UN CASO MÉDICO MUY EXTRAÑO Y DESAGRADABLE

Acudió al médico con dolor de cabeza pero tenía una plaga de gusanos en el cerebro

La neurocisticercosis es una enfermedad paristaria terrible que se produce al ingerir huevos de la 'Taenia solium'. Produce epilepsia y si no se detecta a tiempo, puede ser muy peligrosa

Foto: Resonancia del cerebro (A) y cerebelo (B) del paciente. (Hospital ESIC, Faridabad, India)
Resonancia del cerebro (A) y cerebelo (B) del paciente. (Hospital ESIC, Faridabad, India)

Uno de los casos médicos más desagradables es el de la neurocisticercosis. Se trata de una enfermedad del sistema nervioso central de origen parasitario que principalmente se da en los países subdesarrollados, aunque puede haber excepciones. Está causada por un parásito llamado 'Taenia solium', una solitaria del cerdo que produce quistes en diferentes zonas del cuerpo, en este caso, en el cerebro.

La neurocisticercosis es causada por la ingestión de los huevos del parásito, localizados en alimentos contaminados. Puede ser antisomática y tiene buen pronóstico si se trata a tiempo. Pero esto no es lo que le pasó a un paciente de tan solo 18 años de la ciudad de Faridabad, en la India, el cual llegó al hospital local acusado de fuertes dolores de cabeza y en la ingle, el cual desgraciadamente falleció dos semanas después de ser tratado con medicamientos antiparasitarios y antiepilépticos.

Los fármacos antiparasitarios no se llegaron a administrar debido a la inflamación, por lo que se optó por los antiepilépticos

En el primer examen médico, el paciente llegó a urgencias con confusión, cefalea y dolor testicular, según informa 'The New England Journal of Medicine'. También tenía el ojo derecho hinchado. Como primera medida, los médicos decidieron hacerle una resonancia magnética, la cual reveló numerosas lesiones quísticas bien definidas por toda la corteza cerebral, tronco encefálico y cerebelo, tal y como muestran las fotografías. En ese momento saltaron todas las alarmas ya que las radiografías y los síntomas apuntaban a que se trataba de una neurocisticercosis.

Los médicos observaron quistes bien definidos que contenían nódulos ecogénicos en la ecografía del ojo y del testículo derecho. De esta forma, el ensayo inmunoabsorbente ligado a enzimas mostraron resultados positivas para el anticuerpo IgC de la cisticercosis sérica. El problema es que al haber una alta carga quística, el tratamiento con medicamentos antiparasitarios puede empeorar la inflamación y el edema cerebral, y en presencia de lesiones oculares, el paciente se arriesgaba a perder la visión.

Por tanto, los medicamentos antiparasitarios no se llegaron a administrar; en cambio se le suministró dexametasona (de efecto similar a las hormonas esteroides) y medicamentos antiepilépticos. Finalmente, los sanitarios no pudieron hacer nada por el paciente y murió a las dos semanas.

Orígenes

Según un informe del Hospital Universitario de Ourense, la cisticercosis es una enfermedad muy antigua que se remonta al Antiguo Egipto y el Imperio Romano. Los antiguos griegos describieron lesiones quísticas en las lenguas de los cerdos, por lo que llegaron a considerarlos animales impuros, como posteriormente hicieron los musulmanes. El filósofo griego Aristóteles ya la definió como "viruela del cerdo", la cual se producía tras la ingesión de excrementos humanos. Fue en el año 1558 cuando los científicos Gesner y Rumler describieron simultáneamente el estado larvario de la Taenia en humanos.

La Organización Mundial de la Salud considera la neurocisticercosis como la enfermedad parasitaria cerebral más frecuente del mundo y la primera causa prevenible de epilepsia. Se trata de una afección claramente relacionada con la pobreza y la falta de higiene, a lo que se suma como factor el hecho de compartir espacios con cerdos. Se estima que existen entre 3 y 8 millones de pacientes en el mundo, y que produce al menos de 50.000 muertes al año.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios