TU SALUD ESTÁ EN JUEGO

Lo que la posición en la que duermes dice de ti y de tu personalidad

De lado, boca arriba, boca abajo... ¿Cómo abrazas a Morfeo? Según lo hagas puede significar una cosa u otra. Pon atención

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Está claro que todo el mundo sabe que dormir bien durante la noche es una de las cosas más importantes que puedes hacer por tu bienestar. Científicos y profesionales de la salud mental aseguran que para que gozar de una buena vitalidad debemos descansar correctamente a diario.

Es posible que hayas escuchado desde que hay que estar más de ocho horas durmiendo hasta que qué colchón deberías utilizar para hacerlo bien, pero lo que quizá no sepas es que la posición que elijas es igual de importante que la calidad del sueño y que depende de cómo te pongas, tu cuerpo te está diciendo algo sobre tu salud y tus hábitos.

¿Hay alguna más adecuada que otra? Si estás harto de que te duela el cuello, la espalda, las articulaciones o hay mañanas que tienes reflujo y tu aliento huele muy mal, te explicamos lo que las diferentes posturas intentan decirte.

Boca arriba

Hay una razón por la que cada clase de yoga termina con savasana (estirado en el suelo boca arriba). Según algunos expertos, estar de espaldas es una de las mejores posiciones para poder relajarse. "La razón por la que es excelente es que la circulación no se obstruye o entorpece", asegura la experta en sueño Nancy H. Rothstein a 'Weel Good'. "Todo fluye libremente", añade.

Existe un debate sobre dormir de lado: el derecho puede causar reflujo y el izquierdo se ha relacionado con tener pesadillas

Pero si dormir boca arriba te hace sentir más "¡ay!" que "om", tu cuerpo podría estar tratando de decirte algo. Keelyn Nielsen, coordinadora de trastornos del sueño en Nueva York, afirma que la "apnea del sueño posicional" puede desencadenarse en esta postura. "Cuando alguien está acostado así y tiene tejidos extrablandos en la garganta por la acumulación celular grasa o una lengua desproporcionadamente grande, puede que sus vías respiratorias se cierrren y hacer que se ahoguen o ronquen". Los problemas gastrointestinales y de la espalda también pueden hacer que esta posición sea incómoda, así que escucha a tu cuerpo.

Además, según un dentista, más del 50% de la población sufre de estos problemas relacionados con el sueño y, por lo tanto, debe tener cuidado de no pasar una noche entera de espaldas. "Nunca lo recomendaría", afirma. Si tienes que hacerlo, sugiere dormir con una cuña de 30 o 45 grados para apoyarte.

De lado

Si tu sueño no es continuado y te despiertas muchas veces, puede tener más que ver con lo que estás descansando que con lo que tu cuerpo está tratando de decir. "En el ayurveda (medicina tradicional de la India que tiene como objetivo común la unificación de cuerpo, mente y espíritu), el lado en el que te pones activará un hemisferio específico del cerebro", asegura Nielsen. Existe un debate sobre cuál es mejor: el derecho puede causar reflujo y el izquierdo se ha relacionado con tener pesadillas. "Si duermes a la izquierda o a la derecha lo fundamental es que inviertas en la almohada adecuada", explica el experto.

"La posición para dormir está relacionada con la calidad de tu colchón y la composición o tamaño de los cojines. Dependiendo de cómo descanses la mayor parte del tiempo, casi siempre tienes la cabeza sobre ella, así que no debe ser demasiado gruesa o delgada", comenta. Si duermes de lado y te despiertas con el cuello dolorido puede ser el momento de considerar una nueva compra.

Fetal

Más del 40% de la población duerme así. Si estás en este grupo, Nielsen recomienda que sea de forma suave y no demasiado apretada para que tus órganos puedan funcionar correctamente durante toda la noche.

Algunos expertos aseguran que dormir boca arriba es la mejor postura de todas porque ayuda a tener una circulación liberada y relaja más

Sin embargo, no todos están de acuerdo. "El problema es que la circulación está entorpecida y eso no es bueno para el flujo sanguíneo", explica Rothstein. Si estás planeando acurrucarte, asegúrate de que no estás muy encajado y protege tu cuello y espalda manteniendo la cabeza ligeramente apuntalada y doblando las piernas juntas", concluye.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios