SIEMPRE SANOS

Cuatro alimentos que te ayudarán a adelgazar y mantenerte sano

Seguir una dieta equilibrada es indispensable para mantenerte en tu línea. Estos son los alimentos imprescindibles que harán que los números de la báscula no aumenten

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Hay que admitirlo: es muy difícil perder peso. No solo eso, sino que también lo es no ganar unos pocos kilos una vez los has dejado atrás. Muchas personas que tuvieron éxito en sus planes de adelgazamiento se estrellan con la misma pared. Uno de los mayores problemas es que muchas veces la bajada de peso no es sostenible. El hambre siempre acecha, y es muy difícil no resistirse a la tentación.

Pero ciertas opciones culinarias pueden conseguir que los kilos se mantengan y no aumenten, a la vez que proporcionan los nutrientes necesarios para llevar una vida sana. La revista académica 'The Conversation' ha hecho una recopilación de los trucos más comunes para atajar la sensación de hambre y conseguir avanzar en nuestra meta de llevar un régimen alimenticio sano y equilibrado.

Pan integral

Generalmente, y más en la cultura española, está presente en todas las comidas. Puede que te sea muy difícil deshacerte de la costumbre de acompañar tus platos con pan, pero si lo sustituyes por uno integral puede ayudarte a que te sientas lleno por más tiempo. Este alimento se compone de tres elementos: el grano, el endospermo y el germen. Esta conjunción ayuda a que parte de la energía se escape durante el proceso digestivo, lo que conseguirá que el cuerpo absorba menos calorías.

Consume una amplia gama de verduras, ya que si solo comes de un solo tipo, los beneficios para el cuerpo no serán tan altos

Además, el pan integral ayuda a protegerte contra enfermedades crónicas como las cardíacas, la diabetes tipo 2 y algunos tipos de cáncer. También resulta beneficioso de cara a regular la función intestinal. Es sumamente fácil de incluir en una dieta para bajar peso y cuesta muy poco tiempo acostumbrarse y sustituirlo por la baguette clásica.

Verduras de colores

Folato, vitamina C y B, fibra y potasio. Son algunos de los nutrientes que aportan verduras como los tomates, pimientos o berenjenas. También son muy bajos en calorías. A la hora de establecer planes dietéticos, la gente cree que comiendo muchas verduras conseguirá adelgazar; pero no es del todo cierto, ya que lo más importante es consumir una amplia variedad de ellas.

Por ello, si estás pensando en bajar de peso, lo mejor es que los platos que prepares estén llenos de colores. Para todos aquellos que usan la excusa del "no tengo tiempo para cocinar", en cualquier supermercado puedes encontrar verduras congeladas que solo necesitan pasar por la sartén menos de cuarto de hora. Buen provecho.

Nueces

El aperitivo estrella de toda buen plan de adelgazamiento. Las nueces son el fruto seco estrella para absorber la menor grasa posible. Además, poseen un alto contenido de fibra, lo que hará que te sientas mucho más lleno y el hambre no venga a visitarte de improviso. Este alimento contiene una serie de vitaminas y minerales muy beneficiosos para la salud, que incluyen grasas saludables, proteínas, zinc o magnesio.

Nuestro cuerpo necesita mucha agua para regular la temperatura corporal, aumentar el rendimiento cognitivo y hacer funcionar el aparato digestivo

La ciencia ha demostrado que ayudan también a disminuir el riesgo de padecer una enfermedad cardíaca, así como a mantener a raya la diabetes tipo 2. Para ponerlo en práctica y sacar partido a toda esta lista de beneficios, los investigadores aconsejan ingerir un puñado de nueces todos los días para almorzar o merendar (alrededor de 30 gramos). Si se te pasa o no quieres tomarlas así, puedes añadirlas a una ensalada: están deliciosas.

Bebe mucha agua

A veces, cuando estás intentando perder peso, puedes confundir la sensación de hambre con la de sed. Por ello, cuando creas que necesitas comer algo, bebe siempre primero un vaso de agua, tal vez tu cuerpo te haya engañado y no lo sepas. Si te encantan los refrescos, evítalos a toda costa. Estos son sin duda uno de los elementos que te hacen ganar los kilos perdidos.

"Nuestros cuerpos necesitan agua para equilibrar los fluidos, la regulación de la temperatura corporal o el rendimiento cognitivo, así como para el correcto funcionamiento gastrointestinal, renal y cardíaco", asegura 'The Conversation'. "Beber mucha agua también mejora el aspecto de la piel y puede reducir el riesgo de sufrir cefaleas".

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios