LO BARATO SALE CARO

Las 6 cosas que nunca debes comprar en una tienda de segunda mano

Aunque estos artículos tengan un precio mucho menor que los nuevos, hay cosas que no conviene usar dos veces

Foto: Tu lavadora de segunda mano puede acabar aquí. (iStock)
Tu lavadora de segunda mano puede acabar aquí. (iStock)

Los productos de segunda mano funcionan como el reclamo perfecto para todos aquellos que necesitan ahorrar o bien no pueden gastarse mucho dinero en bienes recién fabricados. Estudiantes, familias humildes y jubilados acuden día a día a portales web en los que adquieren productos a un particular sin intermediarios. Una forma barata, económica y fácil de hacerte con lo que buscas pero no puedes pagar.

Aunque el mercado de segunda mano ha cogido impulso estos últimos años, también son muchos los detractores que utilizan la consabida frase de "lo barato sale caro". Por ello, hoy te proponemos echar un vistazo a ese listado de productos que sería mejor que compraras nada más salir de fábrica, según un artículo publicado en 'Money Talks'.

Colchones

Seguramente el objeto que más convendría adquirir completamente nuevo. Casi todos los expertos consultados coinciden en calificar de "una idea terrible" comprar un colchón en el mercado de segunda mano. Teóricamente, la vida útil de uno de ellos es de diez años. Recuerda: se trata de tu descanso, y dormir es una cuestión de salud de primer orden.

Nunca deberías comprar calzado usado por cuestión de salud, ya que los pies son una de las zonas más sensibles del cuerpo humano

"Los colchones pueden estar contaminados con suciedad, células muertas de piel y quién sabe qué más", asegura Dustyn Ferguson, un famoso bloguero especializado en el mercado de segunda mano. "Piensa en ello como una esponja: con el tiempo, está tan contaminada que necesitas comprar una nueva. Y, por supuesto, no querrías arriesgarte a que aparecieran chinches, piojos u otras plagas bastante difíciles de eliminar del hogar".

Joyería

Buscas un regalo para alguien especial y quieres darle una sorpresa sin gastarte mucho dinero. O bien vas a pedirle la mano a tu media naranja. Sea como fuere, no lo compres falsificado. "Podrías pensar que sales ganando", advierte Stacy Caprio, una famosa bloguera. "A menos que seas un experto en joyería, no sabes si es falso o no". Mejor ahorra y gasta el dinero en uno de verdad.

Zapatos

Evidentemente, si necesitas unos zapatos nuevos es porque los tuyos se han quedado viejos o ya te duelen los pies de tanto usarlos. Imagina que se los vendes a otra persona. ¿Crees que es un buen negocio? Nunca deberías comprar calzado usado, ya que los pies son una de las zonas más importantes y sensibles del cuerpo humano. Es por una cuestión de salud. Pero también porque los zapatos se suelen adaptar a los pies de su usuario, por lo que seguramente te sientas incómodo con ellos.

Artículos electrónicos

Si se te ha estropeado el teclado o necesitas un ordenador, lo mejor será que gastes el dinero en uno nuevo. Según J. R. Duren, analista de finanzas personales, es mejor evitar las tiendas de electrónica de segunda mano en la medida de lo posible.

Corres el riesgo de tirar el dinero a lo tonto comprando un producto a punto de estropearse

"Los cables podrían estar desgastados o el cableado interno estropeado, podría ser peligroso al enchufarlo a la corriente eléctrica", señala Duren. "El hecho de que un monitor se encienda no significa que haya problemas. Podría haber fallos que no ves en una prueba rápida de 30 segundos en la tienda, pero acabarán ocasionando problemas cuando te lo lleves a casa y lo uses para trabajar todos los días". En definitiva: cuidado con la obsolescencia programada.

Electrodomésticos

Si se te ha estropeado la lavadora o el aspirador, lo peor que puedes hacer es comprar un artículo que también esté deteriorado o a punto de acabar su vida útil. "No puedes estar completamente seguro de que los electrodomésticos cotidianos funcionen como esperabas cuando los compras en una tienda de segunda mano", advierte Steven Millstein, experto en economía familiar. "Puedes correr el riesgo de tirar el dinero a lo tonto comprando un producto al que ya se le ha pasado la garantía. Las aspiradoras, por ejemplo, no están diseñadas para durar mucho tiempo". El experto cifra su vida útil en como mucho 8 años.

Ropa interior

Aunque la ropa interior usada es un mercado fetichista en pleno auge, si la necesitas por motivos utilitarios, mejor ni se te ocurra adquirir unas bragas o calzoncillos que ya han sido usados. Además de por higiene y pudor, porque no siempre se limpia de forma total. "Se puede conseguir a un precio bastante bajo, por lo que vale la pena renovar cada cierto tiempo este tipo de artículos", advierte Jennifer Hayes, fundadora del sitio web Smarty Pants Finance.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios