ten mucho cuidado

Las siete cosas que nunca debes hacer si te toca la lotería

Vivir como un millonario no es nada fácil. Te aconsejamos que si has obtenido una importante suma de algún sorteo sigas una serie de pautas para no perderlo todo

Foto: Foto: EFE.
Foto: EFE.

Ganar la lotería es uno de los sueños más recurrentes del mundo. El dinero no dará la felicidad, pero te da libertad, y con esta, el camino a conseguir todo lo quieras en la vida. Las probabilidades de ganar son reducidas, más pequeñas que si te cayera un rayo en un día soleado. Es fácil ir a una administración y darse cuenta de que muchas personas juegan a diario.

La esperanza es lo último que se pierde. ¿Quién no querría que su cuenta creciera unos cuantos ceros más? Es instantánea y te hace sentir seguridad sin necesidad de habilidades y esfuerzo. Ganarla lo cambia todo, pero igual que llega con mucha facilidad, puede irse.

Sé prudente porque no todo es feliz cuando el dinero llega tan repentino. Tiene un lado oscuro. Es muy posible que si no sabes utilizarlo lo desperdicies y acabes en la quiebra. Mucha gente que se ha hecho millonaria de la noche a la mañana y en poco tiempo lo ha perdido todo. Hay muchos riesgos que pueden arruinar tu nueva acomodada vida. Sigue esta pequeña guía si no quieres que te pase a ti (en el caso de que te toque alguna vez, claro).

Firma el décimo y cóbralo rápido

Parece una tontería, ¿verdad? Hazlo. Es posible que se te olvide en algún sitio, que lo pierdas, que te lo roben o que se queme en un incendio en casa: En EEUU hay millones de dólares que no son reclamados porque los ganadores no saben qué han hecho con el boleto y no tienen cómo demostrarlo. Imagina que alguien lo encuentra y no está firmado: sería imposible saber, en el caso de que fueras tú quien lo hubieras perdido, que te pertenece.

La sociedad y los interminables anuncios engañan al público haciéndote creer que necesitas muchas cosas. Sé prudente e invierte el dinero

Y por su puesto ve a la administración pronto a cobrarlo, no vayas a tener la mala suerte de que se te extravíe y te lleves un disgusto. ¿Te gustaría conservar el anonimato? En América los premiados no tienen opción: lo habitual es que cuando un premiado va a cobrar su premio, los medios de comunicación publiquen sus datos y una fotografía con el cheque en el que se ve la cuantía y el nombre del sorteo.

Dime de lo que presumes...

No lo hagas. No vayas contando a bombo y platillo que eres el afortunado. Mente fría y silencio. No puedes confiar en casi nadie para mantener este secreto. Como lo reveles te darás cuenta de que de repente tienes amigos y primos por todas partes. No solo porque la gente pueda pedirte algo sino porque te familiarizarás con la frase "por el interés te quiero Andrés".

Y no vayas de listo. No creas que lo vas a saber gestionar mejor que nadie. Seguramente te des cuenta de que es no sabes tanto de finanzas como creías. Ve a ver a un profesional de impuestos o a un asesor de inversiones para ver en qué podrías invertir lo ganado.

Adiós deudas

Si de repente te vuelves asquerosamente rico, deshazte de tus antiguas obligaciones financieras y deudas de inmediato. Si te sientes como "soy millonario y no tengo que pagar más", ya estás metido en el camino de la muerte, otra vez. Da igual la cantidad, si tienes un solo céntimo que le debas a alguien, algo está muy mal. Para el caso, no debe tener un solo agujero nunca más.

Si lo pierdes todo y aún tienes una hipoteca, facturas, préstamos estudiantiles y facturas personales, todos tus amigos y miembros de la familia deben castigarte o ridiculizarte todos los días por el resto de su vida. ¡Torpe!

Vive, pero relajado

La tentación de seguir comprando o acumulando y gastando puede acabar contigo. Si pasas una vida simple a tener al instante los medios para gastar cientos de miles de euros o más por semana, ¿cómo crees que serán tus expectativas futuras? Hay muchas posibilidades de que quieras más y más (y cada vez menos probailidades). Si empiezas a jugar en las máquinas o a apostar en el casino, te estás condenando a ti mismo.

No todo es feliz cuando el dinero llega tan repentinamente. Es muy posible que si no sabes utilizarlo lo desperdicies y acabes en la quiebra

La sociedad y los interminables anuncios engañan al público haciéndote creer que necesitas muchas cosas. ¡Solo son eso, artilugios! No compres decenas de coches ni casas. No se vuelvas loco y regales siempre cosas a tus amigos y familiares. Evita ser impulsivo. ¿De verdad quieres ser el departamento de bienestar personal de tus amigos y familiares?

Hola presupuestos, adiós envidias

Si eres un nuevo millonario no estarás acostumbrado a disponer de una gran cantidad de dinero. Establece unos límites, puede que te cueste un poco al inicio, pero a la larga lo agradecerás. Lleva un registro de todos tus gastos en una libreta para que puedas identificar fácilmente si tus finanzas gozan de buena salud o por el contrario están llevándote a la bancarrota.

Muchas estrellas de cine, artistas y atletas viven una vida de lujo. El dinero de la lotería le da al ganador la oportunidad de vivir como ellos, pero este privilegio viene con trampa. Sé consciente de tus limitaciones y aprovecha la oportunidad para invertir en lo que debes. No trates de eludir impuestos, si se te ha ocurrido, desecha la idea!

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios