las heterocuriosas

Mejor que con ellos: mujeres heterosexuales cuentan cómo es el sexo con otras mujeres

Según los estudios, ellas tienen mayor tendencia a excitarse con las de su propio sexo. Unas cuantas féminas cuentan sus experiencias cruzando esa frontera

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

El término "pareja", ya sea porque partimos de una historia que puede denominarse como 'heterocentrista' o por condición biológica, siempre parece englobar a un hombre y una mujer. Sin embargo, en la época actual, las etiquetas son esenciales para visibilizar a según qué colectivos. El término 'heterocurioso' es mucho más que una unión de palabras, como demuestra el estudio financiado por Grazia y Onepoll en el que se entrevistó a más de 2000 mujeres entre 18 y 24 años que confesaron que, a pesar de identificarse como heterosexuales, han tenido en alguna ocasión encuentros sexuales con alguien de su mismo sexo.

Con la reciente confesión de la Spice Girl Mel B, que aseguró haber mantenido relaciones esporádicas con Geri Halliwell, otra componente del grupo, la cuestión vuelve a estar en el candelero (o quizá nunca se fue del todo). Otra investigación, en esta ocasión más antigua, realizada en Estados Unidos con cerca de 34.000 adultos, concluyó que el porcentaje de experiencias de mujeres que habían tenido relaciones con alguien de su mismo sexo se duplicó en el periodo que iba de 1972 a 2016.

Entiendo que las lesbianas disfruten tanto, no hay nadie que conozca mejor el cuerpo de una mujer que otra

¿La explicación? Un tercer estudio publicado en el 'Journal of Personality and Social Psychology' decidió llevar a cabo un sencillo experimento: se mostraron imágenes eróticas. Las mujeres que afirmaban ser heterosexuales en realidad mostraban los mismos signos de excitación física cuando veían videos sensuales de mujeres desnudas como lo hacían cuando veían a hombres. El flujo de sangre a sus genitales aumentó y sus pupilas se dilataron. Se concluyó por tanto que las mujeres tienen una sexualidad más fluida que los hombres.

"Siempre he fantaseado con tener sexo con otra mujer pero nunca lo había llevado a cabo", explica una encuestada de 35 años. "Se me presentó la ocasión con un amigo y una chica que este conocía. Al principio estaba aterrada pero, de repente, todo comenzó a fluir. Los cuerpos de las mujeres son más suaves y fue raro tocar otros pechos. Nuestras lenguas también son más pequeñas. Entiendo perfectamente que las lesbianas disfruten tanto con el sexo, nadie conoce el cuerpo de una mujer como otra".

Las mujeres tienen una sexualidad más fluida que los hombres y es por ello que muchas experimentan en alguna ocasión con otras

"Mi caso es un poco diferente", explica L. de 31 años. "Fue con mi mejor amiga. Ninguna de las dos encontraba pareja por aquel entonces y teníamos muchas ganas, por lo que se nos ocurrió probar a la una con la otra para poder mejorar dando besos. Era agradable pero cuando finalmente conocí a mi novio no volví a pensar en tener relaciones con otras mujeres. Eso no quiere decir que me arrepienta ni mucho menos, pero era más una manera de practicar que un interés real, de hecho, siempre una de nosotras adoptaba el papel de hombre".

Otra tercera encuestada, S. de 27 años, cuenta su propia historia: "Fue idea de una amiga que es bisexual y quería que fuéramos a una fiesta solo de mujeres. Recuerdo que estaba muy nerviosa y me llamó la atención lo mayores y experimentadas que parecían todas. En un momento dado, decidí marcharme, porque estaba aterrada, pero no sé cómo me quedé observando a dos chicas que se besaban, de una manera magnética e hipnotizante. Acabé teniendo el mejor sexo oral de mi vida, aún no sé bien cómo, pero es algo que recuerdo cada vez que recurro a una fantasía".

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
16 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios