LA MITAD DE SU VIDA

Un niño de 12 años lleva cada día a cuestas al colegio a su mejor amigo

Sufre miastenia gravis, una rara enfermedad neuromuscular que le fue diagnosticada a los 4 años y que le impide andar con normalidad

Foto: Xu cargando sobre sus hombros con su amigo Zheng (Foto: Twitter)
Xu cargando sobre sus hombros con su amigo Zheng (Foto: Twitter)

Xu Bingyang tiene 12 años. Su mejor amigo se llama Zhang Ze y va a su clase, pero sufre miastenia gravis, una enfermedad neuromuscular que le impide caminar normalmente y que le diagnosticaron con sólo 4 años. Pero eso no es un problema, al menos para Xu: pese a su corta edad, se ha pasado la mitad de su vida llevando a su mejor amigo a clase sobre sus hombros para ayudarle con su enfermedad.

Este enorme ejemplo de compañerismo tiene lugar cada día en la ciudad de Meishan, en la provincia de Sichuan, en el suroeste de China. Y para Xu no tiene ningún mérito, tal y como reconoce al Scol Online: “Peso más de 40 kilos y Zhang Ze sólo pesa 25, así que está bien llevarle”.

Xu está encantado de ser “el bastón” sobre el que se apoya su mejor amigo y Zhang Ze sólo tiene palabras de agradecimiento hacia él: “Xu Bingyang es mi mejor amigo, todos los días estudia, habla y juega conmigo. Le agradezco que me cuide así". Ambos llevan seis años acudiendo cada día al colegio de primaria Hebazi Town Central, donde todo el mundo les conoce.

Pero Xu no sólo lleva a su amigo de casa al colegio. Cuando están en el centro escolar le acompaña al cuarto de baño, le ayuda a ir al comedor o, incluso, le rellena la botella de agua cuando se le termina. Un ejemplo de compañerismo que, al principio, compaginó con otro alumno, pero éste decidió dejar de ayudar “porque no tenía tiempo para él”, según un profesor.

Ese mismo maestro explica que "durante años, Xu ha seguido haciendo buenas obras y nunca se ha quejado frente a los profesores o los compañeros de clase". Tampoco dijo a su familia que estaba ayudando a Zheng, sino que su madre se enteró por otros alumnos de la solidaridad de su hijo. Ahora, Xu sólo piensa en seguir ayudando a Zheng y, cuando sea mayor, lo seguirá haciendo con otras personas como voluntario.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios