular las tarifas que iba a cobrar a la mujer”. Y lo peor de todo para Gloria es que su hijo conocía todo lo que estaba haciendo Madden, pero no hizo nada para evitarlo.

Aprovecharse de alguien vulnerable

En la acusación, Gloria asegura que la rentabilidad que ha conseguido Harry Madden con su fortuna no alcanza siquiera el 1 por ciento, aunque él ha pasado unas minutas por valor de más de dos millones de dólares. En la demanda se puede leer que "la combinación de la repentina riqueza de Gloria, su falta total de conocimientos en inversiones y su edad avanzada la convirtieron en un objetivo irresistible para Madden".

En 2014, algunos miembros de su familia hablaron con Gloria sobre el pasado de Harry Madden, ya que un informe público desvelaba que había pagado tres acuerdos por quejas sobre su trabajo en el pasado. Pero su hijo amenazó al resto de familiares con desheredarlos por querer compartir esa información con su madre.

Gloria acusa en su demanda a su hijo Scott y al agente financiero de incumplir su deber fiduciario, de incumplir el contrato y el pacto implícito de buena fe, de negligencia y de conspiración para violar los deberes de abogado. También de explotar a un adulto vulnerable y de conspiración para explotar a un adulto vulnerable, en este caso la propia Gloria MacKenzie.

Gloria acusa al agente financiero de incumplir su deber fiduciario, de negligencia y de conspiración, entre otros delitos

Cuando la suerte cambió la vida de Gloria vivía en un piso de alquiler cerca de la ciudad de Tampa, donde compró el boleto ganador. Sin embargo, nada más cobrar el premio su hijo compró una casa de casi 600 metros cuadrados con cinco habitaciones dentro de una urbanización de lujo en Jacksonville, al norte de Florida.

Se gastó 1,2 millones de dólares, algo más de un millón de euros en la casa, y se llevó a su madre a vivir con él. Sin embargo, la dirección de Gloria MacKenzie que figura en la demanda es de una vivienda en el estado de Pennsylvania, 1.500 kilómetros al norte de Florida, mientras la de su hijo sigue siendo la misma vivienda del millón de euros que compró nada más cobrar el premio.

Después de las primeras sesiones orales previas, el juicio comenzará dentro de unas semanas. La intención de los abogados de Gloria MacKenzie es la de que sea un juicio con jurado, pero la defensa no lo quiere así. Sólo entonces se sabrá qué cantidad conserva la mujer de la fortuna inicial que ganó a la lotería en 2014.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios