Las mejores técnicas para no comer de más cuando tienes hambre
  1. Alma, Corazón, Vida
no seas esclavo de tu mente

Las mejores técnicas para no comer de más cuando tienes hambre

Para evitar los atracones es fundamental concienciarse de lo perjudiciales que son para la salud, aprender a escuchar a nuestro cuerpo y elegir alimentos más nutritivos

placeholder Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

A todos nos pasa. Llegamos con hambre a casa y nos comeríamos un dinosaurio que se hubiera salvado de la extinción. Nos desabrochamos el botón del pantalón y damos rienda suelta a nuestros impulsos. Entonces, claro, llega el sentimiento de culpa y nos juramos que no volveremos a hacerlo, aunque sepamos que sucederá de nuevo.

¿Por qué nos pasa? De la misma manera, cuando comenzamos una dieta muy estricta solemos abandonarla rápidamente. Nos decimos: "No puedo continuar, me voy a morir de hambre", y enseguida enterramos la cara en una bolsa de patatas para saciarnos. Según el doctor y dietista Glenn Livingston el problema está en que nuestro propio medidor del apetito podría estar roto, informa 'Psychology Today'

Comemos en exceso porque tomamos alimentos que nos vician y no nos nutren realmente, por lo que nuestro organismo no sabe cuándo ha de parar

"Es normal", señala. "La industria alimentaria en muchas ocasiones promueve que tomemos continuamente grandes concentraciones de azúcar, grasa o sal, los cuales no nos nutren de verdad, por lo que no nos sentimos satisfechos. Aquí es donde reside el problema. Incluso a veces, cuando sabemos que hemos comido bastante, no queremos parar".

Foto: Foto: iStock.

El doctor matiza que, de todas maneras, no debe intentarse perder peso de una manera muy exagerada. "Según mi experiencia", señala, "las personas que intentan perder peso rápido, un kilo o dos a la semana, luego lo recuperan rápidamente. Por eso no es aconsejable hacerlo de esta manera. Es un círculo vicioso, te introduces en un continuo ciclo de hambre y excesiva alimentación muy difícil de frenar".

Cómo evitarlo

El doctor establece una serie de pautas a seguir para que no te alimentes en exceso:

  • Disfruta de tu hambre. Quizá suene raro, pero el doctor explica que es algo bueno. Tu cuerpo está quemando las grasas en lugar de seguir alimentándose sin control, así que solo tienes que pensar que ese hambre que sientes es parte del proceso de seguir una dieta o una alimentación más equilibradas. Cuando lo hagas comprenderás que no eres un esclavo y puedes realizar esfuerzos. Domina tus impulsos.
  • No vas a morir de inanición. Es poco probable que tengas que dedicarte al canibalismo solo porque has comido poco en el desayuno. Se requieren semanas e incluso meses para que te mueras de hambre, así que puedes quedarte tranquilo: no saldrás en las noticias convertido en un saco de huesos, mientras alertan de tu situación.
  • Come más despacio. Disminuir la velocidad siempre nos ayuda a pensar, además de que digerirás mejor los alimentos. Y lo que tienes que meditar es el punto siguiente.
  • ¿Realmente tienes apetito? Observa si es solo una señal que te da tu cerebro (pasa, entonces), o si realmente es tu estómago el que habla. A veces esos síntomas pueden venir del cansancio, el estrés o la deshidratación. Un truco: bebe un vaso de agua y espera cinco minutos a ver qué te dice tu cuerpo.
  • Lucha contra ese demonio. Aprende a separar los pensamientos constructivos y sanos sobre la comida de los destructivos. Ese demonio interior que te ha hecho comer en exceso trae muchas cosas malas consigo: obesidad, diabetes, indigestión, hinchazón... a la larga acarrea problemas para la salud. Pelea contra él y castígale por lo que ha hecho. Se lo merece.
Trucos adelgazar Alimentación Salud
El redactor recomienda