SÍ SE PUEDE

Cómo adelgazar solo con caminar habitualmente: así logró perder 22 kilos

Como muchas personas, Rebecca Thomas sufría sobrepeso y apenas hacía actividad física. Pero un buen día decidió salir a pasear y todo cambió para ella

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Cuando pretendemos llevar a cabo una importante reducción de peso, la sola idea de pensar en todo lo que se avecina puede hacer que una vez más, fracasemos: a correr hasta que te quedes sin aliento y dejar de darte opíparos homenajes en forma de comida. Esto es lo que pensó, como tantas otras personas, Rebecca Thomas, una mujer de 47 años que necesitaba dar un cambio a su vida y trabajar para conseguir una buena forma física.

"Nunca fui una persona atlética y me sentía muy insegura". Al principio, como todos los que se enfrentan al problema de acabar con la obesidad, Thomas no se imaginaba haciendo ejercicio físico de alto nivel. Por ello, decidió realizar algo mucho más sencillo: ponerse a caminar. "Mis piernas no me dolieron, sentí que había conseguido algo, y lo más importante, me encontré finalmente bien, y fue precisamente eso lo que me hizo querer salir", declara a la 'NBC'.

Estaba caminando y me paré. Al instante pensé: "¿Por qué no corro?"

Como propietaria de un restaurante a las afueras del estado norteamericano de Virgina, decidió comenzar a explorar los senderos naturales que había al lado de su casa. Así fue como, poco a poco, fue perdiendo peso: hasta medio kilo por mes. Así, hasta que finalmente consiguió dejar atrás 20 kilos. Evidentemente, no bastó con realizar caminatas, sino que también siguió una dieta estricta que eliminó el azúcar, los carbohidratos y las grasas.

Para asegurarse de que su proyecto no se viera truncado, estableció una rutina y cambió sus formas de vida. Si debía ir a algún sitio a comprar algo, en vez de usar el coche o el transporte público, iba andando. Tampoco se impuso un tiempo o velocidad, tan solo "salir al aire libre y disfrutar de donde te lleven las piernas". Fuera agobios: "En lugar de obligarme a mí misma, intenté disfrutar de la actividad física".

"Cuando has llevado un modo de vida sedentario durante mucho tiempo, la idea de realizar una gran carrera o un entrenamiento intenso puede ser realmente agotadora", incide. "Es un salto demasiado grande como para lanzarse repentinamente". En lugar de atarse a una suscripción de gimnasio, se hizo una promesa a sí misma: todos los días, ya fuera andando o en bici, realizaría algún tipo de actividad física. En los días que se sentía mejor o más descansada, se esforzaría para ir un poco más lejos; en los que se encontraba más cansada o desanimada, se contentaba con cumplir el mínimo.

Todo cambió. "Hubo un momento en el que estaba caminando y pensé, ¿por qué no corro?", se preguntó Thomas. Y a partir de ahí, fue alternando jornadas de caminata ligera con la carrera de fondo. Otro aspecto que le hizo cambiar de actitud es que le dejó de importar cómo ir vestida. Además, para caminar no necesitas un buen equipamiento, puedes hacerlo con ropa de sport. "Sentir la necesidad de vestirse de cierta manera para hacer ejercicio solo te pone más obstáculos", explica. "Es una molestia más contra lo que tu cuerpo verdaderamente quiere hacer: salir a caminar por el campo y disfrutar de la naturaleza".

El camino te espera. (iStock)
El camino te espera. (iStock)

Por supuesto, otro de los elementos clave a la hora de proponerte bajar de peso es gozar de una fuerte autoestima y confianza en ti mismo, que paradójicamente, aumenta a medida que vas cumpliendo retos, como relatan todos los que han pasado por la misma situación, al igual que Thomas. "Quererte a ti misma es levantarte y volver a intentarlo, pero también no forzarte a seguir hacia delante y ponerte límites".

Por último, aconseja que si sufres sobrepeso y no te mueves demasiado, lo mejor será comenzar poco a poco, no agobiarse y aumentar la cantidad de ejercicio físico progresivamente. "Paso a paso", concluye. "No empieces a lo grande. Quiere a tu cuerpo y admira dónde está ahora. Lo mejor de caminar es que tiene el poder de llevarte a cualquier parte, no solo físicamente, sino psicológicamente".

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios