¿estás preparado?

Este será el verdadero trabajo del futuro (y no es el que esperas)

El envejecimiento de la población y la automatización son dos graves problemas a los que nos enfrentaremos en los próximos años, pero ¿y si los combinamos para algo positivo?

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

El debate sobre el futuro es frecuente y siempre se visualiza con cierto temor. En el siglo pasado se proyectaba una vida fuera de este planeta, conquistando nuevos mundos, ilusiones que han ido relegándose poco a poco hasta quedar solamente en la mente de algún director que pretende crear una franquicia mediante un 'blockbuster'. Lo que importa a día de hoy es bien distinto: automatización, problemas medioambientales, crisis económicas y algo de lo que no se habla mucho, el envejecimiento de la población.

¿Qué haríamos si un buen día nos despertamos y la mayoría de nosotros somos ancianos? En 2015, el 16% de las personas en la OCDE eran mayores de 65 años. Se espera que aumente la cifra al 25% para 2050. Los demógrafos han cuestionado también la predicción de la ONU de que la población mundial alcanzará los 11 mil millones para 2100, sino que se llegará al punto máximo (entre 8 y 9 mil millones) a mitad de siglo y después comenzará a declinar debido a la reducción de las tasas de fertilidad. Es una buena noticia desde un punto de vista ecológico, pero esta caída intensificará la tendencia al envejecimiento de las poblaciones.

Automatización y envejecimiento

Puede comprobarse echando un simple vistazo a algunos pueblos de España. Los problemas económicos, la emancipación tardía de los jóvenes y su estabilidad económica y la aparición reciente de los antinatalistas (recuérdese el disparatado caso del joven que hace poco pretendía denunciar a sus padres por haberle concebido sin su permiso) son algunas de las causas que potenciarán el envejecimiento de la población. Explica el columnista y experto en Economía Global David Mattin en 'Forum': "Necesitamos prepararnos para un mundo remodelado por esa gran sacudida demográfica hacia la vejez".

"¿Qué cambios puede atraer este cambio demográfico? Algo está claro, muchas personas mayores necesitarán atención", explica. Un estudio reciente realizado por la London School of Economics descubrió que la cantidad de personas mayores de 85 años en el Reino Unido que necesitan atención las 24 horas se duplicará, hasta alcanzar más de 450.000 personas en 2035. El Reino Unido ya se enfrenta a una crisis de atención a las personas de edad avanzada.

Si la Inteligencia Artificial prima en nuestra sociedad, quizá la gente pueda priorizar otras formas de empleo, como cuidar de los demás

La automatización y el auge de la robótica son algo que preocupa frecuentemente a aquellos que piensan qué sera de su trabajo de aquí a 2050. Según los expertos, los únicos sectores que se librarán del auge de la robótica son aquellos que requieren esfuerzo humano local. La Inteligencia Artificial, como es lógico, conseguirá que conforme pase el siglo, se necesiten menos personas y más máquinas para trabajar.

"¿Qué podemos hacer con miles de millones de jóvenes que serán innecesarios? Nunca ha pasado algo así" explica Mattin. "Sin embargo, si juntamos los dos desafíos principales (automatización y envejecimiento de la población), quizá encontremos dos piezas entrelazadas para un rompecabezas más grande. Si un ejército de gente joven y de mediana edad que no desempeñan ningún trabajo en la economía se dedican a cuidar a sus hijos, padres o abuelos ancianos podríamos hablar de un cambio y una verdadera revolución impulsada por la automatización en el siglo XXI".

¿Cómo hacerlo?

Asegura Mattin, por tanto, que el trabajo más importante para miles de millones de personas en el siglo XXI será el trabajo del cuidado, ya sea de niños pequeños, padres o abuelos que no pueden valerse por sí mismos. "Si somos inteligentes", matiza, "nadaremos a favor de esa manera y no en contra. Debemos enseñar a los niños a cuidar, explicarles que nunca tendrán un trabajo tradicional y que su valor primario no será el que aporten a la economía".

"Seguimos hablando de cómo la automatización nos quitará nuestros trabajos, como si nuestros objetivos actuales, en esta máquina de expansión que es el capitalismo, fueran la cosa más preciosa que existe. Justo las nuevas tecnologías tienen el potencial de librarnos y arrojarnos a un mundo en el que pasaremos nuestros mejores días, cuidando de las personas que verdaderamente nos importan".

"La Inteligencia Artificial y todo lo que vendrá en el siglo XXI significarán, forzosamente, implantar cambios en cómo pensamos sobre la utilidad, el significado y el valor social. En cómo educamos a nuestros jóvenes y en cómo distribuimos la riqueza generada por nuestra economía. Pero hemos conseguido grandes cambios en esos dominios en respuesta al auge de las nuevas tecnologías, lo podemos hacer de nuevo" explica. "El trabajo de cuidar a los demás, incluidos los más cercanos a nosotros no es fácil, lo que merece la pena nunca lo es. La automatización implica la posibilidad de una vida completamente diferente para millones de personas en el siglo XXI. Está ahí... si lo conseguimos alcanzar".

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios