la decisión se ha pospuesto hasta 2021

Llega el horario de verano... ¿será el último cambio de hora en Europa?

Bruselas pretendía que el último cambio de hora se produjera en marzo u octubre de 2019, pero finalmente no ha habido consenso entre los distintos países, e incluso no lo hay en España

Foto: El reloj de la Puerta del Sol. (EFE)
El reloj de la Puerta del Sol. (EFE)
Autor
Tiempo de lectura4'

Apenas faltan horas para adelantar las manecillas de los relojes. Durante la madrugada de este sábado 30 al domingo 31 de marzo, a las 2:00 serán las 3:00 en la Península y a la 1:00 serán las dos en las Islas Canarias; o lo que es lo mismo, volverá el horario de verano pese a las intenciones de la Comisión Europea, que el pasado mes de agosto propuso eliminar el cambio de hora atendiendo a los resultados arrojados por una consulta pública en el bloque comunitario a través de la cual el 80% de los 4,6 millones de ciudadanos encuestados se mostraba en contra de la medida, hasta ahora destinada al ahorro energético en cumplimiento de la Directiva Comunitaria.

Bruselas pretendía que el último cambio de hora se produjera en marzo u octubre de 2019, en función de si el gobierno de cada país decidía quedarse con el horario de invierno o de verano, pero finalmente habrá que esperar hasta 2021, como mínimo, al no haber consenso. La comisión de Transporte y Turismo del Parlamento Europeo ha optado por retrasar hasta esta fecha la decisión con el fin de que los países miembros tengan más tiempo para decidir, si bien la posición definitiva todavía debe ser aprobada en sesión plenaria antes de que puedan comenzar las negociaciones y la Eurocámara se reserva la capacidad de prorrogar un año más el momento si considera que dicha eliminiación pudiera "dañar significativamente y permanentemente" el funcionamiento adecuado del mercado interior.

Según el texto aprobado por los eurodiputados el pasado 4 de marzo a propuesta de Austria, que consideraba muy "ambiciosa" la previsión original, los países deberán comunicar si se quedan con el horario de verano o con el de invierno, como muy tarde, en abril de 2020. Si optan por la primera opción, el último cambio de hora tendrá lugar en marzo de 2021, mientras que el reloj se cambiará por última vez en octubre de 2021 en aquellas naciones que decidan permanecer con el horario de invierno.

Nueve de cada diez españoles no quieren que cambie la hora

En el caso de España, el Gobierno aprobó el pasado mes de septiembre un acuerdo para la creación de una comisión de expertos destinada a estudiar las consecuencias de un hipotético cambio de hora. Esta comisión está compuesta por 14 expertos que deben presentar propuestas dirigidas a la protección y mejora de la salud, especialmente de los grupos de población más vulnerables, así como a potenciar la sostenibilidad social, ambiental y económica, y a favorecer el principio de igualdad entre hombres y mujeres. Más concretamente, tendrán que evaluar la forma más amplia posible los costes y beneficios de las medidas que se proponen, calcular los costes que incidan en la eficiencia energética y económica de las distintas actividades productivas, así como valorar los beneficios, especialmente los posibles impactos positivos en la salud de los ciudadanos.

"Horario de verano no es tiempo de verano"

Uno de los integrantes de este grupo, el presidente de la Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios Españoles (ARHOE), José Luis Casero, tiene claro que "todo son ventajas y no inconvenientes" y recuerda que el cambio horario se puso en marcha "tradicionalmente al amparo de una justificación económica que ya es algo marginal", en alusión a la crisis del petróleo. En este sentido, explica que "el ahorro energético es de entre un 0 y un 0,5%". "El caso es que no hay ahorro económico real y sí hay un impacto para la salud por una por una cosa inventada", asevera en declaraciones a Europa Press. Puestos a elegir, le parece más "razonable" el horario de invierno porque "tener horario de verano no es tener tiempo de verano todo el año". "El mundo se pone en funcionamiento con la luz solar, es absurdo funcionar de noche", zanja.

En el lado opuesto se encuentran voces como las del catedrático del departamento de física aplicada de la Universidad de Santiago José Mira, también entre los expertos convocados por el Ejecutivo. Mira insiste en que el cambio "es absolutamente necesario porque el día en verano dura más que en invierno y esto se arregla con el cambio estacional" y pide "poner en una balanza las molestias que se tienen los dos o tres días posteriores frente a las ventajas de todo el año y que se disfrutan durante seis meses" adaptando "el sol a la vida". A este respecto, califica de "error" la decisión de la Comisión Europea: "Esto se detona por una petición de Finlandia, pero es un error extrapolarlo al resto de países europeos", más aun teniendo en cuenta que en la consulta participó "menos del 1% de la población europea y sin tener más información".

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios