ELLA PENSÓ QUE SE TRATABA DE UNA BROMA

Un niño de 13 años vende su consola Xbox para comprar a su madre un coche

Además, tuvo que hacer trabajos en el jardín de la mujer a la que compró el coche para compensar la diferencia de precio

Foto: William, con el coche que regaló a su madre: un Chevrolet Metro de 1999 (Foto: Facebook)
William, con el coche que regaló a su madre: un Chevrolet Metro de 1999 (Foto: Facebook)

William Rabillo tiene 13 años pero una mentalidad bastante mayor. Es consciente de las dificultades por las que pasa su madre, que le ha criado en solitario desde que era un niño, y ha decidido poner su granito de arena. Pero lo ha hecho de una manera en la que pocos niños de su edad actuarían: comprando un coche a su propia madre.

Normalmente las cosas suceden al revés: son los padres quienes compran un coche de segunda mano a sus hijos cuando tienen edad para conducir, que en Estados Unidos es a los 16 años. Pero en el caso de William fue él quien decidió que tenía que comprar un vehículo a la mujer que le había criado y ayudarla a superar los momentos de dificultad.

William se presentó en casa y le dijo a su madre directamente “mamá, te he comprado un coche”. La mujer, Krystal Preston, se rió a carcajadas, pero el chico insistió en que saliera al jardín. Allí había una mujer con un coche blanco dispuesta a darles una vuelta en ese coche. Krystal se subió, aunque por aquel entonces aún pensaba que todo era una broma.

Vendió su consola

Cuando terminó el paseo todos bajaron del coche y William repitió sus palabras: “Mamá, éste es tu coche” y le dio las llaves. Krystal escribió en su página de Facebook los sentimientos que en aquel momento se desbordaron: "Empecé a llorar. Me quedé sin palabras, mi hijo de 13 años me compró un coche".

La mujer explica después en su mensaje en las redes sociales cómo consiguió William comprarle el vehículo: primero vendió su consola Xbox y, como no le llegaba el dinero, “hizo trabajos para esta mujer. Pensé que era una broma, pero no... Me entregaron las llaves y los papeles del coche y me dije ‘esto está sucediendo ahora mismo’. Así que nos metimos en el vehículo, arranqué y nos fuimos”.

William explicó en una entrevista a Kolo-TV cómo se le ocurrió todo: vio por internet que una persona que vivía cerca vendía su coche, así que le ofreció su consola a cambio. Y como no le llegaba el dinero, se comprometió a realizar trabajos de jardinería en su casa. A la vendedora le pareció un buen rato y William consiguió su objetivo: un coche para su madre.

Pensé que era una broma, pero no... Me entregaron las llaves y los papeles del coche y me dije ‘esto está sucediendo ahora mismo’

Krysral Preston reconoce que está "muy orgullosa de mi hijo, es un niño muy bueno. Puede que tenga sus días, pero Dios mío, qué niño de 13 años le compra un coche a su madre... William, te quiero hijo y gracias. Tienes un corazón tan grande y te quiero..." Ambos tienen ya nuevo coche: un Chevrolet Metro de color blanco de 1999, justo lo que necesitaban.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios