AL ROKER VUELVE A LUCIR UNA GRAN FIGURA

Así adelgazó 20 kilos (y sus niveles de colesterol) este famoso presentador

Un bypass gástrico no fue suficiente para que mantuviera el peso que había perdido, por lo que decidió adelgazar con cabeza

Foto: Al Roker y su mujer, Deborah Roberts, en una recepción en la Casa Blanca (Reuters/Mary F. Calvert)
Al Roker y su mujer, Deborah Roberts, en una recepción en la Casa Blanca (Reuters/Mary F. Calvert)

Al Roker es una de las caras más conocidas de la NBC, una de las mayores cadenas de televisión de Estados Unidos. Es meteorólogo y uno de los presentadores del informativo matinal ‘Today’, además de haber escrito varias novelas. Pero la mayoría de los norteamericanos le conoce por su conexión en directo durante el huracán Wilma, que asoló el país en 2005, cuando estuvo a punto de salir volando por los aires.

El presentador siempre ha tenido problemas de sobrepeso. Tal y como explica GH, llegó a pesar 155 kilos y en 2002 decidió someterse a un bypass gástrico, una operación que le permitió adelgazar casi 50 kilos y recuperar su figura. Sin embargo, esa operación le provocó algunos efectos secundarios y no siguió perdiendo peso como él esperaba.

Al contrario, volvió a ganar kilos y con la muerte de su madre en 2011 volvió a un peso similar al que tenía cuando se operó. Por eso tomó una decisión: volvería a adelgazar, pero esta vez lo haría con cabeza, siguiendo los pasos lógicos para deshacerse de los kilos que le sobraban y primero con una dieta rica en proteínas y después siguiendo la dieta keto.

Primero las proteínas

Al comenzó a hacer ejercicio y a moderar sus comidas. Reconoce que antes era normal para él sentarse después de cenar con una tarrina de helado y comerse la mitad: “Era mi ración”. Ahora es consciente de que dos cucharadas son suficientes para quitarse el gusanillo de chocolate o dulce que a veces le pica después de la última comida del día.

Antes era normal para él sentarse después de cenar con una tarrina de helado y comerse la mitad: “Era mi ración”

Además de practicar deporte y de limitar sus raciones, Roker comenzó a alimentarse mejor. Eligió mejor los productos que tomaba, priorizó las proteínas por encima del resto de nutrientes y su cuerpo comenzó a agradecérselo. Los kilos fueron cayendo poco a poco, pero sin forzar, hasta que alcanzó de nuevo los 100 kilos que había rondado después de la operación.

Su tercera esposa, la periodista Deborah Roberts, con quien lleva casado 23 años también tuvo mucho que ver: “Ella se levantaba un sábado, se iba a correr y yo me quedaba tumbado o haciendo el desayuno a los niños. A ella no le gustaba esa situación, ni a mí tampoco”. Así que fue otra de las causas para que decidiera desprenderse de los kilos que le sobraban.

Al Roker, en una imagen de abril de 2018 (EFE/Justin Lane)
Al Roker, en una imagen de abril de 2018 (EFE/Justin Lane)

El resumen es que Al Roker no se sentía una persona sana. La dieta rica en proteínas le ayudó durante un tiempo, pero volvió a coger peso después hasta volver a alcanzar los 110 kilos. Hasta que en los últimos meses descubrió la dieta cetogénica, la conocida dieta keto, que le ha llevado a adelgazar veinte kilos en desde el pasado mes de septiembre.

Adora la dieta keto

La dieta keto consiste en sustituir los hidratos de carbono por grasas saludables, manteniendo una ingesta razonable de proteínas. De esa manera se consigue entrar en un proceso de cetosis en la que el cuerpo quema la grasa y, por tanto, ayuda a adelgazar más rápidamente, pero sin dejar de comer sano. El peso de Roker ha bajado en los últimos meses por debajo de los 90 kilos.

El propio presentador de televisión comparte en su cuenta de Instagram las recetas que elabora, siempre basadas en la dieta keto, y deja comentarios como éste: "Mi motivación del lunes es también mi comida del lunes”. Una cena normal, por ejemplo, contiene una chuleta de cordero, unos espárragos trigueros a la plancha y una ensalada mixta de guarnición. Sin pasar hambre.

Roker ha explicado su éxito incluso en su propio programa, y defiende la dieta keto, aunque también entiende a los que cree que no es buena, como recuerda Mens Health: "Mi punto de partida es que, lo que funciona para ti, funciona para ti. Hay ciencia en ambos lados, los que defienden que la dieta keto no es una buena idea y los que dicen que sí lo es. Creo que depende de cada persona, de su médico y de los consejos de un profesional para que tomen su propia decisión".

El presentador no sólo ha adelgazado veinte kilos en los últimos meses con su dieta baja en carbohidratos: también ha conseguido reducir sus niveles de colesterol y su presión arterial. Admite que este tipo de alimentación puede no ser bueno para todo el mundo, pero él y los suyos están felices y, a día de hoy, es lo que realmente le importa.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios