"SIEMPRE DEJAR PROPINA"

Los consejos para tener éxito, según uno de los hombres más pijos del mundo

Nicky Haslam, ilustre diseñador de interiores británico, publica un libro en el que repasa toda su vida y explica cómo llegar a la élite gracias a todos los famosos que conoció

Foto: Captura de pantalla de una entrevista a Nicky Haslam. (YouTube)
Captura de pantalla de una entrevista a Nicky Haslam. (YouTube)

"Todo el mundo tiene remordimientos. Y las personas que dicen que no, o son unos mentirosos o unos absolutos narcisistas". Una persona de la élite mundial como Nick Haslam, quien figura entre los diseñadores de interiores más prestigiosos del mundo, lo sabe todo sobre el éxito. A sus 79 años ha conocido y entablado amistad con 'celebrities' de la talla del cantante Mick Jagger, la actriz Natalie Wood o el escritor Harold Acton, miembro del distinguido Bloomsbury Club fundado en honor al padre de la modernidad literaria, James Joyce.

Su vida ha sido como una de esas películas inglesas sobre la clase alta, como 'Notting Hill'. Vivió su juventud bajo las bóvedas del imponente Eton College, por el que han pasado 19 primeros ministros británicos, príncipes, académicos, escritores, diplomáticos y héroes militares. En 1966, adquirió Black Canyon Ranch, una gran empresa dedicada la crianza de potros árabes junto a su amante del momento, James Davison, un famoso heredero bancario estadounidense, con quien se fue a vivir a Arizona.

Hay una larga lista de cosas que Haslam odia: comer palomitas en el cine, la puntualidad o pedir a los invitados que se descalcen al llegar

Portada de 'The Impacient Pen'.
Portada de 'The Impacient Pen'.

"Es imperdonable no dejar propina, por pequeña que sea, si has quedado con amigos", afirma en una reciente entrevista a 'The Daily Mail'.. Es muy meticuloso con respecto a la higiene personal masculina: "Un aspecto esencial de la apariencia es siempre complacerse a uno mismo con lo que sea y lo demás, por lo general, consiste en evitar un crecimiento de pelo indeseado. No más cuellos peludos".

A partir de 1970, trabajó como fotógrafo en Los Angeles y diseñó salas de fiestas para clientes como la actriz Natalie Wood. Ahora, publica un libro de memorias escrito de su puño y letra titulado 'The Impacient Pen' "(El bolígrafo impaciente"), en el que narra una vida de éxito junto a la socialité más importante del siglo XX. Haslam rompió con Davison en 1972, por lo que regresó a Londres. Allí se dedicó a diseñar y decorar la casa del mismísimo Alexander Hesketh, político del Partido por la Independencia del Reino Unido. En la década de los 80, fundó su marca personal y entabló una relación de quince años con su entonces socio, el también diseñador de interiores Paolo Moschino. "Comer palomitas en el cine es algo repugnante", agrega.

En las islas británicas es famoso por sus polémicas declaraciones sobre protocolo y formas de conducta. Es todo un pope en la materia y una de las voces más respetadas a la hora de diferenciar entre lo correcto y lo incorrecto. En este sentido, hay una larga lista de las cosas que Haslam odia, la cual no deja de sorprender por su grandilocuencia y clasismo: las camisetas con iniciales, ser puntual, los duty frees, los anillos grabados, las botas de agua de colores, el coleccionismo de vino, pedir a los invitados que se quiten los zapatos al entrar en el hogar, las ferias de arte, los cisnes, los puntos de exclamación y hasta comer demasiado pronto. Un largo etcétera de aspectos de la vida privada de cualquiera que, este que supo ganarse la consideración de la realeza británica y la clase alta, aborrece.

"Nicky Haslam tiene un gusto bastante quisquilloso, siente debilidad por las personas excéntricas y se desenvuelve a la perfección con aristócratas y famosos", describe Ysenda Maxtone, quien estuvo con él en persona con motivo de la entrevista. "Por su libro desfilan los nombres de personas a las que ha conocido durante toda su vida, desde el compositor Cole Porter al activista Martin Luther King. No hay nada que le guste más en el mundo que visitar la casa de una persona famosa, describir la decoración, adivinar los hábitos domésticos de su anfitrión y reproducir sus mismas palabras".

En noviembre de 2010, se decantó por el cabaret. En una fiesta privada a la que acudieron personalidades de la talla de Kate Moss, Jerry Hall o Sir Andrew Lloyd Webber, cantó canciones de su admirado Cole Porter. Tres años después, compuso 'Midnight Matinee' un álbum en el que canta y cuenta sus memorias con amigos y colegas, entre los que destacan la actriz Helena Boham Carter, la artista Tracy Emin o los músicos Bryan Ferry y Mick Jagger.

No es la primera vez que salta al mercado editorial. En marzo de 2013 publicó un libro cuyo egocéntrico título consistía en 'La loca grandeza de Nicky Haslam: Romance y renacimiento de una casa de campo inglesa', en el cual revelaba la historia del diseño de su propio hogar. El asunto no quedó ahí. Para comercializar aún más su particular visión de la decoración de interiores, lanzó una colección de muebles y accesorios con influencia gótica de su propia casa.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios