AL OTRO LADO DEL CHARCO

Las comidas españolas que los neoyorquinos aconsejan para vivir más años

Nuestro país es el más saludable del mundo y tiene la esperanza de vida más alta gracias, en parte, a nuestra gastronomía. Y a los norteamericanos se les ponen los dientes largos

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

¡Viva la dieta mediterránea! De acuerdo con el 'Bloomberg Healthy Country Index' de 2019, que clasifica a 169 economías según los factores que contribuyen a gozar de una buena salud, la dieta española ha adelantado a la italiana, que ostentaba el primer puesto el año pasado. "España muestra la mayor esperanza de vida al nacer de entre todas las naciones de la Unión Europea", afirma el estudio.

Los estadounidenses admiran muchísimo cómo se vive (y sobre todo, cómo se come) dentro de nuestras fronteras. De acuerdo con el University of Washington's Institute for Health Metrics and Evaluation, nuestro país tendrá la mayor esperanza de vida del mundo, en casi 86 años, seguido de otras potencias como Japón, Suiza o Singapur. El Observatorio Europeo de Sistemas y Políticas de Salud recalca la importancia de la atención primaria brindada por los servicios sanitarios públicos y sí, la gastronomía, basada en el aceite de oliva, cerales y hortalizas, tan típica de nuestro país.

Aquí estamos acostumbrados a las aceitunas de lata, pero en España aportan un toque de sabor diferente a cada plato

Por todo ello, el medio neoyorquino 'The New York Post' ha querido celebrar la gastronomía a raíz de un artículo en el que hacen un repaso por las principales recetas que hacen a nuestro país tan único y especial. "Cuando miro estos platos, quiero empezar a gritar y son fantásticos", asegura Maya Fuller, experta dietista. "La comida es una mezcla de proteínas, grasas, carbohidratos y sabores que invitan a sentarte con tu comunidad y disfrutar de una verdadera comida". Aquí va la lista de los deliciosos platos que resaltan al otro lado del charco y que hacen de nuestra dieta algo tan especial.

Gazpacho


Foto: iStock.
Foto: iStock.

Una sopa fría de hortalizas, aliñada con aceite y vinagre, cuyos ingredientes son exquisitos: el tomate es el protagonista principal, acompañado de pimiento, ajo y cebolla. La variación del salmorejo es también deliciosa: se le añade pan duro para crear consistencia y, por encima, tiras finas de jamón y migas de huevo duro. Una auténtica delicia. "Me encanta el gazpacho porque es relativamente fácil de preparar y puedes intercambiar las verduras que quieras según tu gusto", afirma Fuller. "Por lo general, contiene tomates, pepinos, quizás algo de pimienta... en resumen, una amplia gama de antioxidantes".

Las aceitunas

Foto: iStock.
Foto: iStock.

¡Qué sería de los aperitivos sin las sabrosas aceitunas! El acompañamiento perfecto a una cerveza bien fría de grifo. Además, representan la esencia de nuestra gastronomía, ya que es el fruto del olivo, planta de donde sale el fantástico aceite de oliva, tan autóctono que es uno de los productos estrella que más se exportan a otros países, entre ellos, Estados Unidos. "Las aceitunas contienen vitamina E y ácidos grasos monoinsaturados que son antiinflamatorios y reducen las posibilidades de sufrir alguna enfermedad cardíaca", mantiene la dietista. "También hacen las comidas más saciantes, lo que frena los atracones. Aquí estamos acostumbrados a las que vienen en lata, pero cuando piensas en cómo las comen en España, realmente agrega un toque de sabor diferente a cada plato".

Tortilla de patata

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Otro de los platos insignia de nuestra gastronomía. Aquí en España reina siempre el eterno debate de con o sin cebolla. Pero allí en Estados Unidos no pierden el tiempo con tonterías. No piensan en nada más que llevarse otro bocado a la boca. Un triunfo asegurado en cualquier restaurante del Soho o de Brooklyn. Una delicia en una ciudad en la que la gente suele descuidar la comida a raíz del ajetreo cotidiano. "Las patatas son una gran fuente de potasio y de almidón resistente, por lo que vienen fenomenal para las bacterias gastrointestinales", asegura Fuller. "Además, son muy económicas y sabrosas". Solo necesitas huevos y patatas.

Los mejillones

Foto: iStock.
Foto: iStock.

Ser una península tiene sus ventajas, y una de ellas, aparte del paisaje costero que hace que seamos uno de los puntos turísticos más atractivos del mundo, también tiene sus efectos positivos en la gastronomía: la buena calidad de nuestros pescados y mariscos, autóctonos, tanto del levante que da al Mediterráneo como las frías aguas del Cantábrico. En concreto, los mejillones esconden muchos más beneficios para la salud bajo sus conchas de lo que creemos. "Tienen altos niveles de vitamina B12 y C, así como hierro y potasio", sostiene la dietista norteamericana. "Son increíblemente sabrosos y además no son tan caros como otras especies de peces".

La paella

Foto: iStock.
Foto: iStock.

A los neoyorquinos les encanta. No es para menos, esta delicia gastronómica propia del Mediterráneo representa uno de los iconos de la cultura española. "La mezcla de arroz, carne, mariscos, verduras y especias como el azafrán lo convierten en un plato saludable y delicioso", afirma Fuller. "Todas esas especias poseen notables beneficios para la salud porque provienen de las plantas, y todas tienen capacidades antioxidantes, lo que retrasa el envejecimiento".

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios