SÓLO SE PUEDE HACER DOS DÍAS SEGUIDOS

La dieta para adelgazar tras los excesos (idónea después de Carnaval)

El plan permite ingerir un máximo de 1.100 calorías y recomienda comer muchas veces a lo largo del día con tentempiés ligeros

Foto: Una bruja lanzando salchichas a la multitud (EFE/Rolf Haid)
Una bruja lanzando salchichas a la multitud (EFE/Rolf Haid)

La semana de Carnaval es pródiga en excesos: don Carnal hace de las suyas y hombres y mujeres, mayores y pequeños nos dejamos llevar por el camino de la perdición… culinaria. Son días en los que se come y se bebe de más, en el que los dulces típicos de esta época del año llenan nuestras despensas y que terminan haciéndonos coger algo de sobrepeso.

Para evitar este trágico final que suponen esos kilos de más existe la dieta del día después. Se trata de un plan alimenticio en el que se eliminan las grasas y el azúcar y que es perfecto para aplicar el lunes de carnaval, para aquellos que terminan ahí su semana carnavalera, o bien el miércoles después de haber procedido al entierro de la sardina.

Es un truco para adelgazar que sólo puede durar un máximo de dos días y que trata de comer varias veces a lo largo del día, en la mayoría de los casos con tentempiés, que nos ayuden a equilibrar el azúcar que hay en la sangre y pasar de un periodo en el que se ha consumido mucho azúcar a otro en el que reduciremos su ingesta al máximo.

Pocas calorías

La base de esta dieta para adelgazar es ingerir un máximo de 1.100 calorías, por lo que los expertos recomiendan no seguirla durante un plazo mayor de dos días. Vamos a explicarte qué hay que comer a lo largo de toda la jornada: si decides llevarla a cabo durante un día, terminará con la última ingesta; si decides que sean dos días, repite el menú, de nuevo, al día siguiente.

El yogur griego está indicado en esta dieta exprés
El yogur griego está indicado en esta dieta exprés

En el desayuno se prepara una infusión con el zumo de un limón y dos vasos de agua: ahí se coloca una rama de canela y todo ello se lleva a hervir para proporcionar una infusión que se debe tomar totalmente en ayunas nada más levantarse. Después de la ducha, ya tomamos lo que sería el desayuno propiamente dicho.

Estaría compuesto de una taza de té o de café sin azúcar, utilizando como edulcorante la estevia. Tomaremos 150 gramos de yogur griego sin lactosa y desnatado, también con estevia u otro edulcorante; podemos sustituir el yogur griego por un yogur de soja con una cucharada de cereales de trigo o avena. Por último, una rebanada de pan de centeno o dos tortitas de arroz con una cucharada de compota de manzana.

Esta dieta sólo se puede llevar a cabo durante un máximo de dos días seguidos

A lo largo de la mañana, esta dieta nos pide que comamos en dos ocasiones, de tal manera que el metabolismo esté siempre funcionando. La primera vez lo haremos ingiriendo sólo 5 almendras, ya que no habrá pasado mucho tiempo desde que hemos comido y no tendremos mucha hambre; la segunda, una o dos zanahorias y una pastilla de chocolate negro.

Sin parar de comer

A la hora del almuerzo, el plan de adelgazamiento contempla que comamos una ensalada compuesta de rúcula, tomates, 3 aceitunas verdes o negras, una lata de atún al natural y vinagre de manzana. Si no se quiere tomar atún se puede sustituir por frijoles. De postre hay que comer dos mandarinas o media naranja y para beber una infusión en la que se hierve agua junto a raíz de jengibre, un poco de cúrcuma y una pizca de pimienta.

Hay que tomar la mitad de la infusión en la comida y la otra mitad reservarla para la cena. En la merienda, de nuevo, 5 almendras, aunque esta vez añadimos 2 rodajas de piña o cuatro ciruelas. Y tomamos otra infusión como la que bebimos durante el desayuno, la que estaba compuesta de canela y el zumo de limón.

Una hora antes de cenar, la dieta nos pide dos pepinos y 20 gramos de queso, aunque se pueden sustituir por un batido hecho a base de 100 mililitros de leche de soja y una pera. Y cuando llega la hora de la cena, la base son 100 gramos de filete de ternera sin nada de grasa y una tortilla de dos huevos y hierbas aromáticas, con guarnición de 200 gramos de champiñones salteados y una patata cocida.

Una tortilla de dos huevos es parte de la cena para después de carnaval.
Una tortilla de dos huevos es parte de la cena para después de carnaval.

Para las personas que son veganas se puede sustituir la cena por 40 gramos de espaguetis de soja o arroz, salteados con los mismos 200 gramos de champiñones y acompañados de 50 gramos de tofu. Y lo último que debemos tomar antes de meternos en la cama son 200 mililitros de leche desnatada o de soja. Un plan con el que no se pasará hambre y que se puede repetir sólo durante dos días.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios