HAY VARIOS FACTORES QUE PUEDEN PROVOCARLO

Beber agua es bueno para adelgazar… pero demasiada puede hacernos engordar

Los expertos aconsejan beber entre un litro y medio y dos de agua cada día, aunque hay quien eleva esa cifra hasta los 3 litros. A partir de ahí, podría llegar a ser contraproducente

Foto: Beber agua es fundamental para manterner el cuerpo hidratado (Reuters/Ueslei Marcelino)
Beber agua es fundamental para manterner el cuerpo hidratado (Reuters/Ueslei Marcelino)

Casi la totalidad de las dietas de adelgazamiento que existen tienen un punto en común: coinciden en la importancia de beber agua para adelgazar. El líquido elemento transporta los nutrientes y el oxígeno hasta diferentes partes del cuerpo, pero también nos llena de energía para realizar diferentes actividades a lo largo del día.

Sin embargo, un exceso en el consumo de agua podría provocar el efecto contrario al que estamos buscando. Si nos pasamos con la cantidad de líquido que tomamos a diario podemos llegar a engordar, arruinando nuestro plan para perder peso. Por eso debemos tener cuidado con el agua que ingerimos a lo largo del día.

La retención de líquidos es un problema para muchas personas. Sucede en muchos casos que la grasa de más que notamos en el cuerpo es, sobre todo, agua que no eliminamos. Eso suele suceder cuando ingerimos una cantidad excesiva de agua de una sola vez, en vez de hacerlo de forma progresiva a lo largo de todo el día.

Desventajas de beber mucha agua

En este caso, los riñones no son capaces de hacer todo el trabajo que se les acumula y no pueden eliminar el exceso de agua del cuerpo, por lo que se queda en el interior. Además, una ingesta de líquidos excesiva también desequilibra los electrolitos en el cuerpo, lo que puede provocar fatiga, mareos, debilidad e, incluso, náuseas. Es lo que se conoce como hiponatremia.

Beber agua es imprescindible para mantener el cuerpo hidratado (Reyters/David Mercado)
Beber agua es imprescindible para mantener el cuerpo hidratado (Reyters/David Mercado)

La retención de líquidos y, por tanto, las posibilidades de que nuestro plan para adelgazar no funcione, aumenta si seguimos dietas bajas en potasio y altas en sodio. Son, junto al cloruro, el magnesio y el calcio, los electrolitos más comunes en el cuerpo humano y su estabilidad es primordial para el perfecto funcionamiento del organismo.

Otro de los problemas que puede provocar el agua a las personas es el de los contaminantes. Un estudio publicado en la revista Obesity en 2010 revelaba que la presencia de algunos contaminantes orgánicos en el agua puede provocar un aumento de peso. En el mismo sentido va otro estudio, de 2018, que analiza las sustancias químicas encontradas en el agua.

En muchos lugares es necesario purificar el agua que se consume, ya que podría estar expuesto a contaminantes

Se trata de residuos de sustancias perfluoroalquílicas, conocidas entre los científicos como PFAs, que estarían asociadas a la obesidad y a la ganancia de peso al ralentizar el metabolismo de las personas. Por eso en muchos lugares es necesario purificar el agua que se consume, ya que podría estar expuesto a estos contaminantes.

Una cantidad relativa

La mayoría de los expertos recomiendan beber entre un litro y medio de agua y dos litros diarios, y no sólo en las personas que hacen distintas dietas para adelgazar, sino para todo el mundo. Sin embargo, hay profesionales que amplían esa cifra hasta los 3 litros diarios e, incluso, los 3,5 litros para los hombres, aunque esa cantidad dependerá finalmente de cada persona.

La mejor fórmula que tenemos para beber agua a lo largo del día es hacerlo cuando tenemos sed. El cuerpo es inteligente y nos lo pedirá de forma natural, aunque las personas que no necesitan beber mucha agua a lo largo del día son las que deben hacer el esfuerzo de beber esos seis u ocho vasos que se recomiendan habitualmente.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios