el traNsatlántico insumergible

Pudo ser por seguir las reglas: una nueva teoría sobre la tragedia del Titanic

¿Se podría haber evitado el hundimiento del barco más conocido de la historia? Un nuevo libro apunta que un procedimiento operativo estándar fue el culpable de la colisión

Foto: Fotograma de la película 'Titanic'.
Fotograma de la película 'Titanic'.

Era el transatlántico soñado, y también será siempre el más conocido de la historia. En 1912, mucho antes de que Leonardo DiCaprio y Kate Winslet emocionaran al mundo con su romántica (y poco verídica) historia, el barco al que no podría hundir ni el mismísimo Dios viajaba desde Southampton a Nueva York, sin imaginar el triste destino que lo esperaba.

Lo más curioso es que 14 años antes ya se había anticipado una catástrofe similar, quizá la misma. Una serendipia, como comúnmente se conoce a estas casualidades. En 1898, el escritor Morgan Robertson publicó su novela 'Futility, or The Wreck of the Titan', en la que narra el hundimiento de un “transatlántico insumergible” llamado Titán. Ambos barcos, el real y el imaginario, se hundieron a 400 millas (unos 640 kilómetros) de Newfoundland. La pregunta siempre estará en el aire, ¿se podría haber evitado?

Un error muy profesional

El periodista Senan Molony lleva estudiando este desastre 30 años, y ha llegado a la conclusión de que el barco se hundió debido a una regla poco conocida que insistía en que todas las naves giraran a la derecha para evitar una colisión. Eso fue lo que envió al Titanic, de cabeza, contra el iceberg. En su nuevo libro, 'Titanic: por qué chocó, por qué se hundió y por qué nunca debería haber navegado', el autor sugiere este dato, como informa el 'Daily Mail'.

La regla de girar a la derecha o a estribor para evitar los choques se puso en marcha en 1850, pero no funcionaba con icebergs, y aun así la tripulación decidió seguirla. "De hecho", explica el periodista, "hubo mucho debate al respecto. Un marinero, Joseph Scarrott, había visto el bloque de hielo antes del impacto y explicó que su masa se extendía hacia el lado derecho. Aun así, decidieron llevar a cabo el procedimiento operativo estándar, es decir, ir a estribor para evitar la colisión, lo que fue el error fatal".

El barco no tenía carbón suficiente para huir a aguas seguras, por lo que su trágico final parecía estar escrito

Añade: "Siguiendo esta versión, el Titanic hizo lo correcto y tuvo una conducta 'profesional', pero al aplicar ese procedimiento estándar de evitar la colisión frontal fue cuando cometieron el error que se llevaría tantas vidas por delante. Si la elección hubiera sido trasladarse a puerto de inmediato, probablemente se habrían salvado, pero habrían roto una regla arraigada en la profesión marina"

Molony explica que el barco probablemente no hizo solo una maniobra sino dos contradictorias, que fue lo que costó la vida a la nave y a todos los que estaban dentro. "Pero no solo fue un factor lo que hizo que el transatlántico se hundiera", indica. "También hubo un grave incendio en una de las minas de carbón que causó serios daños en el casco del Titanic, en la misma zona donde el iceberg lo golpeó más tarde".

Las temperaturas debilitaron tanto el casco que cuando el barco chocó contra el bloque de hielo, lo que podría haber sido un golpe menor se convirtió en el desastre que todos conocemos. "La zona afectada por el fuego había perdido tres cuartas partes de su fuerza debido a que las altas temperaturas del fuego alteraban la composición química del acero". Al parecer, el incendio habría empezado en Belfast.

Un grave incendio ya había causado daños en el casco del Titanic, por lo que se encontraba debilitado cuando el iceberg chocó contra él

Su trágico final parecía estar escrito, tal y como el libro de Morgan Robertson había predicho tiempo atrás, y todo apunta a que, de ninguna manera, habría podido escapar de su fatal suerte. Había una huelga de carbón nacional en Reino Unido en aquellos momentos, por lo que el barco tampoco podría haberse desviado del área huyendo a aguas más seguras porque no tenía suficiente combustible. Optó entonces por atravesar el campo de hielo, con las consecuencias que conocemos.

El Titanic se hundió para siempre en las profundidades del océano en la noche del 14 al 15 de abril de 1912, mientras su orquesta tocaba con temple piezas que iban desde Strauss a Gilbert y Sullivan. Para el recuerdo quedará siempre la legendaria frase: "Caballeros, ha sido un honor tocar con ustedes esta noche..:".

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios